31 de Enero de 2023

De su compromiso al bullying ajeno: dos hermanas de Monte Grande terminaron el secundario sin faltar a clases

Esteban Echeverría. Sociedad
·
5 de diciembre de 2022

Agustina González (23) cursó el jardín, la primaria y la secundaria con asistencia perfecta. En el medio, por las cargadas tuvo que cambiar de escuela. Su ejemplo lo tomó su hermana Florencia (18), quien tampoco registró inasistencias.

En Monte Grande, en el sur del Conurbano, hay una familia que explota de orgullo. Agustina González (23) y su hermana Florencia (18) son reconocidas por su alto grado de responsabilidad y compromiso con la educación que las llevó a terminar el colegio secundario sin faltar un sólo día a clases.

Ese interés por formarse hizo que no fuera una rareza que la hermana mayor terminara con un promedio de 9 en el colegio Vicenta Vidal Bou de Luis Guillón. Después, obtuvo una beca en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), donde no sólo estudia la carrera de Marketing y Comercio Internacional sino que además trabaja como administrativa en el área de admisión.

Las "Sarmiento" de Monte Grande: son hermanas y terminaron el colegio secundario sin faltar un sólo día a clases
Agustina, la mayor de las hermanas de Monte Grande estudia marketing y comercio internacional en la UADE.

La joven fue invitada a desayunar por el entonces ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro y recibió felicitaciones del ex presidente Mauricio Macri. Ahora sostiene su premisa de no faltar nunca, pero fue consciente de que debía administrar bien sus tiempos y por eso se anotó en tres materias por cuatrimestre.

Drama en un country de Escobar: cayó un árbol, aplastó a dos nenes y dejó en grave estado a uno de ellos

«Preferí en algunas oportunidades priorizar el trabajo, que es lo que me gusta, y tomarme con más calma la carrera. Yo tengo a veces, cuando hay cortes, tres o más horas de viaje hasta la Universidad. El colectivo desde mi casa hasta la estación, de la estación de Monte Grande el tren hasta Constitución y desde Constitución hasta acá en el subte, y si no hay subte vengo caminando porque son pocas cuadras», reconoció.

Agustina no hizo todo el nivel secundario en el mismo colegio. En cuarto año debió cambiarse por las burlas que recibía de sus compañeros. «Llegó un momento en el que no me sentía tan acompañada, capaz, por el colegio o con mis compañeros de colegio. En cuarto año me cambié y terminé el secundario en otra escuela. Después de 2017 yo tuve muchas críticas, porque mucha gente me decía ‘tenés todo de arriba'», contó.

Las "Sarmiento" de Monte Grande: son hermanas y terminaron el colegio secundario sin faltar un sólo día a clases
La mayor de las hermanas de Monte Grande fue reconocida por el entonces ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

Y reflexionó: «Nadie sabe realmente lo que a uno le cuesta. Yo creo que cada uno tiene una realidad distinta. Y ahí se suma todo, desde compañeros de colegio hasta lo que circula por las redes sociales. Pero, a ver, yo era una chica de 17 años y tenía acceso a las redes sociales y veía todo el tiempo lo que pasaba ahí y demás, y me dolió mucho, es el día de hoy que me duelen muchas críticas que tuve porque mucha gente opina sin saber y creo que así como yo hay un montón que se esfuerzan y se levantan todos los días y salen a trabajar».

Misterio por la muerte de un veterano de Malvinas en Laferrere: investigan si arregló una cita por Tinder

La mayor de las hermanas de Monte Grande remarcó que le gusta «trabajar en equipo y no estar sola» y que, además de Marketing y Comercio Internacional, también le interesa la educación y el ambiente de la industria, aunque por ahora en lo único que piensa es en terminar su carrera.

El legado lo tomó Florencia, la hermana menor

Para Florencia González, su hermana es su ejemplo. Tiene 18 años y está a pocos días de terminar la escuela secundaria sin haber faltado un sólo día a clases. «No entiendo por qué mis compañeros se quejan de ir, yo la paso bien, más en estos últimos días de sexto año. Algunas veces me costó salir de la cama y pospuse la alarma varias veces, pero conté hasta tres y me levanté. Es fácil», manifestó a El Diario Sur.

Las "Sarmiento" de Monte Grande: son hermanas y terminaron el colegio secundario sin faltar un sólo día a clases
Florencia está a semanas de terminar el secundario. Quiere buscar un trabajo, pagarse la universidad y estudiar turismo.

Reveló que en todos estos años fue a la escuela incluso en los días en los que hubo paro docente y hasta fue en contra de la decisión que muchas veces tenían sus compañeros de hacer un «faltazo general» porque «es una responsabilidad ir a la escuela. Si no vas, te atrasás con las materias y al fin de año colapsás».

Su buen estado de salud en general la ayudó. «No soy de enfermarme, así que nunca me sentí tan mal como para decidir no ir al colegio», dijo. Su responsabilidad también cosechó frutos: cierra con un promedio de 8 y está entregando los trabajos prácticos de la última semana de clases. A futuro, piensa repartir currículums para conseguir un trabajo y poder pagarse la universidad: tiene planeado estudiar Turismo.

Responsabilidad, la premisa de la familia de Monte Grande

Daniela Ribotes (45), la mamá de las hermanas de Monte Grande, dejó claro «el mensaje» que les «gustaría dar» desde lo hecho por sus hijas: «Con actitud y perseverancia todo se puede. Porque este último tranco sabemos, por ejemplo con Agus, que fue muy difícil trabajar y estudiar al mismo tiempo, y con todo lo que implica ir desde el Conurbano hasta Capital Federal y no bajar los brazos ni con corte ni con lluvia ni con nada».

Las "Sarmiento" de Monte Grande: son hermanas y terminaron el colegio secundario sin faltar un sólo día a clases
La familia completa: Florencia y Agustina junto a sus padres y su hermano menor, Matías.

«Florencia está orgullosa de su hermana, la toma como ejemplo. Mis hijos han aprendido que ir al colegio es un hábito, como lavarse los dientes. A veces siento que voy en contra del sistema pero quiero inculcarles que se puede, hace falta más acompañamiento de los padres. Yo tengo un hijo más, Matías, de 17 años, que sufre ADD (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) y sólo lo retiramos más temprano para ir a los médicos, pero tampoco suele faltar a clases», cerró la mujer.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Tres de Febrero abrió el Centro de Economía Popular para terminar la primaria.
Tres de Febrero. Sociedad

Tres de Febrero abrió un centro para terminar de cursar la escuela primaria: cómo inscribirse

Luego de 20 años de abandono, reactivarán el muelle de Quilmes: cómo será y cuándo comenzará a funcionar
Quilmes. Sociedad

Renovarán el histórico muelle de Quilmes: cómo será y cuándo estará habilitado un espacio que lleva 20 años de abandono

Avanza la puesta en marcha del ramal Haedo - Caseros del tren San Martín: cómo son los coches que se usarán en la traza
Buenos Aires. Sociedad

Nuevo avance en el ramal Haedo-Caseros del tren San Martín: cómo son los coches que se usarán y cuándo se habilitará

El ejemplo de lucha de una joven barista de Temperley que tiene cáncer y ganó un concurso en pleno tratamiento de quimioterapia
Lomas de Zamora. Sociedad

Temperley: el ejemplo de lucha de una joven barista que tiene cáncer y ganó un concurso en plena quimioterapia