26 de Enero de 2022

Los chorizos saborizados que inventó un vecino de Hurlingham y que piden en todo el Conurbano

Hurlingham. Historias de mi barrio
·
27 de noviembre de 2021

Rafael Cacalano, carnicero y creador, los bautizó «Chorirock» al conjugar en el nombre su pasión por la música. Sus embutidos, que tienen 10 sabores, lo catapultaron a cocinar en diversos programas televisivos.

Los chorizos saborizados de Hurlingham son cada vez más conocidos y, como las mejores cosas, nacieron por casualidad. Rafael Cacalano (45), más conocido en su entorno como «Palito», estaba preparando longanizas en su carnicería cuando se le ocurrió ponerle queso. Terminada su improvisación, la probó y le encantó. No perdió tiempo y fue a un supermercado a comprar más productos para mezclar con la carne de los chorizos y a su corazonada, el tiempo le dio la razón: su invento se convirtió en un éxito rotundo y que gana adeptos en más parrillas del oeste y otras zonas del Conurbano.

Tiene 15 años y con sus videos en TikTok ya juntó una legión de más de 2,2 millones de seguidores

Rafael, vecino de Villa Tesei de toda la vida, contó a Zonales que su oficio de carnicero viene de familia: su abuelo, su hermano, su papá y su cuñado se dedican a eso. «Yo siempre fui el más vago», dijo con humildad. Y recordó que tras aquella primera longaniza saborizada con queso, se le ocurrieron más variantes: «Encontré en el mercado nueces, almendras… Me dije que tenía que ponerle todo eso a ver lo que salía. Siempre digo que fue todo prueba y error, pero error no había nunca, porque todo lo que le ponía, quedaba buenísimo».

Chorirock, el emprendimiento nacido en Hurlingham, tiene 10 variantes de chorizos saborizados.

El siguiente paso fue crear etiquetas y nombres para cada sabor o variante de lo chorizos. Hoy, son diez: Rústico (contiene bacon, queso cheddar y cebolla de verdeo); Patagónico (queso parmesano, castañas de cajú, almendras, nueces, pasas y arándanos); Frango (pollo, jamón, queso parmesano, cebolla de verdeo, morrón); Mexicano (queso parmesano, jamón, ají jalapeño); Sexto hermano (semilla de hinojo y queso parmesano); Afrodisiaco (queso roquefort, apio y nuez); Caprese (albahaca, nuez, tomates disecados y queso parmesano); Octava maravilla (Chorizo con sabor a hamburguesa), Lobizón torrontés (queso azul, pasas de torrontés y semillas de chía) y Amor amarillo (panceta ahumada, cheddar, morrón rojo y amarillo, cebolla de verdeo, pechuga de pollo).

El objetivo de crecer y aumentar la producción de los chorizos saborizados

Cacalano se define como un amante de la música y en especial del rock. «Soy músico desde los 14 años», manifestó. Por eso bautizó «Chorirock» a su invento.

Y reveló que inicialmente su idea era colocar un carro gastronómico o «food truck» afuera de recitales o eventos masivos para vender allí los chorizos saborizados que hoy crea desde el frigorífico de su padre. Sin embargo, dado el furor que hoy existe con este emprendimiento nacido a principios de 2018, el objetivo ahora es ampliarse.

La idea de Cacalano era vender en un carro gastronómico, pero ahora piensa en tener su propia fábrica y vender a todo el país.

En ese sentido, dijo: «Conocí a un muchacho y tras algunas reuniones me ofreció armar una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). Alquilamos un galpón que en este momento se encuentra en obra y que estimamos inaugurar en enero próximo para montar la fábrica allí. Mientras tanto, hoy hacemos servicios de catering, vamos a ferias gastronómicas, vendemos los productos a puntos de venta. La idea es que cuando tengamos la fábrica podamos sacar los chorizos envasados al vacío, con logo y en cajitas».

El furor llevó a «Chorirock» a la televisión

Cacalano hoy participa de diversos programas televisivos: algunos gastronómicos y otros que son magazines pero tienen algún momento dedicado a la cocina. «Sergio Moro, chef en canales de aire y productor gastronómico, comió un asado con conocidos de él y probó mis chorizos. Preguntó de donde eran los chorizos y le pasaron mi teléfono. Se acercó a mi carnicería a charlar conmigo, me preguntó si me animaba a ir la tele. Dos o tres días fuimos al programa ‘Mañanas Nuestras’ del Patón Galván y las Trillizas de Oro (canal KZO). En ese edificio de Kuarzo, graban casi todos los programas de cocina», destacó.

Villa Argentina: el barrio de Quilmes que nació por la cervecería y Disney eligió para una serie

El director de Canal Nueve, que también probó sus productos, lo invitó a cocinar en todos los programas de la seña. Además, cocina en programas como «El Show del Fútbol», «Peligro Sin Codificar», y la visibilidad en la televisión lo llevó también a la radio FM «Rock and Pop», y terminaron llevando su catering a bandas de rock como Los Pérez García, la Bersuit, Las Pastillas del Abuelo y El Bordo.

El carnicero de Hurlingham, junto a la chef Jimena Monteverde y el conductor televisivo Mariano Peluffo.

«Todos se vuelven locos cuando prueban los chorizos. De todos lados del Conurbano me los piden. A futuro me gustaría poder enviar a todo el país. Lo veo todo el tiempo el resultado en la gente cuando los prueba. La gente en el primer bocado levanta el pulgar y me hace muy feliz», cerró.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
San Isidro. Historias de mi barrio

Historia, naturaleza y arte unidos en el Museo Pueyrredón, un sitio donde se gestó la Patria

Morón. Historias de mi barrio

Quién es el nene de Haedo que a los 11 años empieza a abrirse camino en el cine nacional

Hurlingham. Sociedad

Sobrevivió a la Masacre de Hurlingham pero murió el bebé que estaba por nacer: volvió a ser mamá

Florencio Varela. Historias de mi barrio

Tiene 20 años y es el creador de «Conur Life», el videojuego que se inspira en Florencio Varela