05 de Julio de 2022

Violación grupal el Palermo: en una dura carta, la víctima admite tener «pánico de salir a la calle»

CABA. Sociedad
·
10 de marzo de 2022

La joven de 20 años reveló las secuelas que le dejó el ataque sexual a la que fue sometida por seis hombres que fueron detenidos in fraganti. La víctima agradeció la difusión del caso pero pidió que se reduzca su exposición mediática.

La joven de 20 años que fue víctima de la violación grupal en el barrio porteño de Palermo se expresó públicamente por primera vez desde que ocurrió el hecho, hace ya unos diez días. Lo hizo a través de una carta abierta en la que reveló las secuelas emocionales que le dejó el aberrante abuso sexual y cuestionó el tratamiento mediático que tuvo su caso.

Estremecedor video: un ladrón baleó a quemarropa a una mujer de 66 años para robarle el auto en Ciudad Evita

La joven invitó a «relexionar sobre los hechos» desde «mi persepectiva, la damnificada». Dijo sentirse «muy agradecida por la visibilización que se le dio a mi caso en sentido de la presión que se genera para que se haga justicia» aunque también aseguró que «me sentí totalmente hostigada por parte de los medios».

Señaló que desde que ocurrió el hecho «no sólo estuve preparándome para el dolo y la angustia» por lo ocurrido sino también «preparándome mentalmente para lo que se venía: la exposición de un caso y de una víctima como un circo mediático».

En ese sentido, apuntó: «Gran parte gracias a la exposición del caso y las cámaras de seguridad de la ciudad, se ha podido visibilizar el caso y generarle celeridad ante la justicia, con la cual en este caso me toca resaltar que estoy muy agradecida por la seriedad y la velocidad con la que se está llevando a cabo la causa. Sin embargo, cuando las pruebas fílmicas ya están siendo investigadas, ¿Por qué seguir televisando las imágenes una y otra vez? Siento que con la sed de justicia social que hay (y bastante morbo en cierta otra parte), se deshumaniza a la víctima de cierta manera».

Los seis detenidos tienen entre 20 y 24 años de edad. Violaron a la víctima dentro de un auto en el barrio porteño de Palermo.

Luego, puntualizó en que, a pesar del apoyo que dijo recibir de los medios, «no ni que ninguno haya blureado mi imagen al 100%. Creo que ni se cuestionan (o no quieren hacerlo) que el hecho sea trasmitido todos los días en todo momento es revictimizante y me genera mucho dolor, ya que claramente lejos de ayudar más que nada hace que me remita al hecho constantemente, cosa se imaginarán, no es para nada saludable luego de una experiencia así. (De hecho he tenido que tomar medidas como desconectar el teléfono de mi casa porque me llamaban constantemente para que dé una nota o incluso se presentaban periodistas en mi domicilio)».

Acusó a un canal de televisión de transmitir un video en el que se veía su rostro al descubierto. «En el momento que sucedió, mi abogado, Hugo Figueroa, quien me está prestando sus servicios desinteresadamente, estaba por dar una nota en el canal y les indicó a los panelistas que no tenían bajo ninguna circunstancia el derecho de develar información sobre mi identidad», relató.

Y lamentó que «sin embargo, los mismos comenzaron a discutir, incluso tapaban mi nombre con la mano, mostrando un nulo grado de respeto, hasta que sacaron la imagen del expediente y comenzaron a decir que ‘imposible reconocer a alguien con sólo un nombre de pila’ cuestionándolo tanto a él como a mí en consecuencia, sin demostrar ningún tipo de remordimiento, ‘diciendo que la causa es de carácter público y ‘contraatacando’ con que el mismo en otra nota, había expuesto mi orientación sexual».

Y aclaró: «Esto último, fue totalmente consensuado y autorizado de mi parte y, por si no quedó claro, no tengo ningún problema en manifestar que mi inclinación sexual implica que no tengo interés sexoafectivo con hombres, lo tomo como hecho de conocimiento público y estoy totalmente orgullosa de ello, y de hecho, el comentario expuesto por mi patrocinante, resultaba importante para reafirmar la posición de que no presté consentimiento alguno en la situación (sin contar el examen toxicológico en el cual se advirtieron drogas que tampoco fueron consumidas bajo mi consentimiento)».

Las secuelas emocionales y su pedido a los medios

«Si me preguntan cómo estoy a partir de esta situación, si antes me daba miedo salir a la calle, ahora me da pánico, tengo episodios de hipervigilancia y angustia desmesurada, tengo un diagnóstico de estrés post-traumático y lo único que quiero es poder recuperarme para continuar con todos los proyectos que tenía planificados y en la medida de lo posible retomar la vida normal que tenía antes de ser violentada», reveló la joven sobre el impacto emocional de la violación sufrida en Palermo.

Los jóvenes imputados por la violación podrían enfrentar una pena de 20 años de cárcel.

