El «Doctor Horror» de San Isidro: quién es Walter Zambón, el médico condenado por abusar de su hijastra y violar a su sobrina

San Isidro. Policiales
·
4 de junio de 2024

El ex director de una clínica de Beccar recibió una pena de 13 años de cárcel en 2022 por los abusos contra la hija de su pareja. Ahora, fue sentenciado a 11 años de prisión, por el delito sexual contra su sobrina. Los espantosos detalles conocidos en la sentencia.

Los hechos son espantosos, pero los detalles conocidos en la última sentencia mucho más. Walter Zambón (58), un médico de San Isidro, ya había sido condenado en 2022 a 13 años de cárcel, por los abusos sexuales contra su hijastra. Y ahora recibió otra pena de 11 años de prisión por la violación de su sobrina.

Hace dos años, el “Doctor Horror” recibió la primera sentencia por los abusos sufridos por B., la hija de su pareja, cuando la niña tenía 10 años. Y ahora el Tribunal Oral en Criminal (TOC) N°1 de San Isidro le dictó 11 años de prisión al intensivista y ex director de una clínica de Beccar, por la violación de su sobrina María Milagros Hobecker. 

El abogado de la víctima, Juan Pablo Gallego, con vasta experiencia en casos de abusos sexuales como la causa que llevó a la cárcel al sacerdote Julio César Grassi, no dudó en afirmar que lo que hizo Zambón “fue espeluznante. Pocas veces he visto una situación tan salvaje”.

El caso Walter Zambón: la última condena en San Isidro

Los jueces Alberto Ortolani, Gonzalo Aquino y Sebastián Hipólito Urquijo lo encontraron culpable de “abuso sexual agravado por haber mediado acceso carnal y por provocar un grave daño en la salud mental de la víctima”.

médico, San Isidro, violación
La última sentencia la dictó el Tribunal Oral en Criminal (TOC) N°1 de San Isidro.

La violación por la que ahora fue condenado Zambón, según la sentencia, ocurrió entre las a las 21 del 18 y la 1.30 del 19 de marzo de 2018, en un departamento del piso 14 de un edificio situado en avenida Centenario 2050, Beccar, San Isidro.

Allí el médico “tomó a la víctima contra su voluntad, la tocó libidinosamente en su pierna y su cola por sobre la ropa y sin perjuicio de la insistente negativa de la joven, quien lloraba, el imputado la besó en la boca, la desnudó y la accedió carnalmente por vía vaginal para luego masturbarse a su lado y eyacular sobre su cuerpo”.

Hobecker, al igual que Zambón, es oriunda de la ciudad correntina de Curuzú Cuatiá. En el juicio, la joven contó que en 2016 vino a vivir a Buenos Aires “impulsada por su deseo de estudiar una carrera universitaria”. 

«Fiesta Furiosa» en Pinar de Rocha: el increíble objetivo del evento que organizan fanáticos de Furia, la participante de Gran Hermano

Su tío, a quien conocía desde que nació, fue quien la recibió en su casa del country San Jorge, en Los Polvorines, donde convivía con su mujer, Leticia, la hija en común de ambos y los dos hijos de su pareja.

Según lo que recordó el juez Ortolani, la víctima “se explayó con respecto a la relación afectiva, que, por aquel entonces, mantenía con su tío. Si bien la describió preliminarmente como un vínculo de tío-sobrina, no dudó en destacar que lo apreciaba mucho e incluso ocupaba, de algún modo, el rol de padre, dada la carencia de una figura paterna presente en la vida de Milagros”.

El caso del «Doctor Horror»: qué pasó la noche del abuso 

La joven recordó que una tarde, mientras tomaban mate, el acusado le contó cómo engañaba a su pareja con otra mujer. También contó que, en una oportunidad, se enojó porque ella había llevado al country a un amigo: “Ahí me empieza a decir quién era yo para meter tipos en su casa, que yo no iba a hacer lo que quería, y que me echaba” de la propiedad.

médico, San Isidro, violación
Una pintada contra Zambón en la puerta de la clínica donde trabajaba.

Poco después de efectivamente ser expulsada de la casa de su familia y, tras unas vacaciones en Corrientes, se mudó a Recoleta. Al poco tiempo se enteró de que Zambón se había separado de su mujer y que estaba pasando un mal momento.

Sobre la noche del ataque sexual, recordó: “Ese domingo de marzo, a las 21, cuando salía de misa, Zambón me llamó a mi celular y me dijo que se sentía mal anímicamente, me preguntó si podía cenar con él y fui a su departamento de Beccar”. Allí charlaron “de la separación con Leticia. Y me contó de su nueva pareja”.

