Juicio por el crimen de un repartidor en Ituzaingó: el autor confesó y liberan a un inocente que estuvo dos años preso

Ituzaingó. Policiales
·
14 de febrero de 2023

Se trata del caso de Facundo Hambra, un joven de 22 años que fue asesinado de un balazo en la cabeza por motochorros a principios de 2021. La escandalosa resolución del proceso judicial a raíz de la confesión de uno de los acusados.

El de Facundo Hambra es uno de los crímenes que conmocionó a Ituzaingó en los últimos años. Tenía 22 años y trabajaba como repartidor en la noche del 18 de enero de 2021, cuando la desgracia lo sorprendió entregando un pedido en la calle Madeyro, entre Alvear y Laprida, en ese distrito del oeste del Conurbano.

Es que fue abordado por dos motochorros armados que le dispararon con un arma de fuego sin mediar palabra y huyeron sin robarle nada. Un balazo impactó en su cabeza y quedó tan grave que estuvo internado luchando por su vida durante cuatro meses, hasta que finalmente su cuerpo no resistió más y murió en un sanatorio privado del barrio porteño de Palermo.

Habilitan la receta electrónica para medicamentos en la Provincia: cómo funcionará el sistema y cuándo estará online

Nora Fernández, su madre, contó en una entrevista que Facundo había sido asaltado cinco días antes por dos ladrones que robaron la moto. Por el sistema de rastreo satelital, el propio repartidor pudo acercarse hasta la zona donde le marcaban que estaba la moto: fue hacia allí acompañado por un móvil de la empresa que le proveía ese servicio, un patrullero de la Policía y amigos que también trabajaban como repartidores.

Fuertes críticas a la investigación por el asesinato de un repartidor en Ituzaingó: juicio, condena y un joven inocente que estuvo preso dos años
Facundo era fanático del club Ituzaingó y quería ser comisionista de Aduana. Tenía 22 años cuando lo mataron.

Pero no todo salió como se esperaba, tal como lo reconstruyó la madre. «La gente de la empresa no quiso intervenir porque el sistema no le daba la ubicación exacta y la Policía hizo correr a los chicos de ahí para permitir que los ladrones se vayan. A los cinco minutos, el dispositivo satelital apareció en un descampado pero Facundo nunca recuperó la moto». Con el correr de los días, al joven repartidor le llegaron mensajes en redes sociales con información sobre quiénes serían los dos delincuentes que le habían robado.

Nora recordó haberle dicho «‘dejá de preguntar y mirá para adelante, que ellos no tienen nada que perder y vos mucho'». Sabiendo que iba a cobrar el seguro de esa Honda Titán que le habían robado, Facundo invirtió sus ahorros y se compró otro rodado, una Motomel, para continuar trabajando.

La mujer cree que alguien ya le había dicho a los delincuentes que su hijo había ido hasta su casa buscando la moto y que, a partir de allí, quedó «marcado» por los ladrones. Fue así que cinco días después lo interceptaron y lo mataron a sangre fría.

La investigación por el crimen de Facundo Hambra en Ituzaingó

Tras el robo de su moto, a Facundo Hambra le habían dicho por redes sociales que los que lo habían asaltado eran dos jóvenes llamados Axel Melo y Maximiliano Alifraco. Llegó a contactarse con ellos: ambos le negaron haber cometido ese delito pero le indicaron quiénes eran los que robaban las motos. Fue así que aparecieron dos alias, «Pichón» y «Carucha», y que las vendía un hombre llamado «Juan».

Fuertes críticas a la investigación por el asesinato de un repartidor en Ituzaingó: juicio, condena y un joven inocente que estuvo preso dos años
Durante estos dos años desde el crimen, la comunidad se movilizó y hubo marchas en Ituzaingó pidiendo justicia.

Ese día en que el joven repartidor se acercó siguiendo la ubicación que marcaba el rastreador satelital de su moto robada, golpeó la puerta de la casa de Alexander «Carucha» Urbano, quien le dijo que no tenía nada que ver. A quien señalaban como su cómplice fue identificado como Jorge «Pichón» Paniagua.

El Centro Universitario de La Matanza lanza su ciclo lectivo 2023: qué carreras tiene y cómo inscribirse

Lo cierto es que tras el asesinato del repartidor, el fiscal Patricio Ventricelli, de la Unidad Funcional de Instrucción N°2 descentralizada de Ituzaingó, dispuso la detención de Melo y Alifraco, señalados como los primeros sospechosos pero desvinculados de la causa tiempo después por considerar que no habían sido los autores del crimen.

Entre las principales críticas al fiscal está el hecho de que Nora Fernández logró detectar por su cuenta dónde estaba el celular de su hijo, que fue robado del lugar donde lo balearon. La madre, en medio del dolor, pudo averiguar que podía hacer un seguimiento del teléfono y así llegó a una casa de la calle Saladillo, cerca de la zona donde fue el crimen y en la que vive un repartidor de nacionalidad venezolana que ayudó a subir a Facundo al patrullero para que lo lleven a recibir asistencia médica y en ese momento aprovechó para robarle el celular. Esas diligencias, aseguró Nora, nunca las dispuso Ventricelli.

Un juicio que se resolvió más rápido de lo previsto

Luego, la causa continuó con la detención Urbano y Paniagua, quienes llegaron como acusados al día del juicio, que se llevó a cabo en febrero. Allí, «Carucha» pidió declarar y reconoció que él había efectuado el disparo que mató a Facundo Hambra y que el arma homicida era suya. Remarcó también que «vio fácil» poder robarle al joven repartidor, forcejearon y ahí se le escapó el tiro. Y por último, desligó a «Pichón» diciendo que él no participó del hecho y que ni siquiera lo conocía. Así, el fiscal pidió la absolución de Paniagua.

Fuertes críticas a la investigación por el asesinato de un repartidor en Ituzaingó: juicio, condena y un joven inocente que estuvo preso dos años
Alexander «Carucha» Urbano (23), el único condenado por el crimen: pidieron para él 12 años de prisión.

El proceso, que iba a durar cinco días, se terminó resolviendo en una hora y dejó a un sólo condenado, habiendo tenido cuatro detenidos durante la etapa de instrucción que terminaron siendo considerados inocentes. «Carucha» Urbano fue declarado culpable y la fiscalía pidió 12 años de prisión por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y por la tenencia y portación ilegal de arma de fuego. El veredicto lo darán los jueces Claudio Chaminade, Mariana Maldonado y Juan Carlos Uboldi del Tribunal Oral Criminal N°1 de Morón.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Campo de Mayo, línea 203, choque
San Miguel. Policiales

Brutal choque entre un auto y un colectivo de la línea 203 en Campo de Mayo: hay un muerto y al menos 30 heridos

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, enfrenta un proceso por abuso sexual simple.
La Matanza. Policiales

Cuáles son las pruebas que evaluó la Justicia para procesar a Fernando Espinoza en la causa por abuso sexual

Emanuel López Ledesma era músico de alma. Su novia dijo que quería ganar más plata para poder dedicarse a eso.
Tres de Febrero. Policiales

Quién era Emanuel López Ledesma, el delivery fusilado en Tres de Febrero: “Buscaba conseguir un mango más para hacer música”

El mítico cartel de la estación Ituzaingó del siglo pasado no se perderá en la nada de la historia. Un querido club local ya lo tiene en su sede.
Ituzaingó. Sociedad

Ituzaingó y el emocionante destino del cartel original de la estación del tren Sarmiento: ya se luce en un grande del fútbol del Ascenso