17 de Mayo de 2022

La pyme familiar de Banfield que en equipo logró que sus alfajores se vendan en Europa

Lomas de Zamora. Historias de mi barrio
·
17 de abril de 2022

Silvia Chus, una de las dueñas de Alfajores Cielos Pampeanos, le contó a Zonales cómo fue que hicieron para llegar con sus productos desde una fábrica del sur del Conurbano a comercios de las principales capitales del Viejo Continente.

Entrar a la Sagrada Familia con un alfajor hecho por una pyme de Banfield y comprado a metros de la tradicional obra de Antoni Gaudí que es un ícono de Barcelona. Lo que alguna vez fue un sueño, la familia formada por Ricardo Vittore, Silvia Chus y sus hijos lo volvió realidad gracias al trabajo en equipo y al deseo de superarse año a año y plantearse nuevos desafíos.

La historia la cuenta la propia vecina de la localidad del sur del Conurbano que está al frente de Alfajores Cielos Pampeanos, el emprendimiento que nació en 2001 y que seis años después, en 2007, presentó por primera vez una carpeta en Cancillería para alguna vez poder cumplir con la meta de exportar un producto tan argentino como el alfajor.

De González Catán a la cancha de Boca: Joaquín Sabina la hizo canción y ella escribió sobre ese amor

«La idea nació del sueño de poder llevar al mundo un producto hecho en Argentina. Al alfajor lo podemos definir como un embajador cultural, ya que es el souvenir más elegido por los turistas. Ese fue el motor para crear un alfajor premium gourmet con todas las normas de calidad para que inicialmente nuestros vecinos de Lomas de Zamora pudieran regalar a sus familiares o amigos que habían emigrado para trabajar o vivir en otros países», le explicó a Zonales Chus.

Luego, la vecina y empresaria pyme continuó: «Pero como cada día eran más los pedidos, lo que hicimos con Ricardo fue ya pensar directamente en exportarlos. Fue una construcción del día a día, que nos llevó tiempo, esfuerzo, aprendizajes y capacitaciones constantes».

Los alfajores de Banfield y la Sagrada Familia de Gaudí, de fondo.

Gracias a un crédito del Banco Nación, la familia pudo comprar una nueva planta elaboradora ubicada en Banfield que les permitió mejorar la calidad de sus productos y comenzar a exportar a San Pablo, Belo Horizonte, Curitiba y Río de Janeiro, entre otras ciudades de Brasil.

La incorporación hace unos años de María Luján, la hija del matrimonio, a la pyme familiar fue un punto de inflexión porque la joven licenciada en Comercio Internacional recibió una beca del Programa Mi Primera Exportación en 2019 para capacitarse en Barcelona.

Valentina Zenere: de las aulas de Pilar a las de Élite, la serie española que es furor en Netflix

«Fue entonces que para amortizar los recursos económicos invertidos en el viaje nos comunicamos para que desde el Consulado Argentino en España nos organizaran reuniones con empresas de allá. Fue así que nuestra hija realizó la presentación a distintos importadores locales y, a su regreso, iniciamos conversaciones con una distribuidora muy grande de Europa con sede en Madrid», explicó Silvia.

Pero, al poco tiempo, vino la pandemia y los sueños parecieron quedar en eso con el parate económico y de logística comercial mundial que vino de la mano con la crisis sanitaria que se llevó millones de vidas. «Las noticias no eran muy alentadoras para las exportaciones. Desde Colombia, por ejemplo, nos habían suspendido un pedido por temor a que no pudiera ingresar. Nuestros clientes de micros de larga distancia dejaron de abastecer de snacks, al igual que los aviones, dejaron de ofrecer en sus servicios de catering los mini alfajores», expresó Chus.

Madre e hija de Banfield, en una de las reuniones organizadas en Cancillería.

Lejos de dejarse llevar por la desazón, en Alfajores Cielos Pampeanos optaron por redoblar los esfuerzos: «Fue entonces que comenzamos nuevamente con las reuniones virtuales con nuestro importador. Tuvimos que diseñar un nuevo empaque, adaptarnos a los requerimientos del mercado europeo y así poder concretar nuestra primera exportación a Europa».

Hoy en día, los productos elaborados en Banfield incluyen alfajores de chocolate semiamargo rellenos con dulce de leche, recubiertos con chocolate blanco y de maicena. Las distintas presentaciones, tanto a nivel packaging como en tamaño de los productos, ya se comercializan en España, Italia, Alemania e Inglaterra.

Sus pinturas de aviones parecen fotos: el vecino que vuela alto y editará un libro sobre Malvinas

«Estar en contacto con el mundo te permite evaluar tu producto y su competitividad, por lo que vimos la necesidad de obtener certificados de calidad. Así fue que iniciamos los procesos de certificación como contar con el ‘Sello Alimentos Argentinos’ y con la ‘Licencia Marca País’ que otorgan los Ministerios de Agroindustria y Ministerio de Turismo de la Nación».

La clave del trabajo en familia para la pyme de Banfield

«Trabajar en familia no es fácil, pero a su vez sin el apoyo y estímulo de cada uno de nosotros no avanzaríamos porque necesitamos compartir nuestras ideas y fortalecernos con cada uno de nuestros aportes. Respetar nuestros tiempos y hacer lo que sentimos nos da libertad. Por eso nos mantenernos en armonía, aceptando sugerencias y compartiendo nuestras diferencias», confió Silvia a Zonales.

Russ, según ella misma explicó, es quien se ocupa de la comunicación y de las relaciones públicas, teniendo también un rol activo en los requerimientos comerciales. María Luján, en tanto, es quien lidera el área de comercio exterior y todo lo que tiene que ver con el desarrollo de productos está a cargo de Ricardo.

«No existe entre nosotros competencias. Es una construcción con responsabilidades compartidas.
Los aportes profesionales de nuestros hijos, sumado a nuestra experiencia nos permiten avanzar con pequeñas decisiones acertadas», cerró Chus.

Los alfajores de chocolate blanco, negro y de maicena hechos en Banfield.


Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Lomas de Zamora. Policiales

Lomas de Zamora: así fue la escandalosa detención de un comisario que conducía su auto totalmente borracho

San Isidro. Historias de mi barrio

El Museo del Juguete: el viaje a las infancias de varias generaciones que se forjó gracias a los vecinos

Morón. Historias de mi barrio

El sueño de rescatistas solidarios de Morón: ir a Europa a salvar náufragos que escapan de África

Lomas de Zamora. Sociedad

Cómo es la obra hidráulica clave que prevé evitar inundaciones en el centro de Lomas de Zamora