De un club de barrio de Ramos Mejía a jugar con Lionel Messi: quién es Giovanni Ferraina, la joya de Boca que se va al Inter Miami

En un momento la víctima contó que empezó a sentirse incómoda y, para irse, le dijo que “al otro día tenía que ir a la facultad temprano. Él me decía que se sentía mal, me insistía para que me quedara con él. Yo le decía que se me iba a hacer tarde, pero no me dejaba ir. Me dijo que nos fuéramos a dormir, así descansaba para el otro día”. 

Como en el departamento no había ningún sillón ni otro lado para dormir más que la cama matrimonial, la víctima decidió acostarse “en el costado de la cama, bien al borde, vestida, por encima del cubrecama. Él estaba del otro lado, tapado. En ese momento lo llamó la novia al celular, conversaron un rato, y él se despidió con un ‘buenas noches’”.

Enseguida, relató, “se dio vuelta, me agarró del brazo y me acercó hacia él sin decir nada. Yo le dije que me soltara, pero no me hacía caso. Ahí me empezó a tocar la cola y las tetas, y a besarme. Yo tenía la boca cerrada, pero él me seguía besando. Yo le decía que no, me puse a llorar, pero no paraba”. 

«Relajate pendeja, te voy a cuidar»

Finalmente, “se destapó, me empezó a sacar la ropa. Me acuerdo de que él tenía una remera blanca, y un calzoncillo tipo slip. Se bajó los calzoncillos y comenzó a penetrarme vía vaginal. Yo me quedé paralizada, no me funcionaba el cuerpo. Le decía ‘no, basta, por favor’. Pero él seguía. Me decía ‘relajate pendeja, te voy a cuidar’, ‘¿Con quién querés hacer un trío?’”. 

médico, San Isidro, violación
Otro de los escraches contra el médico abusador.

La espeluznante escena seguiría: “Después de un rato de penetrarme, salió, comenzó a hacerse una paja y me eyaculó en la panza. Cuando hizo eso yo reaccioné porque me dieron arcadas, y me fui al baño que estaba al lado del dormitorio”. 

Después de cambiarse y salir del baño, dijo, “él ya se había ido al comedor. Le dije que me quería ir, y él me dijo ‘¿segura te querés ir?’, y le respondí que sí. Y en ese momento me abrió la puerta del departamento y bajé sola en el ascensor, llorando. La puerta de ingreso del edificio me la abrió el personal de seguridad de abajo”.

La joven también dijo lo difícil que le resultó contarles a otras personas lo que había sufrido. A la primera que se lo contó fue a la hija de Leticia, la ex mujer de Zambón, y ella le recomendó que lo tratara con su psiquiatra. También habló de la violación con su mejor amiga.

Arrancó la limpieza profunda del Arroyo Escobar en la Reserva Natural Educativa, con la ayuda de una prestigiosa ONG internacional

La víctima también detalló que “yo tomé medicación psiquiátrica hasta el año pasado, puntualmente un antidepresivo. De a poco sentía que estaba mejor, tratando de cada vez pensar menos en él”. 

Sin embargo, “desde que me anunciaron la fecha de este juicio hice un retroceso. Se me aparece la cara de él con la remera blanca. Volvieron los ataques de pánico, esa sensación de ahogo en el pecho. Cierro los ojos, y lo veo patente, con la remera blanca”.

Hay que señalar que tras hacer un resumen del relato de las testigos, el juez Ortolani consideró que “no me caben dudas de que Hobecker se manifestó con veracidad cuando narró lo que le ocurrió. Su discurso apareció como creíble, acompañado más allá del lenguaje verbal, por expresiones faciales y corporales en consonancia con sus manifestaciones”. 

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Los Andes, futsal, balearon
Lomas de Zamora. Sociedad

Jugaba al futsal en Los Andes, lo balearon por error en su casa en Ingeniero Budge y sólo espera el milagro de “volver a caminar”

Adrián Martínez, durante la charla que mantuvo con reclusos de la cárcel de campana, donde él mismo estuvo internado años atrás.
Buenos Aires. Deportes

La revancha de Adrián Martínez: el motivo por el que el goleador de Racing volvió a la cárcel y qué les dijo a los presos

Escobar, vacaciones de invierno
Escobar. Sociedad

En las vacaciones de invierno, Escobar tendrá un parque gratuito con cómics, realidad virtual y música en vivo: todos los detalles

Grido contaba con 12 locales en el distrito de Berazategui al momento de entrar en vigencia la norma del Municipio.
Berazategui. Sociedad

Qué hay detrás del conflicto judicial entre Berazategui y Grido, una de las cadenas de heladerías más grandes del mundo

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)