31 de Enero de 2023

El vecino de José C. Paz que se quedó sin trabajo, empezó a juntar cartón y una cuenta de TikTok le cambió la vida

José C. Paz. Sociedad
·
10 de diciembre de 2022

Alejandro Sabater tiene 29 años y en marzo de este año fue despedido de una metalúrgica. Así, empezó a juntar cartones, al tiempo que mostraba con videos su trabajo diario. Como tiktokero le llegó una oportunidad única.

En marzo de 2022, Alejandro Sabater, vecino de José C. Paz, en el noroeste del Conurbano, recibió uno de esos golpazos que suele dar la vida y que llenan de incertidumbre. En pareja y con un hijo de 5 años, lo echaron de la fábrica metalúrgica donde trabajaba y se quedó sin un ingreso para sostener a su familia. Sin embargo, encontró rápidamente una solución que, aunque inesperada, la abrazó con decisión: empezar a juntar cartones.

Siguió a su hermano, quien le tuvo la iniciativa de «cartonear» para ganar dinero: iban hasta el barrio porteño de Chacarita, donde iniciaban un recorrido a pie en el que revisaban unos 80 contenedores de basura por día y tiraban un carro de más de 150 kilos, que demandaba un enorme esfuerzo físico. No sólo recogía cartones sino también otros materiales reciclables e incluso objetos que podían ser reutilizados, como televisores, ropa en buen estado o juguetes.

El vecino de José C. Paz que se quedó sin trabajo, empezó a juntar cartón y una cuenta de Tik Tok le cambio la vida
En una jornada de cuatro o cinco horas como cartonero y juntando 70 kilos, se pueden hacer $1500 o $2000 por día.

En esa experiencia entendió que la vida del cartonero es muy sacrificada: explicó que el precio de kilo de mezcla de cartones, plásticos y diario rondaba los $30, y $34 el papel blanco. «Juntando 70 kilos en cinco horas, recorriendo muchos tachos, podía alcanzar desde $1500 a $2000 por día», reveló. Y además lamentó el maltrato que solía recibir de la gente en las calles, desde insultos hasta el hecho de que arrojaran basura en los contenedores encima suyo cuando él estaba revisando. De todas formas, celebró la solidaridad y compañerismo entre colegas.

Fiesta de la Birra de Berisso: dónde y cuándo es el tradicional encuentro regional de la cerveza

En paralelo a eso, empezó a mostrar su actividad cotidiana en la plataforma TikTok. «Yo creo que siempre hay que tener un plan b, un plan c, hasta la z, tener muchos planes de contingencia. Y cuando empecé en TikTok fue un ‘por las dudas’, porque capaz en una de esas funcionaba y podía dar a conocer mi situación”, confesó. Pero lo que le esperó allí también fue una lluvia de críticas.

«Leía que me decían: ‘¿Nunca un estudiar? Siempre llenarse de hijos y vivir de arriba’, y por eso conté que juntaba cartón para poder estudiar y estar con mi familia; encima sobre el tema de tener hijos, justo unos meses atrás me había hecho la vasectomía, que fue una decisión difícil que tomamos con mi pareja, pensando justamente que al no tener trabajo fijo ni una carrera terminada, yo necesitaba cumplir esas metas y ahí me anoté en la facultad”, señaló el joven de José C. Paz.

El vecino de José C. Paz que se quedó sin trabajo, empezó a juntar cartón y una cuenta de Tik Tok le cambio la vida
El joven de José C. Paz tiraba carros de hasta 150 kilos para poder llevar sustento a su familia.

Y reveló que, contrario a su anterior trabajo, podía organizarse y disponer de más tiempo para disfrutar de su hijo y cumplir otras obligaciones, como la de la licenciatura en tecnología de la información que cursa en la Universidad Nacional de José C. Paz.

«Tengo a mi hijo que lo amo, y todo el amor que tengo es para él, pero también asumí la responsabilidad de convertirme en un buen padre, tanto en el estudio como en el trabajo y en los valores que quiero demostrarle. Si tengo que salir a juntar cartón, claro que lo voy a hacer; no voy a tomar atajos ni perjudicar a nadie para que salgan las cosas más fáciles, porque la clave es la constancia”, remarcó.

