21 de Mayo de 2022

Esteban Echeverría: un chat y la peor sospecha en la familia de la joven que lleva una semana desaparecida

Esteban Echeverría. Policiales
·
10 de diciembre de 2021

María Luján Barrios tiene 24 años y es madre de cuatro hijos: se fue el 3 de diciembre y nunca regresó. Un cruce de mensajes lleva a su entorno a creer que alguien puede haberle hecho daño. Su relación con las drogas.

Crecen las dudas en Esteban Echeverría por el caso de María Luján Barrios, la joven de 24 años que está desaparecida desde hace una semana. El pasado viernes 3 de diciembre se fue de su casa de Luis Guillón, en ese distrito del sur del Conurbano, y nunca más regresó. En las últimas horas, su familia reveló más datos que pueden llevar a pensar que a «Marilú», como la conocen en su entorno, alguien podría haberle generado daño. Aunque, por su inestable vida, tampoco descartan que se haya ausentado por voluntad propia tanto tiempo.

Violencia de género en Tigre: detuvieron al hijo del intendente Zamora por golpear a su mujer

Alrededor de las 22 del pasado viernes, la joven se subió a un remís en la puerta de su casa de la calle Juan de Garay al 2000. El vehículo, según su entorno, era una camioneta «Fiat Fiorino blanca» y el chofer «es un hombre que trabaja de remisero particular y que habitualmente ella lo llamaba cuando tenía que viajar», indicó Maira, sobrina de María Luján. Y también aportó: «Yo lo vi una sola vez, la relación entre ellos era la normal de un remisero y pasajera».

La joven tiene 24 años y problemas de adicciones, según contó su madre.

Por su parte, María, la mamá de la joven desaparecida, reveló que en ese domicilio ella alquilaba para vivir con sus cuatro hijos de 9, 8, 6 y 1 año, pero que recientemente la situación había cambiado. «En las últimas dos semanas estaba viviendo conmigo porque decía que en esa casa escuchaba voces y tenía miedo», contó. Y reveló que su hija «tiene problemas con las drogas, es adicta», que por ello quiso «buscar ayuda» pero que le advirtieron «que si ella no lo acepta y se deja ayudar, no se puede hacer nada».

Lo cierto es que esa noche de viernes, la joven salió de la casa de su madre en El Jagüel con dos de sus hijos en el mencionado remís. Y lo que conoce la familia de su periplo siguió así: «Pasó a buscar a la niñera que le cuidaba a los chicos, fueron hasta su casa en Luis Guillón y la dejó allá con los chicos. Le dio la llave y se fue en ese mismo auto».

El chat que inquieta a la familia de la joven de Esteban Echeverría

La sobrina de María Luján contó que hasta el miércoles último, «su teléfono recibía mensajes». Y supo que amigas suyas habían sido contactadas por la joven desaparecida para pedirles dinero. De hecho, una de las amistades les compartió un chat que mantuvo con ella en la que, al preguntarle donde se encontraba, le había dicho que se había ido «a Pilar a trabajar».

Para encontrarla, la familia distribuyó carteles con el rostro de la joven desaparecida en Esteban Echeverría.

Y aunque el intercambio de mensajes era espaciado por varias horas, la charla se agilizó cuando la presunta chica desaparecida le pidió dinero prestado. La amiga le transfirió a través de la aplicación de Mercado Pago pero algo le pareció sospechoso luego: la forma de expresarse no parecía ser la de María Luján.

Sobre ese hecho puntual, la mamá comentó: «La amiga nos dijo que mi hija no suele dirigirse a ellas de la forma en que lo hizo, usa otras palabras. Además ella nunca pide plata, cobra un plan social y tiene con qué manejarse. Y, por otro lado, ella habitualmente se comunica con audios, rara vez escribe texto. En esa conversación no mandó ni un audio. Pensamos que alguien puede tener su celular y haberle hecho algo».

A su vez, la madre refirió que María Luján ya se ha ausentado en otras oportunidades pero «siempre aparecía a los dos o tres días».

«A veces se enojaba con nosotros -agregó-, su familia, y nos bloqueaba, pero mantenía contacto frecuente con las amigas y sabíamos que estaba bien. Además, cada vez que desaparecía ella se llevaba una mochila con mudas de ropa. Esta vez no se llevó nada. Sus hijos están acostumbrados a que se ausente, de hecho, por su problema de drogas, tres de los chicos estaban a mi cargo de lunes a viernes y ella los pasaba a buscar el fin de semana. Al principio no se percataban de lo que estaba pasando pero el más chiquito anoche lloró pidiendo por ella y diciendo que la extrañaba».

Femicidio de Nancy Videla: creen que la escena del crimen no fue donde encontraron a la mujer

Por último, angustiada, cerró: «Si me está escuchando, sólo le pido que vuelva, que sus hijos la esperan y nosotros también. Estamos desesperados buscándola, queremos que regrese con nosotros».

Al momento de su desaparición, María Luján Barrios, vestía una «campera negra y azul, un pantalón oscuro y zapatillas negras». Mide 1,50 metros de estatura, tiene tez trigueña, cabello negro, contextura delgada y posee un tatuaje en el brazo derecho con las iniciales «A. E. S» y la palabra «chino».

En caso de tener algún dato sobre su paradero, se puede llamar a la Policía al 911 o a los teléfonos de su familia: 11-5589-9446 y 11-2294-9326.

Además, se puso a disposición el 0810-999-6800 del Centro de Atención al Vecino (CAV) de Esteban Echeverría o el 11-5131-6800 (Whatsapp).

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
José C. Paz. Policiales

José C. Paz: agredió a una inspectora de tránsito y la amenazó con llamar a Mario Ishii para «hacerla echar»

Esteban Echeverría. Sociedad

El Papa recibió a Fernando Gray: de qué hablaron Francisco y el intendente de Esteban Echeverría

Ituzaingó. Policiales

Violento episodio en el Censo 2022: lo detuvieron porque se enojó con su novia y agredió a la encuestadora

Quilmes. Policiales

Censo 2022: policía asaltó a dos censistas en distintas cuadras de Ezpeleta y fue detenido en Bernal