21 de Mayo de 2022

Agustín Rossi, otra vez verdugo de River: el arquero que de pibe atajaba penales en Chacarita

San Martín. Deportes
·
5 de agosto de 2021

Afirmado como titular en Boca, fue decisivo para eliminar por segunda vez en poco más de tres meses al equipo dirigido por Marcelo Gallardo. Desde las divisiones inferiores del Funebrero se reveló como un especialista en la materia.

Agustín Rossi volvió a ser decisivo para que Boca eliminara por segunda vez a River en algo más de tres meses. El arquero respondió con solvencia las pocas veces que fue requerida su intervención durante 90 minutos anodinos, con escasas llegadas. Y tomó estatura de héroe en la definición por penales, una de sus especialidades desde las divisiones inferiores de Chacarita.

El arquero xeneize, consolidado como titular tras la partida de Esteban Andrada a México, debutó en el torneo de Primera B de 2014, con apenas 18 años. Durante aquella campaña, que concluyó con el retorno de Chacarita al Nacional, a Rossi le patearon dos penales (Deportivo Merlo en la fecha 10 y Deportivo Español en la 12) y no le convirtieron ninguno.

Su juventud, su condición de chico del club y actuaciones consagratorias en aquel torneo le valieron el cariño de la gente de San Martín, además de una convocatoria mundialista para el seleccionado juvenil en 2015.

Reconocimiento en San Martín, donde se lo recuerda por el ascenso de 2014.

El salto de Agustín Rossi

Los buenos rendimientos de Rossi generaron el interés de varios clubes de Primera. Y los desafíos empezaron a sucederse: Estudiantes de La Plata en 2015, Defensa y Justicia en 2016 y Boca en 2017. Su llegada al plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto se produjo a mitad de un campeonato que ganaría con holgura. Debutó ante Banfield en el Sur, con victoria por 2-0 (doblete de Darío Benedetto).

La noche del debut en Boca, con triunfo 2-0 ante Banfield.

Rossi se adueñó de la valla boquense con rendimientos correctos, pero siempre se exige más en la institución y a mitad de 2018 fue contratado Esteban Andrada. El mendocino -hombre de Selección- pasó a ser titular y relegó a Agustín, quien en busca de continuidad se mudó primero a Deportes Antofagasta (Chile) y luego a Lanús.

En ese ciclo inicial con el buzo azul y oro dio algunas muestras de su efectividad a la hora de los penales. Detuvo uno en un encuentro amistoso con Aldosivi en Mar del Plata y otro en uno de Copa Libertadores contra Junior, en Barranquilla (Colombia).

Retorno a Boca y consolidación de Agustín Rossi

La vuelta de Rossi a Boca coincidió con una drástica reducción del plantel profesional y una copiosa promoción de futbolistas de las categorías formativas. Él, con 26 años por cumplir el 22 de este mes, se convirtió en uno de los referentes, junto a los zagueros Carlos Izquierdoz (capitán) y Marcos Rojo.

Agustín empezó a recuperar la confianza del público xeneize una tarde de fin de 2020, cuando le atajó un penal al colombiano Andrés Roa en un clásico vs. Independiente, en Avellaneda, por la Copa Diego Armando Maradona que Boca acabaría conquistando.

El gran espaldarazo llegó en los cuartos de final de la última Copa de Liga Profesional, contra River en la Bombonera, el domingo 16 de mayo. Boca se había puesto en ventaja con un gol de Carlos Tevez, pero un cabezazo de Julián Álvarez dejó igualado el superclásico.

Hubo que recurrir a los penales para desempatarlo y en esa instancia se agigantó Rossi. Paró los remates de Fabricio Angileri y Leonardo Ponzio, uno a cada palo, otorgándole a Julio Buffarini la chance de liquidar el pleito con su disparo ante el juvenil Alan Díaz.

El grito del arquero luego de atajarle a Ponzio, en la Bombonera.

En el siguiente turno de la competencia, otra paridad, en este caso ante Racing, obligó nuevamente a resolver la clasificación por penales. Avanzó La Academia, pese a que Rossi logró desviar el tiro del lateral Fabricio Domínguez.

Agustín tuvo otra cita con los disparos desde los 12 pasos ante Atlético Mineiro, en octavos de final de la Copa Libertadores. La suerte lo ayudó, pues Hulk y Hyoran fallaron sus envíos, pero Boca apenas acertó uno de cuatro lanzamientos y quedó eliminado en una serie escandalosa, donde al equipo argentino le anularon goles lícitos en Buenos Aires y Belo Horizonte.

Integrante de la Selección Sub 20 que fue al Mundial de Nueva Zelanda.

Durante su permanencia en Defensa y Justicia, Rossi afrontó tres veces la situación límite de un penal: atajó uno (a Cristian Nasuti, defensor de Vélez) y le marcaron los dos restantes. En Lanús fueron siete los remates que le ejecutaron desde los 11 metros y logró frenar tres. Uno fue ante Nicolás de la Cruz, hábil volante de River, quien intentó picársela sin éxito.

Debía ignorar el uruguayo que se enfrentaba con un experto. Las dos series en las que Boca se sacó de encima a su clásico adversario así lo confirman.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Pilar. Deportes

La historia del tenista de Pilar que vendió zapatillas durante la pandemia y jugará Roland Garros

San Fernando. Deportes

Tigre subsidia parte del valor de las entradas para la final contra Boca: cuánto costarán y cómo comprarlas

Buenos Aires. Deportes

Historia de superación: el día que Franco Armani pidió volver a Deportivo Merlo y cambió su carrera

La Matanza. Deportes

Brian Castaño, el campeón de Isidro Casanova que tiene su refugio en la sociedad de fomento del barrio