06 de Julio de 2022

Tecnología de la NASA y tuneado de Conurbano: el Renault 12 eléctrico que sólo tiene Adrogué

Almirante Brown. Historias de mi barrio
·
1 de junio de 2021

Carlos Galinelli transformó su coche de 1980 en un vehículo único al unir la tecnología del mañana con la carrocería de un coche histórico. Se carga en cuatro o cinco horas y puede andar hasta 50 kilómetros.

No será Elon Musk, el multimillonario empresario que, entre otros cuestiones, es la cara visible de la marca de autos eléctricos Tesla, pero tiene en su haber un logro que sólo la NASA pudo conseguir: hacer de un viejo Renault 12 modelo 80 un vehículo eléctrico. Se trata de Carlos Galinelli, un mecánico de Adrogué, al que siempre le gustó innovar en materia de automóviles.

Para este vecino de 36 años de Almirante Brown que vive en el límite con Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, la pasión por los fierros llegó por herencia de su padre. «Mi viejo hacía mecánica también. Por eso, cuando era chico venía y me tiraba a ver cómo trabajaba. Después hice el Industrial y de a poco empecé a ayudarlo en el trabajo», contó Galinelli a Zonales.

El Renault 12 eléctrico que fue creado en un taller de Adrogué.

El Renault 12 dorado hoy eléctrico tiene también su historia particular, ya que está con su dueño desde que él tenía 17 años y siempre fue considerado como un emblema de su taller: «El auto anda perfecto. Primero lo fui tuneando, lo hice turbo, lo desarmé y lo íbamos a armar a inyección como los autos actuales. Pero en 2016 mirando un programa que hablaba del tema me pareció una genialidad la posibilidad de transformarlo en eléctrico y, como soy un tipo al que le gusta ir probando cosas, me puse a ver cómo había que hacerlo».

De la Primera Guerra Mundial al Conurbano: el órgano de la Catedral cumplió 100 años en Morón

El trabajo le llevó más de dos años de tardes ocupadas exclusivamente al coche, ya que tuvo que sacarle el motor, ponerle una nuevo que le trajeron del extranjero y adaptar la nueva parte electrónica a la que ya estaba del resto del vehículo, con el consiguiente juego de prueba y error de estar haciendo algo nuevo y el riesgo de que una falla tirara por la borda todo el esfuerzo realizado.

El día de la primera salida a la calle del Renault 12 en su versión renovada quedó marcado a fuego para Galelli, al punto que aún hoy recuerda que fue el 26 de julio de 2018: «Cuando arrancó fue una locura. Sentir el ruido como el de un tren eléctrico y ver que estás arriba de tu auto es algo único que me sigue pasando hasta hoy cada vez que lo uso».

Según contó el mecánico de Adrogué a Zonales, su coche tiene una autonomía de 50 kilómetros, tarda entre cuatro o cinco horas en cargarse utilizando un mecanismo similar al de los teléfonos celular que se puede conectar a cualquier enchufe y desarrolla una velocidad de hasta 90 kilómetros por hora.

Monte Chingolo fue testigo del último duelo a muerte: militar contra periodista a espadazos

«No tiene la fuerza de uno de los de Tesla, obviamente, pero agradezco poder haberlo hecho en el momento justo porque hoy costaría 800 mil pesos solo de materiales. Sería imposible, sin contar el tiempo que lleva la adaptación de unir la parte de la electrónica con lo que ya estaba», explicó Galinelli, quien contó que tuvo ofertas del extranjero por su Renault 12, pero que por el momento prefiere no venderlo porque «no tiene precio».

El Renault 12 eléctrico de la NASA

Según contó el mecánico de Adrogué, hace un tiempo se enteró que desde la NASA habían realizado un proyecto similar a partir de que trascendió que había aparecido un Renault 12 eléctrico en un taller de Georgia, Estados Unidos.

Investigando sobre el tema, Galilleni supo que, a mediados de los ’70, la agencia estadounidense utilizó varias unidades de ese modelo como prototipos para investigar la posibilidad de reemplazar la nafta por la electricidad que fueron llamados EVA Metro.

El Renault 12 hoy eléctrico acompaña al vecino de Adrogué desde que él tenía 17 años.

En aquel momento, lograron fabricar 14 autos hasta que el proyecto fue considerado inviable y se dejó de lado. El de Georgia sería el tercero del que se conoce su paradero actual. Pero hay uno solo con la singularidad de no haber sido desarrollado por la NASA: el que Carlos armó con pasión y sabiduría en su taller del Conurbano.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Almirante Brown. Sociedad

Vacaciones de invierno en Almirante Brown: la agenda completa de shows y actividades gratuitas

Almirante Brown. Sociedad

Quién es la joven no vidente de Burzaco que conmovió al jurado de La Voz: su emotiva historia

La Matanza. Historias de mi barrio

El vecino de Casanova que unió su amor por Diego Maradona y por el arte pintando cuadros del «10»

Almirante Brown. Sociedad

Avanza la obra del edificio donde se tramitará la licencia de conducir en Almirante Brown: cuándo estará listo