28 de Enero de 2023

Almirante Brown: el ex futbolista que es campeón mundial de Freestyle y deslumbró a Ronaldinho

Almirante Brown. Historias de mi barrio
·
27 de agosto de 2022

Una jugada durante una prueba en el club Lanús le provocó una grave lesión y lo volcó a entrenar su destreza con la pelota. Así, Charly Iacono (32) se convirtió en una referencia en el freestyle y llegó a conocer al astro brasileño.

Charly Iacono, vecino de 32 años de Almirante Brown, recuerda muy bien aquella jugada que empezó a marcar su destino: era adolescente y jugaba al fútbol en una prueba para entrar a las inferiores del club Lanús cuando sufrió una grave lesión que, sin saberlo, lo alejaría de ese sueño de ser jugador profesional y lo acercaría a un mundo tan similar como distinto: el freestyle.

«Yo jugaba de delantero. Había ido a dos pruebas y esa era la tercera. Recibí de espaldas al arco y un defensor me barrió y me esguinzó el tobillo. Cobraron falta y siguieron jugando, es algo que me dolió, porque a nadie le importó como estaba. De la bronca seguí jugando, pero no quedé», recordó el joven que en ese momento vivía en Burzaco y que debió volverse saltando en una pierna hasta la estación de Lanús para tomar un tren y luego un colectivo a su casa.

Había sufrido una esguince grado 4 en el tobillo y cuando bajó la hinchazón, igual la zona quedó resentida y le dolía. Volvió a jugar al fútbol con amigos en la plaza del barrio, pero se «quedaba en el arco y hacía jueguitos y trucos con la pelota mientras la jugada estaba lejos». Así fue mejorando su destreza cada vez más.

El club de barrio que revivió Banfield: lo convirtió en bar temático y es una sucursal del estadio Florencio Sola

Como su ídolo era el brasileño Ronaldinho, quería imitarlo en muchas de sus maniobras espectaculares. Sin embargo, navegando en Internet descubrió que había otras personas que no eran conocidas que también hacían trucos. Fue de esa forma que descubrió el freestyle. «Encontré videos de un chico de Holanda y otro de Japón, que hacían muchos más trucos y combinaciones. Ahí fue cuando decidí meterme de lleno, porque ya no lo hacía sólo una superestrella del fútbol, sino también una persona que no era conocida. Sentí que yo también podía hacer todos esos trucos», reconoció el oriundo de Almirante Brown.

El joven de Almirante Brown al que una lesión alejó del fútbol, llegó a ser campeón mundial de freestyle y sus trucos deslumbraron a Ronaldinho
El joven de Almirante Brown cuando fue campeón mundial de freestyle. Antes había llegado a cuatro finales.

Seis meses después, sin embargo, arremetió nuevamente por su sueño de ser futbolista. Volvió a Lanús para ir a otra prueba, pero no logró ser seleccionado y allí se decidió a perfeccionarse por completo en su otro incipiente interés. «Yo arranqué con una pelota prestada, que se pinchó y yo la seguía usando igual, por las ganas que tenía de seguir entrenando. Había aprendido a sacarle un gajo, le ponía una cinta de papel que me duraba una hora, y lo volvía a coser. Muchos piensan que hay que tener un don o habilidad especial, pero se basa sólo en el entrenamiento. Para mí cualquier persona puede aprenderlo», señaló.

De Almirante Brown al mundo: la carrera del exitoso freestyler

Charly Iacono forjó una impresionante carrera en el freestyle. A los 18 años viajó a su primer mundial de la disciplina, en Brasil, luego fue cuatro veces finalista y hoy es campeón de la edición 2021. Además, fue cinco veces campeón argentino y tres veces campeón latinoamericano. Supo ser el ganador de la temporada 2013-2014 al liderar el ranking mundial y también se coronó en el torneo más importante del planeta: el organizado por la marca Red Bull. Su éxito le permitió viajar: desde Almirante Brown salió al mundo y recorrió más de 35 países.

