La Matanza: una policía mató a su ex novio porque violó una perimetral y entró a su casa a revisarle el celular

La Matanza. Policiales
·
20 de febrero de 2023

Gisela Erika Giménez (35) mantenía una relación cargada de violencia con Nahuel Cruz (29). Este sábado, él irrumpió en su casa y ella, de licencia médica en la Policía Bonaerense y sin su arma reglamentaria, lo atacó a cuchillazos.

La relación que mantenían Gisela Erika Giménez (35), oficial de la Policía Bonaerense, y Nahuel Cruz (29) era descripta como «tóxica» por varias personas que los conocían. Había una espiral de violencia que terminó en tragedia este sábado en La Matanza, cuando la agente mató a su ex pareja a cuchillazos luego de que él entrara a su casa para revisarle el celular.

La policía, vecina de Rafael Castillo, había denunciado al joven por violencia de género en varias oportunidades desde junio del año pasado, cuando lo vio acercarse a la ventana de su vivienda y arrancar su teléfono celular del cargador y llevárselo. También había declarado haber sido víctima de una golpiza -expuso que le dio trompadas en la cara- y que le robó las llaves y dinero. Pidió ayuda y un conductor se detuvo a asistirla, momento en el que Nahuel escapó reprochándole que «me mandaste a la gorra».

Avanza la obra de la nueva estación José C. Paz: así quedará la parada del tren San Martín tras la renovación

A Nahuel lo apodaban «Keki» y vivía en González Catán. El pasado 4 de febrero,fue nuevamente hasta el domicilio de la policía para revisarle el celular. Según denunció ella, lo escondió en su chaleco antibalas reglamentario y lo convenció de que se fuera a dormir en la cama que ambos compartían. Sin embargo, a las 7 de la mañana volvieron las discusiones y él terminó golpeándola otra vez.

La Matanza: una policía mató a su ex novio porque violó una perimetral y entró a su casa a revisarle el celular
Gisela y Nahuel mantenían una relación desde hacía un año y medio. Tuvieron muchos episodios de violencia antes del crimen.

Así volvió a denunciarlo. Sus compañeros de la Policía Bonaerense constataron las lesiones que había sufrido. Por protocolo, la institución le dio licencia médica y le quitaron el arma reglamentaria. Así, ella quedó desarmada ante las situaciones más graves que estaban por venir: el lunes 13 de febrero, Nahuel volvió a su casa a intentar revisarle el celular, le revolvió todos los muebles y no lo encontró, pero forcejearon y él le mordió un brazo. Finalmente, el sábado pasado se acercó otra vez en horas de la mañana y tras una fuerte pelea, ella lo asesinó a cuchillazos. El joven perdió la vida en la cocina de esa casa.

La relación «tóxica» entre la policía de La Matanza y su ex novio

Según allegados y gente cercana a la pareja, Gisela y Nahuel tenían «idas y vueltas» en su relación pese a los episodios de violencia que protagonizaban. Ella lo había denunciado varias veces pero «siempre se amigaban y volvían a estar juntos», comentó un conocido, quien agregó que unos días después del ataque del lunes 13 de febrero en el que el joven la mordió, ella «compartió un estado de WhatsApp con un ramo de flores que le había regalado él».

«Ellos tenían una relación muy tóxica. Se mudaron a Rafael Castillo porque ella no quería que estuviera acá con sus amigos. Ni que fuera a trabajar. Ella lo mantenía, no lo dejaba que hiciera nada. Se pegaban, se trataban mal, pero estaban separados unos días y volvían a convivir», contó Luciana, prima del joven fallecido, que a su vez era padre de dos hijos de 11 y 8 años producto de una relación anterior.

La situación judicial de la policía y un reclamo a la Justicia

Gisela, que es oficial de la Policía Local de La Matanza desde 2017, estuvo demorada unas horas tras el crimen y luego regresó a su casa sin que le tomaran declaración. El fiscal Gastón Duplaá determinó que se trató de un «homicidio en legítima defensa», aunque igualmente se esperaban los resultados de la autopsia sobre el cuerpo del joven asesinado para establecer la mecánica del asesinato.

La Matanza: una policía mató a su ex novio porque violó una perimetral y entró a su casa a revisarle el celular
El joven asesinado en La Matanza era padre de dos hijos de 11 y 8 años. Su familia reclama justicia por lo ocurrido.

Esa decisión de la Justicia cayó muy mal entre los allegados de Nahuel. Hugo, uno de sus amigos, escrachó a la agente en las redes sociales: «Esta es la policía que mató a Keki. Vivían juntos y Nahuel era la única persona que tenías, le pagabas el alquiler, comida, etc. El único que te llevó a las curaciones y estuvo en todo tu accidente. El único que no te dejó sola, el único que de verdad quisiste y mirá cómo le pagaste. Que se haga justicia, que esto no quede en la nada. Que se sepa que lo que dicen es mentira».

Un asalto violento y un título con Boca el día de su debut: la vida de película de Josué Ayala, el arquero de Deportivo Morón

Y agregó: «Lo volviste loco, lo denigraste por ser como era. No supiste valorar lo que el pibe hacía por vos… Hiciste las mil y una para alejarlo de su familia y amigos, te cansaste de volverlo loco y cuando ya no te servía, le sacaste la vida». Este lunes estaba prevista una manifestación de familiares y amigos en la casa de González Catán donde vivía él para exigir justicia.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Crimen en Pilar, escaneo de ojos, Matías Daniel Ferreyra, Manuel Alberti
Pilar. Policiales

Crimen y conmoción en Pilar: la oscura trama detrás del hombre asesinado después de que vendiera sus datos con el escaneo de sus ojos

La increíble historia de Daniela Carbone, la azafata que vive en Garín y acusan de la amenaza de bomba al vuelo que iba a Miami
Buenos Aires. Policiales

Por qué se complicó la situación judicial de Daniela Carbone, la azafata que frenó un vuelo a Miami con una amenaza de bomba

útiles escolares, La Matanza
La Matanza. Sociedad

La Matanza ofrece importantes descuentos en útiles escolares: el listado completo de las ofertas y dónde se pueden aprovechar

Agustina Casco, policía, ituzaingó
Ituzaingó. Policiales

Nueva autopsia de Agustina Casco, la policía que murió en la escuela Juan Vucetich: por qué la familia sospecha de un homicidio