21 de Mayo de 2022

El Grondona más aplaudido en las canchas: 349 partidos y 168 goles con la camiseta de Arsenal

Avellaneda. Deportes
·
31 de julio de 2021

Héctor Emilio, hermano menor de Julio Humberto, jugó por más de una década en el club de Sarandí y todavía hoy es el máximo goleador en la historia de la institución. También llegó a la presidencia de Independiente.

El apellido es pesado si de fútbol se trata y más si se habla en Sarandí, pero Héctor Emilio Grondona supo agregarle también sus nombres. Hermano de Julio Humberto, el histórico dirigente argentino, se destacó en el mundo de la pelota, sobre todo de la línea de cal hacia dentro: todavía hoy es el máximo goleador de Arsenal y uno de los tres que más partidos jugaron con esa camiseta celeste y roja, que combina los colores de los dos grandes de Avellaneda.

Hèctor, además, también formó parte de la vida política de Independiente, siguiendo los pasos de Julio. Llegó a ser presidente del club a fines de la década del 90, cuando el Rojo inició un declive deportivo que lo alejó de los primeros planos.

Los Grondona, una familia ligada al fútbol

Julio Humberto Grondona es, sin dudas, uno de los dirigentes más importantes en la historia del fútbol argentino. Estuvo 35 años al frente de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino) y fue el mandamás en una de las dos conquistas mundiales de la Selección (México 1986).

Fue presidente de Independiente y llegó a ser vice de la Conmebol y la FIFA, dos entidades donde tuvo mucha injerencia hasta su fallecimiento, del cual ayer se cumplió el séptimo aniversario. La parte más amateur de toda su gestión, la menos difundida, fue justamente la que más lo emparentó con su hermano Héctor: Arsenal de Sarandí.

El club del Viaducto fue fundado por los hermanos Grondona y otros jóvenes soñadores el 11 de enero de 1957. Por 19 años, Julio estuvo como dirigente, además de jugar en los primeros tiempos como volante.

Héctor, más allá de su vocación política, fue quien realmente sobresalió en el césped. Delantero aguerrido y oportuno, permanece como el gran anotador histórico del club, con 168 goles. Lo escolta, muy lejos con 67 gritos, Eduardo Julio Urtasún: otro estilo ofensivo, un zurdo hábil y gambeteador.

El paso de Héctor Grondona como futbolista ocupó 11 años en la vida de Arsenal, desde 1961 hasta 1972. Y lo mantuvo hasta avanzado este siglo al tope de presencias, con 349 encuentros. Solo ha sido superado hasta el momento por dos defensores contemporáneos: Darío Espínola (423) y Carlos Ruiz (400).

Máximo goleador de Arsenal

“Era un típico delantero de área, alto, de físico robusto, su fuerte era la potencia y se destacaba en el juego aéreo. No era dúctil con la pelota pero le pegaba bien y, sobre todo, se movía y se colocaba muy inteligentemente en los puestos de ataque. Y otras de sus virtudes eran la entrega, la garra y la pasión que ponía en cada partido, en cada balón, en cada jugada. Estas virtudes se magnificaban por lo que sentía al ponerse la camiseta de Arsenal”, puede leerse sobre Héctor Grondona en el libro publicado con motivo del 50º aniversario de la institución.

Un festejo en blanco y negro de Héctor, con la camiseta celeste y roja.

El amor por la pelota (y por lo que gira en torno a ella) se transmitió de generación en generación. Y así como Julio Humberto crió a Julito, actual presidente de Arsenal, y a Humbertito, director técnico que incluso llegó a estar en las selecciones juveniles; Héctor Grondona también tuvo en sus hijos a un continuador del legado: Gustavo fue futbolista, disfrutó de un buen periodo en Colo Colo de Chile y actualmente se dedica a ser representante.

Héctor Grondona, entre Arsenal e Independiente

La etapa más pública y difícil de Héctor Grondona fue en Independiente, donde ejerció el cargo más alto entre 1997 y 1999. La falta de títulos, para un club acostumbrado como estaba entonces el Rojo a los éxitos, complicó su gestión.

En más de una oportunidad dejó de lado la diplomacia de un presidente y afloró su carácter temperamental: podía pelearse y hasta irse a las manos con algún jugador, el técnico, un par de Comisión Directiva o un periodista.

Héctor, en su etapa de dirigente. No le faltaron peleas.

Ya retirado como dirigente, Héctor Grondona falleció en 2012 a los 74 años. Más adentro que afuera de la cancha, a diferencia de su hermano mayor, él también dejó una huella en nuestro fútbol.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Pilar. Deportes

La historia del tenista de Pilar que vendió zapatillas durante la pandemia y jugará Roland Garros

San Fernando. Deportes

Tigre subsidia parte del valor de las entradas para la final contra Boca: cuánto costarán y cómo comprarlas

Avellaneda. Sociedad

Voraz incendio en Avellaneda: la enorme columna de humo llegó hasta el centro de la Capital

Buenos Aires. Deportes

Historia de superación: el día que Franco Armani pidió volver a Deportivo Merlo y cambió su carrera