07 de Julio de 2022

Usar la tecnología para prevenir derrumbes: innovador proyecto de la Universidad de Morón

Morón. Sociedad
·
4 de septiembre de 2021

La casa de altos estudios del Oeste bonaerense avanza en el desarrollo de un sistema basado en la localización satelital que sirve para la prevención de colapsos, desplazamientos y deformaciones de grandes estructuras.

Innovador y muy esperanzador. Así puede definirse el proyecto que ya está en desarrollo en la Universidad de Morón y que consiste en crear un sistema que, por medio de la tecnología y basado en el uso del GPS, permita prevenir colapsos, desplazamientos y deformaciones de grandes estructuras. De esta manera, se podrían evitar los derrumbes en las construcciones que presenten fallas o daños, para intervenir a tiempo y solucionar los problemas o, al menos, realizar la evacuación para que no haya víctimas fatales.

El trabajo de la casa de altos estudios apunta a crear una aparatología que utilice múltiples herramientas de precisión para detectar y medir en tiempo real movimientos, o cualquier tipo de problema, en grandes edificaciones. Pero, además, un dato muy importante es que también podría utilizarse para formaciones naturales.

“El proyecto reviste gran importancia por razones de seguridad, de economía y de preservación del medio ambiente, así como de mejoramiento de tecnologías de construcción y también de mantenimiento”, destacó Gabriela Leiton, secretaria de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Morón.

La Universidad de Morón apuesta al GPS

Por su parte, el ingeniero Ezequiel Pallejá, director del proyecto, valoró la iniciativa al indicar que “los daños producidos por roturas, hundimientos, desbarrancamientos, filtraciones, agrietamientos, deslizamientos, derrumbes y otras causas constituyen un peligro para vidas humanas, fauna, flora, viviendas, líneas eléctricas y gasoductos, con consecuencias sociales y económicas en cuanto a la pérdida de inversiones y costos de reparación”.

El sistema permitiría encontrar a tiempo los problemas de las estructuras, para evitar derrumbes.

La herramienta sobre la que se está trabajando se basa en el uso del Sistema Global de Navegación por Satélite (GPS). En este momento lo que se está buscando comprobar es la aptitud y cuál es la real precisión que tiene para detectar y medir pequeños cambios posicionales de referencias fijas y movibles originados por roturas, inundaciones, defectos constructivos, erosión y desgaste, en tiempo real.

Covid-19: Morón dispuso reconocimientos y homenajes a los trabajadores de la salud

Según la información que se dio a conocer, la idea es que pueda ser usada por profesionales en diversos trabajos, como por ejemplo la auscultación de puentes, presas de embalse y grandes edificios; la determinación de las causas de hundimientos de un terreno, ya sea por motivos naturales o por efecto de sismos, y también la evaluación de estabilidad de estructuras naturales y artificiales.

Un dato a tener en cuenta: se aclaró que el sistema no puede ser usado en interiores ni en ambientes rodeados de obstáculos para la señal satelital. Pero más allá de esto, el desarrollo tiene una gran importancia y, una vez finalizado, permitiría igualmente actuar a tiempo para evitar las muertes que suelen ocurrir cuando se produce un derrumbe.

Un sistema que se utilizaría para evitar derrumbes

El GPS es un sistema desarrollado, instalado y utilizado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, que busca determinar la posición de un objeto en cualquier parte del mundo mediante satélites, con una precisión que puede llegar a ser de centímetros, hasta algunos metros.

Aunque muchas veces se lo trata como si fuese uno solo, en realidad el GPS es un tipo de Sistema Global de Navegación por Satélite que incluye a muchos otros. Todos juntos forman la red GNSS, que comprende un conjunto de satélites artificiales que transmiten señales para el posicionamiento y localización de cualquier objeto, en cualquier parte del planeta (ya sea en tierra, mar o aire).

La forma en la que funciona el GPS, en el que se basa el proyecto de la Universidad de Morón.

La red GNSS se compone de tres segmentos: el espacial, el de control y el de los usuarios. El segmento espacial lo constituyen los satélites artificiales (de navegación como de comunicación), que forman el sistema. El segmento de control corresponde al conjunto de estaciones presentes en la superficie (en tierra), las cuales se ocupan de recolectar los datos obtenidos para ponerlos a disposición de los usuarios (tercer segmento). Mientras que el segmento de los usuarios debe entenderse como equipos, terminales, receptores y dispositivos que reciben las señales procedentes del segmento espacial.

Derrumbe en Lomas de Zamora: murieron dos mujeres y buscan establecer la causa de la tragedia

Gracias a este sistema es que se pueden obtener datos de ubicación aplicables a diversos fines y usos: navegación, transporte, geodésica, hidrográfica, agrícola, investigación y educacional, entre otros. Y ahora la idea de la Universidad de Morón es encontrarle un nuevo campo, que sin dudas constituiría un avance muy importante.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Lomas de Zamora. Sociedad

Recibieron en Monte Grande a 52 perros del criadero clandestino de Temperley: cuándo serán puestos en adopción

Vicente López. Sociedad

Reabre Tecnópolis: una a una, todas las actividades gratuitas que ofrecerá en vacaciones de invierno

Buenos Aires. Sociedad

Subió el valor de las multas de tránsito en Provincia: cuánto se paga por la infracción más grave

Buenos Aires. Sociedad

Repavimentan el Acceso Oeste: en qué tramos se realizan las obras y cuándo está previsto que terminen