Los secretos del éxito de la panadería más antigua del país: está en Luján desde hace 147 años

«Se puede vivir de esto, pero al igual que todo lo artístico está el hecho de que hay muchos shows por momentos y otros que no hay nada, hay que administrarse. A mi me llegan propuestas de trabajo, fui el pionero de esta disciplina en el país. Conseguí campeonatos y me fueron invitando a programas de televisión. Y así fue creciendo mi fama. Tengo amigos que viven del freestyle y van construyendo de a poco sus contactos», comentó.

El joven de Almirante Brown al que una lesión alejó del fútbol, llegó a ser campeón mundial de freestyle y sus trucos deslumbraron a Ronaldinho
Charly Iacono es profesional y vive del freestyle: compite en certámenes y es invitado a eventos para mostrar sus destrezas.

Reveló que entrena tres horas por la tarde todos los días, pero que previo a las competencias duplica esa intensidad. Hace trucos acrobáticos, parado y sentado, pero confesó que hay uno particular que le piden constantemente: «Es uno en el que me paro de manos y controlo la pelota con la suela».

El día que conoció a Ronaldinho

En abril de este año, el joven de Almirante Brown cumplió su sueño de conocer a Ronaldinho. Compartieron un partido exhibición en Israel. «Él jugaba en un equipo, y en el otro jugaba Falcao, el mejor de la historia del futsal. Yo jugué para el equipo de Falcao, me tocó jugar en contra de mi ídolo. Tuve la suerte de tener un momento para hablar con él y le agradecí por todo, por la motivación y la inspiración que me dio. Siento que gracias a él fue todo lo que me pasó», dijo.

De todas formas, admitió que si volviera a tener 15 años, volvería a intentar ser futbolista: «Varios jugadores me contaban que les pasó lo que a mí, de ser rechazados, pero que siguieron hasta que se les dio. En el fútbol me faltó esa perseverancia, no entendía esto de seguir intentando. Lo que no hice en ese deporte, lo logré en el freestyle».

El joven de Almirante Brown al que una lesión alejó del fútbol, llegó a ser campeón mundial de freestyle y sus trucos deslumbraron a Ronaldinho
Charly Iacono tiene 32 años y desde los 18 años viaja por el mundo con el freestyle. Recorrió más de 35 países.

Y cerró que, a sus 32 años, todavía manifiesta con la pelota su idolatría por el astro brasileño: «Sigo jugando al fútbol de forma recreativa. Trato de hacerlo con amigos y conocidos de mis amigos, para que no me vayan fuerte y no se van a calentar si les tiro algún truco. Al ser fanático de Ronaldinho, quiero siempre imitarlo a él, tirar algún sombrero cuando la jugada pide un pase. Me divierte intentar que pasen jugadas locas en lugar de lo básico de dar pases y patear al arco».

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
La historia de la calesita de Turdera: un símbolo del barrio que recuperó la vida y es manejada por una chica de 23 años
Lomas de Zamora. Historias de mi barrio

La historia de la calesita de Turdera: un símbolo del barrio que recuperó la vida y hoy maneja una chica de 23 años

Romina es barrendera en Lomas de Zamora y se encarga de cumplirle el sueño a las quinceañeras del barrio que no pueden pagar el festejo.
Lomas de Zamora. Historias de mi barrio

Lomas de Zamora: no tuvo su fiesta de 15 por falta de dinero y ahora les organiza el festejo a chicas que no pueden pagarlo

La increíble historia de los barrios de Tres de Febrero y San Martín que compiten por tener los tanques de agua más exóticos
Historias de mi barrio. Buenos Aires

La increíble historia de los barrios de Tres de Febrero y San Martín que compiten por tener los tanques de agua más exóticos

José Ramírez Díaz: el vecino de Almirante Brown que tiene 102 años y fue dueño de una panadería que tenía como cliente a Juan Manuel de Rosas
Almirante Brown. Sociedad

El vecino de Almirante Brown de 102 años que atendió la panadería familiar donde compraba Juan Manuel de Rosas