La nueva vida de Valentino, el nene que nació con una rara enfermedad y conoció a los científicos de la UNSAM que lo salvaron

San Martín. Sociedad
·
23 de agosto de 2023

A los siete meses, en 2019, al chico le colocaron un exoesqueleto en un bronquio. Hoy, a los cuatro años, pudo conocer a los especialistas que desarrollaron la pieza que le permite respirar.

La historia de Valentino Sarapura merece ser contada. Es que el nene que nació con una rarísima enfermedad bronquial, y que fuera operado a los siete meses de vida en 2019, pudo conocer a los científicos de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) que le salvaron la vida hace cuatro años al desarrollar un exoesqueleto, transformándolo en el primer paciente argentino y el segundo en todo el mundo en atravesar una intervención como esa.

Cuando Valentino tenía cinco meses de vida, su papá Joaquín notó algo en el pecho de su hijo mientras lo bañaba. Era algo asimétrico. Se lo comentó a Lucila, su esposa, y juntos decidieron llevarlo a que le hagan una placa de tórax creyendo que era un broncoespasmo.

Sin embargo, tras estudios y varias consultas médicas, recibieron la peor noticia, y además incomprensible: «estenosis traqueal congénita y una broncomalacia en su bronquio izquierdo, dos afecciones graves, poco frecuentes y con riesgo de muerte”.

Valentino hoy está controlado pero puede llevar adelante una vida de excelente calidad.
Valentino hoy está controlado pero puede llevar adelante una vida de excelente calidad.

Lo que no sabían era que había una solución. Tras desandar pasillos y especialistas de todo tipo, dieron con algo mágico: el equipo de investigadores del Laboratorio de Biomateriales, Biomecánica y Bioinstrumentación (Lab3Bio) de la UNSAM, que no tuvo otra idea más genial que fabricar un exoesqueleto para Valentino.

El cirujano infantil del Hospital Garrahan, Gastón Bellía Munzón, les confirmó el diagnóstico y tomó las riendas del destino de Valentino. Fue él quien hizo de nexo para llegar a la solución y tuvo la idea que salvaría la vida de Valentino: la colocación de un exoesqueleto de material biodegradable en su bronquio izquierdo, una operación que solo se había hecho una vez en 2013 en Estados Unidos. Así llegaron a la UNSAM.

«Cuando volvimos a hablar por teléfono, Gastón nos contó la propuesta y cuáles eran los riesgos. Decidimos que le dábamos para adelante, era la vida de nuestro hijo», le contó Lucila a Noticias UNSAM.

Los científicos de la UNSAM y el doctor Gastón Mellía Munzón, junto a Valentino Sarapura, mamá leticia y papá Joaquín.
Los científicos de la UNSAM y el doctor Gastón Mellía Munzón, junto a Valentino Sarapura, mamá Leticia y papá Joaquín.

La enfermedad de Valentino gravísima y muy rara. Ocurre por una malformación congénita en la tráquea y los bronquios. La tráquea se estrechaba casi por completo y no le permitía el ingreso de aire a sus pulmones.  

El milagro de Valentino gracias a la UNSAM

Tras la toma de esa decisión trascendental para la familia Sarapura, la tarea fue encontrar la forma de construir el exoesqueleto que lo ayudaría a vivir. Ahí entró en la historia Élida Hermida, física y directora del Laboratorio de Biomateriales, Biomecánica y Bioinstrumentación (Lab3Bio) de la UNSAM. 

El drama de Pablo Alarcón, el exitoso actor que trabaja a la gorra en una plaza porque necesita «guita para vivir»

Bellía Munzón se contactó con ella para que junto a un equipo de investigadores hicieran el trabajo. Después de semanas de trabajar a contrarreloj y de realizar 50 exoesqueletos completos, lograron obtener la pieza exacta.

El pequeño exoesqueleto desarrollado por la UNSAM, con el que lograron salvarle la vida a Valentino Sarapura.
El pequeño exoesqueleto desarrollado por la UNSAM, con el que lograron salvarle la vida a Valentino Sarapura.

Los exoesqueletos son estructuras que se pueden «vestir» y que sirven de apoyo y asistencia para los movimientos, o para aumentar las capacidades del cuerpo humano, como las bronquiales que necesitaba Valentino. Son dispositivos que pueden asistir a las personas, o aumentar sus capacidades físicas.

Durante julio y agosto de 2019 los científicos y científicas de la UNSAM trabajaron sin descanso, sin cobrar horas extras ni nada. El objetivo era diseñar la pieza que debía ser colocada en el bronquio del pequeño.

Tras meses de arduo trabajo, el 21 de agosto de 2019, Valentino fue operado exitosamente. Y el pasado 15 de agosto fue hasta el campus de Miguelete de la UNSAM para conocer a quienes le habían salvado la vida. «Fue una gran incertidumbre. Sabíamos que Gastón (Bellía Munzón) lo iba a operar y eso nos tranquilizaba, pero nosotros estábamos esperando con Valentino internado”, recuerda Joaquín, padre de Valentino.

Banfield cumple 150 años: cómo será el mega desfile y qué actividades habrá en la icónica ciudad

Allí lo recibieron Hermida, Beatriz Araoz y Juan Ignacio Bousquet, los otros investigadores que fabricaron la pequeña pieza que le permitió seguir respirando. «Verlo hoy a Valentino para nosotros es impresionante. Es un chico lleno de vida, re vital, super alegre, no para, juega por todos lados. Una nunca puede dejar de agradecer eso. Hay que vivirlo para aprender que en el mundo hay gente magnífica, con un corazón tremendo que deja todo por una persona que no conoce», le contó Lucila a Noticias UNSAM.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Ezpeleta, cristalería artesanal, El Progreso
Quilmes. Sociedad

La increíble historia de El Progreso, la cristalería artesanal de Ezpeleta que trabaja como lo hacían los fenicios

Ituzaingó, freestyle, Soledad Arena
Ituzaingó. Sociedad

Pasó de hacer jueguitos en los semáforos a la cima del mundo: Soledad Arena, la vecina de Ituzaingó que la rompe en el freestyle

El instante previo al momento que Florencia Alvite, La Toretto, embiste al motocilcista y lo mata en el acto.
Buenos Aires. Sociedad

Por qué puede salir en libertad en medio del proceso Felicitas Alvite, la Toretto de La Plata que mató a un motociclista por cruzar en rojo

Almirante Brown, Parque Industrial, Burzaco
Almirante Brown. Sociedad

Avanza la histórica ampliación del Parque Industrial de Burzaco: cómo cambiará el mayor polo productivo de Almirante Brown

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)