25 de Octubre de 2021

La historia del Teatro Roma, donde la magia del renacentismo italiano invadió parte de Avellaneda

Avellaneda. Historias de mi barrio
·
19 de septiembre de 2021

Inaugurado en 1904, está considerado como una de las salas con mejor acústica del país. Por su escenario pasaron Carlos Gardel y artistas internacionales como Ermete Novelli o Tito Schipa, entre otros. En su interior mantiene la cúpula pintada en 1913.

Mirá si habrán pasado artistas por el Teatro Roma de Avellaneda desde aquel 1° de octubre de 1904 en el que abrió sus puertas como Teatro del Sur. Un tal Carlos Gardel. El actor italiano Ermete Novelli, que fue quien engalanó la primera función. El tenor Tito Schipa, otro tano prestigioso. El poeta Pedro Bonifacio Palacios, más conocido por el seudónimo de Almafuerte. Y un sinnúmero de actores y actrices dándole vida a obras de William Shakespeare, Roberto Arlt o Molière, entre otros.

¿Habrán sabido esos locos de la Sociedad Italiana de Mutuo Socorro y Providencia Barracas al Sud que estaban haciendo historia cuando quisieron construir un espacio artístico único frente a la Plaza Alsina, otro ícono de la vida de Avellaneda? La obra no duró mucho para la magnitud del proyecto ni la época, apenas 11 meses.

Campanópolis: la aldea medieval que hace de González Catán un lugar único en el mundo

El resultado sigue generando admiración, ya que el espacio ubicado en Sarmiento 109, continúa siendo hoy, después de más de un siglo de vida y algunas restauraciones, uno de los teatros con mejor acústica del país y un espacio buscado por artistas de las más variadas expresiones. En su ideal original, albergar espectáculos de ópera, está uno de los secretos de su magnetismo.

La construcción del Teatro Roma fue inspirada por el renacentismo europeo.

Las características del Teatro Roma, un espació único

La obra fue llevada a cabo por el arquitecto italiano Primitivo Gamba. Como uno de sus puntos más característicos del Teatro Roma está la cúpula decorada con frescos realizados por el pintor Antonio Epafani, entre los que se destacan varias imágenes de Dante Alighieri y Luigi Pirandello.

Fue pintada en 1913 e incluye diversas alegorías renacentistas que representan los símbolos de Eros, la Vanidad y Baco: personajes mitológicos populares dentro de la iconografía renacentista italiana. 

Los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada: la identidad de un barrio marcada a fuego

Originalmente, la sala de Avelleneda podía albergar a 400 espectadores. Luego, en 1925, se le agregaron dependencias de usos complementarios. El autor de este proyecto fue el ingeniero Gustavo Ceccherini y la construcción estuvo a cargo de José Bonza. Ya en 1984, con una nueva obra, la capacidad se llevó a 500 personas.

En tanto que las columnas que sostienen a la estructura del hall de entrada del Teatro Roma forman parte de la construcción originaria de 1904 diseñada por Gamba, quien se inspiró en los teatros europeos del siglo de oro de la ópera. 

La cúpula del Teatro Roma de Avellaneda fue pintada en 1913.

En las ventanas de la cúpula del edificio que ha sido declarado Monumento Histórico Provincial y Nacional están representadas distintas figuras del teatro y de la música clásica y popular como Gardel, Gabriel Fauré, Johann Sebastian Bach, Giacomo Puccini, Johann Strauss, Wolfgang Amadeus Mozart y Luigi Pirandello, entre otros.

En 1994, algunos artistas locales restauraron las imágenes y aprovecharon para expandir su inspiración al hall central, al foyer, al Salón Dorado y al Salón de los Encuentros. La última restauración importante estuvo a cargo del municipio de Avellaneda.

Berazategui y el vidrio: una unión que arrancó con los Rigolleau y no se rompió hasta el presente

Tras un año cerrado, en 2015, se reinauguró como Teatro Municipal Roma luego de una inversión conjunta del Estado nacional y del Ejecutivo comunal que alcanzó casi los 32 millones de pesos. Las obras incluyeron la completa restauración de toda su cúpula y de la histórica araña de iluminación central de la sala.

También se instaló un nuevo sistema de refrigeración y calefacción; se amplió el escenario y el espacio destinado a la orquesta; se colocaron pantallas de led, luces y un moderno sistema de sonido que realzó la acústica de la sala.

La obra original estuvo a cargo del arquitecto italiano Primitivo Gamba.

Y, además, fue construido a nuevo el edificio anexo, con todas las áreas de servicio del teatro, como vestuarios, camarines, salas de ensayo, baños, depósitos de utilería y escenografía, entre otras comodidades.

Además de obras de teatro, espectáculos de danza y shows de distintos géneros musicales, en el Teatro Roma también se realizan, tanto en el Salón Blanco como en el Salón de los Encuentros, jornadas, simposios, cursos, talleres, ciclos de cine y exposiciones.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Ituzaingó. Historias de mi barrio

Un pedazo de París en un rincón del Conurbano: la historia de la Torre Eiffel que tiene Ituzaingó

Lanús. Historias de mi barrio

Ahora la ayuda la necesita él: la historia del Capitán Menganno, el superhéroe del Conurbano

Quilmes. Historias de mi barrio

Es de Bernal y va por una hazaña: salir campeón en el Mundial de Bomberos en Estados Unidos

San Isidro. Historias de mi barrio

Los 104 años del vecino de San Isidro que luchó contra Hitler y es un socio histórico del CASI