A su vez, pidió: «Me gustaría que se dejen de trasmitir las imágenes que respectan al caso en las que aparezco, ya que muy a pesar de lo que puedan opinar los demás, más de uno y más de dos me han reconocido con el simple hecho de mirar las imágenes con mi rostro difuminado (ni hablar ahora con mi rostro y mi nombre al descubierto)».

Igualmente, anticipó: «Sin embargo, si eso no les mueve un pelo, les pido que difuminen la imagen de mi persona en un 100%. Y si en ese caso, tampoco les parece relevante el dolor, la angustia y todas las emociones negativas que conlleva ver un hecho traumático en mi vida como tal trasmitido una y otra vez perpetuando mi revictimización y remitiéndome constantemente a aquel momento, y deciden continuar alimentando el morbo, los invito a hacerse algunas preguntas que me hice durante estos días tanto como víctima como consumidora».

Planteó que «si la causa claramente avanza», se pregunta «¿por qué seguimos consumiendo los mismos videos una y otra vez dando opiniones personales e incluso hablando de inconsistencias donde las fuentes son dudosas o no hay fundamentos? ¿Cómo se sentirá la víctima y su familia al ver un episodio traumático y doloroso de su vida expuesto una y otra vez como un trailer de un policial?».

Interpeló sobre que «si estamos del lado de la damnificada, ¿Por qué permitimos que se filtren su identidad? (nombre, rostro, fisiología). Si lo que queremos es la recuperación de la víctima ¿Por qué se le pone en un rol de mártir en el que parece que la víctima no es una persona sino más bien la situación de abuso que sufrió?».

Finalizó diciendo que «si lo que se busca es justicia, ¿Por qué los medios no se ciñen a lo técnico y se convierte en un espectáculo del horror y dolor ajeno basado en opiniones y conjeturas sin argumentos? Si la situación es aberrante y todos coincidimos con que debe haber justicia y estas cosas no deberían pasar jamás, ¿Por qué sigue trasmitiéndose constantemente el hecho y cuestionando el mismo en vez de dedicar ese tiempo para concientizar y hablar de la cultura de la violación?»

Y cerró: «La víctima, ¿Es sólo víctima del hecho y debe lidiar con las consecuencias y el dolor que conlleva el mismo? ¿O también ahora es víctima de la perpetuación del dolor que se trasmite constantemente? El respeto a la protección de la identidad de la víctima no es un favor, es un derecho».

Cómo sigue la investigación por la violación grupal en Palermo

Por el aberrante abuso sexual en Palermo hay seis detenidos. Se trata de Thomas Fabián Domínguez (21), Steven Alexis Cuzzoni (20), Ignacio Retondo (22), Ángel Pascual Ramos (23), Franco Jesús Lykan (24) y Lautaro Dante Ciongo Pasotti (24). Enfrentan una imputación “abuso sexual con acceso carnal, agravado por la participaron de dos o más personas y lesiones leves, los que concurren de manera real entre sí”, delitos con una pena de hasta 20 años de cárcel.

Todos los acusados de la violación grupal en Palermo dieron positivo de alguna droga: cocaína, marihuana y psicotrópicos.

La causa está a cargo del juez Marcos Fernández, del Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 21, que el último lunes rechazó el pedido de excarcelación de Domínguez por existir «riesgo de entorpecimiento de la investigación y fuga». El abogado defensor avisó que apelará ante ese fallo.

Ingeniero Budge: víctima de violencia de género, mató a su ex, pasó 4 años presa y ahora quedó en libertad

Mientras se espera que el magistrado tome temperamento con los detenidos, avanza la recopilación de elementos probatorios que refuerzan la imputación: los análisis químicos revelaron la presencia de manchas de semen en la ropa de la víctima y los victimarios, según un informe pericial de la Policía de la Ciudad. Además, todos estaban bajo los efectos de narcóticos.

Domínguez, Cuzzoni y Retondo dieron positivo de cocaína y marihuana; Ramos de cocaína, Ciongo Pasotti de marihuana; y Lykan de marihuana y benzodiacepinas (psicotrópicos con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos y amnésicos que suelen estar en medicamentos). En tanto, la joven víctima de la violación había asegurado que había consumido marihuana y alcohol, pero los estudios le detectaron anfetaminas y metanfetaminas, probablemente éxtasis, aunque ella refirió no haber tomado ninguna pastilla, lo cual sugiere que puede haber sido drogada con premeditación para cometer el abuso.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Lanús. Sociedad

Cómo es el plan de Lanús para que los vecinos vuelvan a los clubes de barrio del distrito

Quilmes. Sociedad

Video impactante: el «bebé fantasma» que fue filmado en el cementerio de Ezpeleta

Tres de Febrero. Sociedad

No va más para el supermercado de Diego Brancatelli en Caseros: por qué tuvo que cerrarlo

Ituzaingó. Sociedad

Bresh: la historia de la fiesta que es tendencia a nivel mundial y que este viernes llega a Ituzaingó