29 de Septiembre de 2022

Quién es el nene de Haedo que a los 11 años empieza a abrirse camino en el cine nacional

Morón. Historias de mi barrio
·
22 de enero de 2022

Se llama Benjamín Otero y tiene un papel protagónico en la película «Hoy se arregla el mundo», recientemente estrenada, en la que comparte cartel con Leonardo Sbaraglia y Natalia Oreiro. Su inicio precoz en la actuación.

Con tan sólo 11 años, un nene de Haedo tiene su rostro en las carteleras de los cines de todo el país. Benjamín Otero -de él se trata- protagoniza junto a Leonardo Sbaraglia «Hoy se arregla el mundo», una comedia dramática dirigida por Ariel Winograd y que reúne a actores de fuste como Natalia Oreiro, Soledad Silveyra, Gabriel Corrado, Gerardo Romano, Luis Luque, Charo López y Martín Piroyanski.

Policías de Berazategui le salvaron la vida a una bebé que había caído en una pileta

Benjamín trabajó en esta película en 2020. Se filmó durante los meses de enero, febrero y marzo de ese año y debió esperar 22 meses para estrenarse: lo hizo el pasado jueves 13 de enero. Fue elegido después de numerosos castings.

«Me puso muy contento, lo que más me gustó era que mi mamá me felicitó un montón porque iba a ser mi primera película como protagonista», contó el nene.

En cuanto a su experiencia previa al rodaje, donde trabajo junto la directora de reparto María Laura Berch y la entrenadora de actores, María Milessi; dijo: «Lo que siempre hacía para estudiar las escenas era leerlas una vez a la noche y después me acordaba, y repasábamos con Berch». Y resaltó que tuvo ensayos con Sbaraglia. «Él es muy copado, muy abierto, en vez de estar solamente cuando hacés la escena, siempre está con vos. ¡Nos sacamos un montón de fotos!», comentó.

El nene de Haedo que a los 11 años empieza a abrirse camino en el cine nacional
El nene de Haedo junto a Sbaraglia, en una de las escenas de «Hoy se arregla el mundo».

La película cuenta la historia de Diego Samarás, alias «El Griego», (Sbaraglia), que es productor general de un popular talk show llamado «Hoy se arregla el mundo», donde presunta gente común dirime conflictos de pareja, amistad, paternidad y trabajo. Es soltero, tiene una vida acelerada y le presta poca atención a Benito (Benjamín Otero), su hijo de 9 años producto de una relación ocasional.

Unidos por la obligación legal más que por el afecto, tras una discusión con Silvina (Oreiro), la madre del chico, ella le dice a Diego que el nene no es su hijo y luego muere. Entonces, el hombre decide contarle la verdad a Benito y comienzan a investigar para salir a buscar a su verdadero padre, forjando un lazo sentimental más fuerte en el proceso.

Benjamín resaltó en diálogo con el portal El1Digital que la historia «no es ni muy dramática ni muy comedia» y celebró que su parte favorita de la actuación es que le gusta «jugar a ser otra persona, aparentar que soy alguien que no soy. Yo soy Benjamín Otero pero después tengo que ser Benito».

El nene de Haedo que a los 11 años empieza a abrirse camino en el cine nacional
Benjamín, durante una jornada de rodaje en la película «Camino al éxito».

Cuando el filme se estrenó, el nene de Haedo fue a verla al Cine Teatro Helios, ubicado en El Palomar. «Me gustó mucho porque estaba con mis amigos, todo el mundo que yo conocía. Pude ver la película y después todos me felicitaban. Había como una mini cola para sacarse fotos conmigo en el cartel», señaló.

El precoz inicio del nene de Haedo en el mundo de la actuación

Una de sus primeras participaciones como actor, Benjamín Otero la hizo a los 5 años. Participó en una publicidad de televisión para un conocido banco junto al actor y modelo, Iván de Pineda. Fue una de las más importantes de varias campañas publicitarias que realizó, muchas gráficas o para redes sociales.

En cuanto a ficciones, participó en la telenovela «Las Estrellas» interpretando al hijo de Javier (Esteban Lamothe) y en la película «Perdida», protagonizada por Luisana Lopilato y en la que él fue el hijo del personaje Nadine Basset (Amaia Salamanca).

El nene de Haedo que a los 11 años empieza a abrirse camino en el cine nacional
La publicidad que el nene de Haedo grabó junto al actor Iván de Pineda.

«Hoy se arregla el mundo» es el primer filme en el que tuvo un papel protagónico y luego repitió en «Camino al éxito», dirigida por Sebastián Rodríguez, donde interpreta a Enzo, una promesa futbolística que emprende una aventura junto a su tío Hugo: viajar a Capital Federal para probarse en un club.

Esta última película aún no tuvo su estreno. Al igual que el filme «Lennons», dirigido por José María Cicala, donde también participó el nene de Haedo. Incluso fue el narrador en el podcast de ficción «Decisiones de pareja», con la dirección de Azul Lombardía.

Video: quién era el bombero de la Policía Federal que mataron en un asalto en González Catán

«No sé por qué, pero siempre tuve una simpatía con el cine, siempre me gustó hacerlo. Me di cuenta que quería ser actor cuando tenía más o menos seis años», dijo el nene de Haedo que disfruta compartir en su cuenta de Instagram la alternancia de su vida entre escuela, rodajes y deporte (juega al fútbol en el Club Italiano de El Palomar) y sueña con llegar a Hollywood y «ganar un Oscar».

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Argentina, 1985 Película Morón Gratis
Morón. Sociedad

Un cine del oeste del Conurbano exhibirá gratis la película «Argentina, 1985»: cómo reservar las entradas

Juicio contra Néstor Ortigoza: el fiscal pidió que condenen al futbolista por amenazas con arma de fuego
Morón. Policiales

Juicio contra Néstor Ortigoza: el fiscal pidió que condenen al futbolista por amenazas con arma de fuego

Museo Pío Collivadino Banfield Universidad Lomas de Zamora
Lomas de Zamora. Historias de mi barrio

Una casa de Banfield que se volvió museo: así es el rincón que muestra la obra del pintor Pío Collivadino

El peluquero de Lanús que atravesó todo el país con su moto: el rebusque que le permitió sostener el viaje y las enseñanzas que le dejó
Lanús. Historias de mi barrio

El peluquero de Lanús que atravesó todo el país con su moto y cortó el pelo en los pueblos para pagar el viaje