22 de Mayo de 2022

Quién es el prófugo por la violación a Paula Martínez: ofrecen hasta 4 millones de pesos

Florencio Varela. Policiales
·
28 de diciembre de 2021

Es un hombre de 30 años acusado de participar, en 2016, de la violación grupal a la chica de 23 años que se suicidó días atrás en su casa de Florencio Varela. El juicio por el caso está previsto para marzo de 2022.

La conmoción por la muerte de Paula Martínez aún perdura en Florencio Varela. La joven de 23 años que en 2016 denunció que había sido drogada y violada en manada, fue hallada sin vida en su casa por un tío que la encontró ahorcada con una cadena en un ventilador. Se había vuelto una activista contra el abuso sexual y venía reclamando desde hace años mayor respuesta de la Justicia, dado que además del aberrante episodio que había sufrido también hizo más de 30 denuncias por amenazas y hostigamiento de parte del familiares de los acusados.

Murió sin llegar a ver el juicio, que fue fijado para marzo de 2022 y por el que hay cinco imputados, uno de los cuales está prófugo. Se trata de Mauro Nair Goncalves, de 30 años, por quien el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires ofrece una recompensa de entre dos y cuatro millones de pesos a todo aquel que aporte información fehaciente sobre su paradero.

Avanza la obra de un túnel clave en Banfield que conectará las avenidas Alsina e Yrigoyen

La orden de captura en su contra se emitió por estar acusado del delito de «privación ilegítima de la libertad agravada en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación dos o más personas». Goncalves está domiciliado en la casa donde los abusadores llevaron a Paula Martínez para cometer la violación en manada durante más de tres horas.

El Gobierno provincial pide llamar al 0221-429-3091 en caso de poder aportar información y garantiza «reserva de identidad y confidencialidad».

La familia de Paula Martínez cree que no se suicidó

Por las amenazas que había sufrido, en el entorno de la joven de Florencio Varela no creen que su muerte haya sido un suicidio. «Los familiares, con justa razón, y con documentación, creen que hay motivos suficientes como para creer que esto no fue un suicidio. Por eso, piden que se investiguen todos los detalles sobre la escena donde fue encontrado el cuerpo de Paula”, detalló Daniel Giaquinta, abogado de la familia.

Tras la violación sufrida, Paula Martínez se había vuelto una activista contra el abuso sexual.

Y agregó: «Hay muchas dudas. Hubo muchas circunstancias en la escena del crimen que no son claras. Paula vivió un martirio en estos 5 años. La familia piensa que ella no se suicidó».

Remarcó que «el cuerpo pudo haber sido acomodado» donde lo encontró su tío. Y que si bien Paula había tenido intentos de suicidio previos, la escena encontrada el último domingo en su casa de la calle Guardia Nacional al 1500 fue «totalmente distinta».

La Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°5, del fiscal Federico Pagliuca, está a cargo de la investigación de la causa caratulada «averiguación causal de muerte». Giaquinta señaló firmemente que tiene «el mandato de la familia de trabajar en que se investigue otra hipótesis que no sea estrictamente la del suicidio».

Perpetua para el autor de un femicidio y una doble violación: qué dijo la sobreviviente

Sandra Zapata, la mamá de Paula Martínez, habló en televisión con el canal Crónica y manifestó su dolor por la muerte de su hija. Dijo que «estos violadores son asesinos porque te matan en vida» y que «ellos la llevaron a esto». Y agregó: «Ella me dejó luchando sola pero voy a seguir, y voy a conseguir prisión perpetua para estos asesinos», destacó.

La joven, madre de tres chicos de 7, 5 y 4 años, había sido hostigada y amenazada en múltiples ocasiones por parte de las familias de los acusados, que eran vecinos de la cuadra. Sandra puntualizó en cómo afectó esto a la vida de su hija. «Ella estaba con tratamiento psicológico, pero no tenía continuidad. ¿Cómo pretendían que ella la tuviera con todo lo que pasaba cuando salía de casa? Era andar caminando y nos filmaban, nos cruzaban, nos gritaban. Ella está en paz. Ya no sufre la tortura psicológica. Vamos a pedir que se haga una investigación a fondo de lo que ocurrió».

Cómo fue la violación en manada que sufrió la joven de Florencio Varela

En la noche del 10 de diciembre de 2016, Paula Martínez asistió a una casa frente a la suya, donde su vecina la había invitado a su fiesta de cumpleaños. «El primo de ella, uno de los violadores -reconstruyó tiempo después el hecho-, me dio una bebida que yo creo que ahí estaba la droga. De ahí empecé a sentirme mal, mareada, se me acerca otro de los violadores que es el que me habló y me volvió loca toda la noche y desde ahí recuerdo poco y nada».

La joven de Florencio Varela murió a los 23 años. Era madre de tres chicos de 7, 5 y 4 años.

La víctima agregó: «De ahí me llevaron a la esquina, me subieron a una camioneta blanca tipo Traffic y ahí me llevaron a la casa de otro de los violadores. Yo recuerdo que eran más de cinco (personas) porque vi sombras y siluetas, pero no sé quiénes son. Los únicos que reconozco son los cinco de la foto (que tenía en su mano)».

Denunció el hecho en las horas posteriores en la comisaría de la jurisdicción, pero reclamó de que aunque ella remarcó que había sido drogada previo a la violación, los efectivos de Policía dejaron asentado que «estaba alcoholizada». Además, se quejó de que pidió que el análisis médico se lo hiciera una profesional mujer y no un hombre, como efectivamente pasó, de quien denunció maltratos en la examinación.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
José C. Paz. Policiales

José C. Paz: agredió a una inspectora de tránsito y la amenazó con llamar a Mario Ishii para «hacerla echar»

Ituzaingó. Policiales

Violento episodio en el Censo 2022: lo detuvieron porque se enojó con su novia y agredió a la encuestadora

Quilmes. Policiales

Censo 2022: policía asaltó a dos censistas en distintas cuadras de Ezpeleta y fue detenido en Bernal

Buenos Aires. Policiales

Merlo: el joven que pasó casi dos años preso por un crimen que no cometió y recuperó su libertad