La historia del avión de la Guerra de Malvinas que es un ícono del Camino de Cintura en el cambalache más increíble del Conurbano

Esteban Echeverría. Sociedad
·
15 de octubre de 2023

Expomáquina, en Esteban Echeverría, es uno de los lugares más vistos y exóticos del Sur del GBA. Su dueño, Jorge Ramírez, revela qué planea hacer con la mítica aeronave, clave en la historia militar Argentina.

Transitar por el Camino de Cintura en la entrada de Esteban Echeverría y atravesar el Río Matanza Riachuelo invita a ver una de las rarezas más notables del Conurbano bonaerense. Allí, a la vera de la ruta, un gigantesco avión irrumpe de punta en un predio al que todos conocen como Expomáquina, aunque poco y nada se sepa del origen de la monstruosa aeronave que tiene una historia que merece ser revelada.

Expomáquina es una empresa de compra venta de maquinarias usadas de la industria química, láctea, frigorífica, farmacopea, alimenticia, textil y otras. Hay desde tanques en acero inoxidable, hierro y fibra en todas las medidas, hasta amasadoras, tolvas o reactores. «Ofrecemos ingeniería para desmontajes industriales con equipo propio», dice en su página web.

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Jorge Ramírez, el cerebro de Expomáquina, una curiosidad del sur del Conurbano. Foto: Diego Arranz.

Pero la realidad marca que ya es mucho más que eso, y poco a poco se va transformando en una suerte de anticuario donde se puede encontrar de todo. Para ser exactos, tal como afirma el diccionario, es un cambalache, un lugar de intercambio de cualquier tipo, una prendería o trueque; un lugar de compraventa de enseres usados que no deja de asombrar. 

El adiós del Capitán del Espacio: el cambio irreparable que sufrió el icónico alfajor de Quilmes y molestó a los fanáticos

Jorge Ramírez, vecino de Ciudad Evita, tiene 66 años y desde hace 30 que es el dueño del predio de 9 de Abril que ya es un clásico de la zona Sur. Este soñador empedernido es, además de comerciante, un defensor invencible de la Causa Malvinas, algo que lo ha movilizado toda su vida desde 1982 a esta parte.

Camino de Cintura: el avión de Malvinas en Expomáquina

Es a partir del corazón malvinero de Ramírez que su vida se ató a ese aparato volador. «Con él se realizó la búsqueda de los últimos sobrevivientes del Crucero General Belgrano, durante la Guerra de Malvinas. También se usó para movilizar tropas», le cuenta Jorge a Zonales, dejando en claro de entrada que su abrazo a la causa es innegociable.

Y reafirma: «En este avión se trasladó al capitán de fragata Pedro Giachino, primer soldado argentino que murió en 1982 en el momento que recuperamos las islas. Tiene un valor muy importante en nuestra historia».

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Jorge Ramírez compró el avión en 1997 que participó de la Guerra de Malvinas. Foto: Diego Arranz.

«Malvinas me dolió mucho. Todo lo que pasó allá y todo lo que pasó cuando volvieron los combatientes. Por eso quise hacerles un humilde homenaje a ellos en forma particular y pude lograrlo al hacerme del avión», cuenta el papá de Fátima Belén, Camila Trinidad y Rocío.

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Una tanqueta militar en la puerta del predio de Esteban Echeverría. Foto: Diego Arranz.

En los ’90 Ramírez ya compraba y vendía chatarra de metal en el predio del sur del Conurbano. Arrancó en remates y rápidamente se hizo tan conocido que empezaron a llamarlo para ofrecerle objetos. Así se abrazó al coleccionismo y a lo que compraba para su negocio le sumaba «otras cositas» para alimentar su hobby naciente.

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Un piano de 1809, otro de los objetos magníficos en la colección de Expomáquina. Foto: Diego Arranz.

«Hoy la mayoría de lo que compro es para vender, pero siempre me ofrecen antigüedades y curiosidades, y como me encanta todo eso también adquiero muchos objetos para quedarme en mi colección», cuenta Jorge, que lo próximo que tiene entre ceja y ceja es una estatua gigante de Carlos Gardel.

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Sirenas, faroles, una balanza… En Expomáquina hay de todo, ‘como en Botica’. Foto: Diego Arranz.

En su locura bohemia, Ramírez ya tiene «más de 10.000 objetos». En su oficina se codean un piano de 1809, una figura de San Cayetano al que le pide trabajo seguido -«hoy está todo muy difícil», afirma-, un mini barco del siglo XIX, monedas y una réplica de un Torino al que denomina como su “juguete nuevo”.. Afuera está su hermano mayor, un Torino ZX celeste original que junto al avión es de los objetos que más atesora Jorge.

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Viejos teléfonos públicos y cabinas callejeras están en la exposición de Jorge Ramírez. Foto: Diego Arranz.

Además, hay un juego de sapo, una máquina tragamonedas, surtidores de nafta nuevos y usados, un camión de caudales, una tanqueta del Ejército Argentino, cajas fuertes, acordeones, un camión de caudales… Lo que sea, hay.

En 1997 se enteró de una venta de rezago militar que iba a realizar la Marina en el aeropuerto de Ezeiza. Y hacia allá fue. «La verdad es que no tenía nada en vista, fui a chusmear un poco, pero vi ese avión y algo me movilizó. Estaba casi vendido a un comerciante gitano de La Matanza que lo iba a desguazar para venderlo por peso de metal. En ese momento les expliqué a los vendedores para qué iba a usar la aeronave y les comenté mi pasión por Malvinas y los convencí”, explica Ramírez.

La vida de película de Emiliana Folch, la graduada de 75 años en la Universidad de San Martín que sufrió las secuelas del nazismo

Trasladarlo desde el aeropuerto hasta el predio de Expomáquina fue una odisea, al punto que para hacerlo debieron cortar el avión en tres pedazos y luego volver a ensamblarlo milimétricamente para dejarlo tal como se ve hoy,

Esteban Echeverría, Camino de Cintura, avión, Guerra de Malvinas, Expomáquina
Autos, chatarras y otras yerbas se pueden encontrar en Expomáquina. Foto: Diego Arranz.

Ahora, Jorge tiene un plan. Su idea a futuro con el avión es superadora: quiere transformar su interior con cómodas butacas para convertirlo en un cine para que lo usen gratis ex combatientes y alumnos de las escuelas que quieran conocer más sobre la historia del conflicto bélico del Atlántico Sur. «Me haría muy feliz, ojalá pueda lograrlo», finalizó.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Temperley, Jazz, Música en el Balcón
Lomas de Zamora. Sociedad

El balcón de los conciertos de Temperley: la historia detrás de los músicos de jazz que brindan shows gratuitos para los vecinos

Los talleres artísticos de San Fernando son gratuitos y se dictan en todos los barrios
San Fernando. Sociedad

San Fernando ofrece talleres gratuitos de panadería, peluquería, cocina, yoga y más especialidades: cómo anotarse

Universidad de La Matanza, San Justo, crisis, Universidad Nacional de La Matanza
La Matanza. Sociedad

La Universidad de La Matanza denuncia una grave crisis: tres obras paradas, $45 millones de luz y una carrera en serio riesgo

Ituzaingó, documental, Manuel Pendino
Ituzaingó. Sociedad

Una tesis que se convirtió en una película sobre Ituzaingó: la historia de Manuel Pendino y su documental sin fin

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)