21 de Mayo de 2022

La leyenda del argentino más fuerte de la historia: del GBA a ganar dos medallas olímpicas

Buenos Aires. Deportes
·
23 de enero de 2022

Humberto Selvetti alcanzó el podio en los Juegos de 1952 y 1956. También llegó al cine. Fanático del tango, llegó a pesar más de 150 kilos y eso lo perjudicó en varias competencias. Falleció hace 30 años en Wilde.

Humberto Selvetti nació en Colón, provincia de Buenos Aires, en el comienzo del otoño de 1932. De chico vino con su familia a instalarse en el sur del Conurbano. Ya adolescente y apasionado por el tango, una salida para escuchar al joven solista Alberto Marino lo terminó impulsando a practicar una actividad en la que se destacaría: sus amigos lo incitaron a levantar un escombro de una de las obras de la zona de la avenida Pavón, en Avellaneda, y se sorprendieron de la facilidad con que lo alzó. Así arrancó la historia del pesista más importante de la historia argentina.

Un comienzo fuerte en el Conurbano

El Gordo, su apodo de toda la vida, empezó a regañadientes los entrenamientos en Villa Ideal, un club social y deportivo de la ciudad de Gerli. Si bien mostraba una fuerza poco común dentro del gimnasio, necesitó de la ayuda de Héctor Rensonnet para mejorar su técnica de levantamiento.

Su debut en un torneo se produjo el 6 de julio de 1951, con Huracán como sede. Fue tan impresionante su actuación que causó asombro entre el público, lo cual le otorgó reconocimiento inmediato dentro de la disciplina. Tras un año en el que participó de varios certámenes, siempre entre los pesados, a Selvetti le llegó su primera gran cita: los Juegos Olímpicos de Helsinki.

El primer podio de Selvetti

Selvetti concurrió a los Juegos de 1952 como una de las grandes promesas de la delegación argentina y como el más joven en halterofilia. Para ese momento, el levantamiento de pesas consistía de tres pruebas distintas: arranque, envión y fuerza.

Huimberto Selvetti en la revista El Gráfico.

El Gordo enfrentaba al histórico campeón olímpico John Davis y a su sucesor, James Bradford, ambos estadounidenses. Davis se cortó en la cima y se terminó quedando nuevamente con la presea dorada, pero Selvetti no se quiso quedar atrás: en la sumatoria terminó levantando 432,5 kilos, lo que lo depositó en el tercer escalón del podio, a cinco de Bradford y con 10 de ventaja sobre el alemán Heinz Schattner. Fue bronce para Argentina.

La Revolución Libertadora y los recortes

Selvetti cambió de club y de entrenador: comenzó a prepararse con Alfredo Pianta en Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires. Compitió en otros torneos relevantes a nivel internacional: fue bronce en el Mundial de Estocolmo 1953 y plata en los Panamericanos de México 1955. Como muchos atletas de la época, estaba en su pico de rendimiento.

La historia del nadador de San Isidro admirado en el mundo por sus récords que fue preso político

En esas circunstancias ocurrió el golpe contra el gobierno de Juan Domingo Perón. Entre otros efectos, la asonada cívico-militar generó una impactante baja en el número de la delegación argentina para los siguientes Juegos Olímpicos: pasó de 132 a 28 integrantes.

La mayoría de los apuntados fueron los deportistas vinculados directamente con el peronismo: no fue el caso del Gordo, aunque sí quedó afuera su entrenador, algo que lamentaría a posteriori. Selvetti aterrizó en Melbourne como candidato a repetir en el podio, aunque enfrente tenía a Paul Edward Anderson, una figura legendaria que el año anterior se había convertido en el primer hombre en levantar 500 kilos combinando las tres pruebas.

Muy cerca del oro

Anderson era un joven de la edad de Selvetti que venía de brillar en el campeonato amateur y en otro en la Unión Soviética, lo que le valió la felicitación del presidente Dwight Eisenhower. Con esos antecedentes, el norteamericano viajó con un equipo completo de asistentes. El argentino ni siquiera contaba con la presencia de su entrenador.

En la prueba de fuerza el Gordo arrasó y le sacó siete kilos y medio a su contrincante, que no pudo igualarlo en la de arranque. En la de envión llegó a 180 kilos, batió el récord olímpico y se convirtió en el segundo en alcanzar los 500 kilos. Anderson, tras fallar en dos intentos, sumó 187,5 kilos y lo igualó. Las reglas eran claras: iba a ganar el que pesara menos.

Humberto Selvetti en el segundo escalón del podio de los Juegos Olímpicos de Melbourne.

La balanza arrojó 143,500 para el argentino contra 137,900 del estadounidense. Así, Selvetti vio cómo se le escurría el oro. En la estrategia fue donde notó la ausencia de un experto a su lado: él no disponía de información y le faltaron consejos a la hora de decidir el kilaje a levantar.

Su costado artístico y los reconocimientos

Después de los Juegos tuvo otros podios importantes: fue subcampeón en el Mundial de Teherán y sufrió el mismo desempate en los Panamericanos de 1959, aunque para esa altura ya superaba los 150 kilos y casi no le hizo falta subir a la balanza.

No fue a los Juegos de Roma en 1960 pero sí a los de Tokio 1964, donde quedó a varios kilos del ganador. Por entonces, Selvetti dedicaba casi el mismo tiempo al entrenamiento como a sus clases de canto. Fanático del tango, también se volcó a la actuación. Intervino en tres películas (El Mago de las Finanzas, Cristóbal Colón en la Facultad de Medicina y Alias Flequillo, todas de índole cómica) en las que compartió elenco con José Marrone y Pepe Biondi.

La historia de la deuda que un hincha de Quilmes saldó con una bruja para lograr un ascenso

En otro de sus pasatiempos, supo aparecer en TV como el argentino más fuerte de todos para levantar autos o lo que hiciera falta. Selvetti falleció joven, a los 60 años, en la localidad de Wilde. Su nombre, sin embargo, quedó inmortalizado en el gimnasio del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo y en una de las calles de la Villa Olímpica utilizada para los Juegos de la Juventud en 2018.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

Vacunación Covid-19: Axel Kicillof anunció una segunda dosis de refuerzo libre en mayores de 18 años

Pilar. Deportes

La historia del tenista de Pilar que vendió zapatillas durante la pandemia y jugará Roland Garros

Buenos Aires. Política

De qué se trata el proyecto de «Ficha Limpia» que avanza en San Isidro y Tres de Febrero

Buenos Aires. Sociedad

Censo 2022: qué se tiene que hacer si el censista no pasó por el domicilio