09 de Diciembre de 2021

La multimillonaria deuda que el exclusivo Jockey Club tiene con el Municipio de San Isidro

San Isidro. Sociedad
·
22 de noviembre de 2021

En la institución fundada en 1882 por Carlos Pellegrini analizan ceder el uso de parte de los terrenos del Hipódromo de San Isidro por los próximos 25 años, extendibles a otro lapso igual. La propuesta ya generó polémica.

El Jockey Club, dueño de un predio de 300 hectáreas entre las que se destacan el Hipódromo de San Isidro, tiene una millonaria deuda con el Municipio de San Isidro por impuestos impagos desde 2018 que pondría en jaque el futuro de la tradicional institución fundada en 1882 por Carlos Pellegrini y compañía.

O al menos eso piensan desde la Comisión Directiva del club donde, según trascendió, tendrían en mente dar en concesión 17.000 metros cuadrados de su superficie a la municipalidad comandada por Gustavo Posse a cambio de los $400 millones adeudados.

Candela Rodríguez: pintan un mural para recordar lo que hubiera sido su cumpleaños 22

El proyecto dado a conocer por Clarín implica que se las entregarían por 25 años que se extenderían a otros 25. Puertas adentro del Jockey Club, no todos están de acuerdo con la propuesta.

Un importante grupo de socios, que tiene como cara visible al abogado Horacio Lynch, señala que no es una deuda impagable, que se solucionaría con una negociación y con un aporte extra a la cuota mensual de $ 23.000 que abonan sus 6.700 asociados.

La sede del Jockey Club en el Hipódromo de San Isidro.

Y consideran, para hacer semejante afirmación, que se trata de personas que para ser parte de la institución, en caso de no existir parentesco directo con otro socio, tuvieron que desembolsar para ingresar unos US$ 70 mil.

El Hipódromo de San Isidro es la cara visible del Jockey Club. Está ubicado en avenida Márquez 504, en pleno centro del distrito y a metros del edificio nuevo de la Municipalidad. Cuenta con un valor estimado de mercado en US$1.000 millones. Además de las tradicionales carreras, fue sede de festivales como el Lollapalloza y de recitales internacionales como el de David Gilmour, ex guitarrista de Pink Floyd, por ejemplo.

Cinco vecinos de Tres de Febrero, las víctimas fatales del trágico choque y vuelco en Chascomús

Otro de los puntos salientes del predio es el Tattersall, donde se efectúan remates de productos Sangre Pura de Carrera y se organizan eventos empresarios. Instalado en un sector del Paddock, tiene capacidad para 1.100 personas sentadas y 2.500 de pie. Cuenta, además, con un escenario circular de 9 metros de diámetro, cuatro salones privados, sistema de calefacción y ventilación. 

La comisión directiva convocó a una asamblea de socios para el próximo 7 de diciembre, paso imprescindible para aprobar esta concesión que debe ser autorizada luego por el Concejo Deliberante de San Isidro.

Una vista aérea del Hipodrómo de San Isidro.

Pero hay quienes sospechan que «no hay vuelta atrás». Por eso el apuro de Lych y su gente para pedir a través de una carta a las autoridades la urgente postergación de la reunión bajo el lema de “honrar las deudas si, comprometer activos valiosos del club, no”.

Entre los argumentos del texto publicados por el mismo diario se menciona que se pretende pagar una deuda corriente en pesos “afectando, por un período de 25 ó 50 años, activos inmobiliarios entre los más valiosos del club. Cede a la municipalidad de San Isidro tierras aptas para desarrollos que podría encarar directamente el club, como construir y explotar un estacionamiento u otros negocios, especialmente en el área de la Villa Hípica”.

La venta en San Isidro que se evitó 10 años atrás

No es la primera vez que en el Jockey Club están ante la diyuntiva de vender o no parte de su inmenso y valioso predio. En 2011, un grupo de socios buscó comercializar 3,3 hectáreas para la construcción de un estadio en el Hipódromo de San Isidro.

Se trataba de un proyecto que llevaba la firma del arquitecto Carlos Ott y del que parte del financiamiento iba a estar a cargo de Jorge Born hijo. El gestor del negocio también era un nombre conocido, Jorge «Corcho» Rodríguez. Además, entre los que apoyaban la iniciativa estaba Horacio Bauer, padre de Tristán, actual ministro de Cultura de la Nación.

Aumentan los impuestos en Avellaneda: cuánto subirá la tasa municipal y cuál será el mínimo

Pero el proyecto finalmente se frustró por la oposición de los socios y por un amparo judicial presentado por Marcela Durrieu, suegra del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

En ese proceso de rechazo se catapultó como presidente del Jockey Enrique Olivera, quien fuera jefe de Gobierno de la Ciudad ante la llegada de Fernando de la Rúa al Gobierno nacional. Luego llegó el turno del economista Miguel Crotto y, desde hace algunas semanas, el de Juan Villar Urquiza, quien tenía a su cargo la Comisión de Carreras.

Crotto fue el responsable de llevar adelante, a principios de este año, la negociación con AySA que culminó con el pago de $100 millones de deuda por el servicio, según informó en su momento la entidad presidida por Malena Galmarini.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

Empleadas domésticas sin registrar: cómo son los controles que hace Provincia en countries

Morón. Sociedad

Realizaron en el Hospital Posadas una compleja operación inédita en la salud pública

San Isidro. Sociedad

San Isidro lanza un programa para generar 200 empleos con el reciclado de desechos textiles

Escobar. Sociedad

Suba de tasas en Escobar: 43,5 % en dos cuotas y cláusula gatillo si la inflación es más alta