La oportunidad única para el joven cartonero de José C. Paz

«Desde hace cinco meses estoy trabajando para una empresa de marketing que hace sitios web. Gracias a que se volvió viral la cuenta como cartonero, se contactaron conmigo, me hicieron una entrevista, vieron mis trabajos y me contrataron efectivo», contó el joven, que pudo mostrarle a los reclutadores su portafolio con los trabajos de desarrollo web que había hecho desde que había empezado a aprender a programar sitios online.

Alejandro ya había trabajado de carpintero, albañil, en una pizzería, y en la metalúrgica, con jornadas que llegaban a las 16 horas. Admitió que antes no tenía tiempo de calidad para dedicarle a su hijo y que ahora, con su nuevo empleo, recibió una computadora Mac para trabajar en modalidad home office, lo que le permitió ir a las reuniones de padres, actos de jardín y ocuparse de otras cuestiones.

Dolor en el club Los Andes por la muerte de su socio más antiguo: la historia de Carlos Fourcaud

«Hace poco a mi nene le agarró neumonía y estuvimos con mi señora cuatro días internados con él. En mi trabajo fueron súper comprensivos, y yo todavía estaba en período de prueba, así que agradecí mucho tener el laburo que tengo hoy, gracias a que le puse mucha energía durante muchas noches a lo que me gusta, que es programar”, reveló. Y contó que durante la mitad de la semana, también está con ellos el hijo de su pareja, fruto de una relación anterior.

Más allá de todo, y manteniendo su humildad, remarcó que le gustaría que otros cartoneros con los que trabajó tengan el mismo destino que él. «Siempre pienso que tuve la suerte de que la viralización de TikTok hiciera que se me escuchara y de que mi conocimiento pueda ser visto por una empresa. Mucha gente me ayudó a lograrlo, hasta de otros países. También pienso en los chicos que trabajan de desarrolladores, y saben incluso más que yo, y les cuesta conseguir laburo. Yo tuve la suerte de compartir mis videos, salir a juntar cartón y conseguirlo», remarcó.

El vecino de José C. Paz que se quedó sin trabajo, empezó a juntar cartón y una cuenta de Tik Tok le cambio la vida
Alejandro, junto a su computadora en su casa de José C. Paz, donde trabaja como programador para una empresa.

Y agregó: «Muchos dicen ‘el pobre es pobre porque quiere’, y no siempre es así, porque los cartoneros no eligen meterse en un tacho de basura porque quieren; el cartonero es persona, y si hace eso es porque lo necesita, como cualquiera que quiere sobrevivir».

Por último, confió que sueña con tener su propia empresa de desarrollo web, continuar estudiando y terminar la carrera, y poder hacer crecer su incipiente actividad como influencer. «Con Tik Tok estoy en un dilema porque mi contenido era sobre juntar cartón, pero me gustaría que también crezca mi canal de YouTube (bajo el usuario Sabater_Alejandro), a donde voy subiendo tutoriales y crear una comunidad ahí; ojalá que a la gente le guste lo que hago», concluyó.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Tres de Febrero abrió el Centro de Economía Popular para terminar la primaria.
Tres de Febrero. Sociedad

Tres de Febrero abrió un centro para terminar de cursar la escuela primaria: cómo inscribirse

Luego de 20 años de abandono, reactivarán el muelle de Quilmes: cómo será y cuándo comenzará a funcionar
Quilmes. Sociedad

Renovarán el histórico muelle de Quilmes: cómo será y cuándo estará habilitado un espacio que lleva 20 años de abandono

Avanza la puesta en marcha del ramal Haedo - Caseros del tren San Martín: cómo son los coches que se usarán en la traza
Buenos Aires. Sociedad

Nuevo avance en el ramal Haedo-Caseros del tren San Martín: cómo son los coches que se usarán y cuándo se habilitará

El ejemplo de lucha de una joven barista de Temperley que tiene cáncer y ganó un concurso en pleno tratamiento de quimioterapia
Lomas de Zamora. Sociedad

Temperley: el ejemplo de lucha de una joven barista que tiene cáncer y ganó un concurso en plena quimioterapia