La increíble pasión de un vecino de Ituzaingó que colecciona billetes fallados y tiene más de 10 mil ejemplares

Ituzaingó. Sociedad
·
12 de febrero de 2023

Se llama Martín Abruzzese, tiene 53 años y se dedica a la numismática desde que tenía 12. Ya escribió tres libros sobre sus tesoros. «Soy un guardián de la historia», resumió. Las rarezas de su variada colección.

Un billete sin el rostro de un prócer o con faltante de su dibujo característico, con algún error de ortografía o con una o más manchas, posiblemente sea rechazado. Sin embargo, hay un vecino de Ituzaingó, en el oeste del Conurbano, para quien esos ejemplares son un tesoro.

Martín Abruzzese tiene 53 años y toda una vida dedicada a la numismática. Su colección la inició cuando tenía 12 años y su padre, que tenía (y aún conserva) un puesto de diarios, le regaló una estampilla para que empezara a coleccionarlas. Inmediatamente, se anotó en un club de numismática y filatelia de la ciudad, pero aunque empezó a reunir distintas piezas, reconoció que siempre le llamaron la atención los billetes.

Avanza la construcción del nuevo hospital en Hurlingham: los detalles del centro asistencial que será referencia en la región

Su incursión en ese «rubro» empezó de casualidad. «Un día, leí un artículo de segunda mano que decía que alguien vendía una colección de billetes. Así que me fui a ver al vendedor. Cuando lo conocí me contó que su hermano era taxista y alguien había olvidado un maletín lleno de esos billetes. Me dijo que lo habían llamado muchos coleccionistas y vendedores, pero que él me las iba a vender a mí. ‘Sos chico, pero veo que te interesa mucho’, me dijo. Yo me había ido con la plata en la media, eran los ahorros que había juntado por ayudar a mi viejo en el puesto de diario», contó.

La increíble pasión de un vecino de Ituzaingó que colecciona billetes fallados y tiene más de 10 mil ejemplares: su favorito y los más exóticos
Los ejemplares que los nazis usaban para pagarle a los judíos en los guetos durante 1939.

Y admitió que en varias oportunidades, agrandó su colección gracias a situaciones de mucha fortuna, como aquel día en que una mujer llegó al centro diciendo que tenía muchos billetes antiguos y alguien lo señaló a él, ella lo llevó a su casa y le entregó tres bolsas llenas de fajos de billetes que había encontrado de un maletín que tenía su difunto marido en su oficina.

Su ingenio también le valió sumar muchas piezas. «Como entre otros billetes, había un montón de 1 peso me anoté en “Intercambios Internaciones”. Empecé a escribir cartas a coleccionistas del extranjero. En ellas yo les ponía un billete de 1 peso y después cuando ellos me respondían me mandaban un billete de su país, así junté de Costa Rica, Australia… hasta recibí un billete de 500 euros. Así que cambié muchos hasta que empezaron a abrir la correspondencia en Aduana”, explicó.

Siendo muy joven, el coleccionista de Ituzaingó también reveló que iba cada dos o tres meses a remates privados. Expertos en numismática, conociéndolo en el ambiente, trataron de guiarlo. «Me aconsejaron que evitara comprar billetes de Argentina, Uruguay o Chile porque eran los más comunes. Y alguien me dijo que intentara comprar lo caro, porque lo barato lo iba a conseguir más fácil e incluso hasta te lo podían regalar, pero lo caro no. Lo difícil siempre lo vas a tener que comprar», señaló.

La colección del vecino de Ituzaingó: entre la historia y la rareza

Martín tiene más de 10.000 billetes, entre los cuales hay 1000 que son argentinos y con errores en su impresión. «Los billetes se hacen por plancha. Cada plancha tiene entre 28 o 50 billetes, según sean los billetes viejos o nuevos. La nueva plancha es de 50. La plancha de papel tiene una muesca para darla vuelta una vez que se imprime y pueda secarse», detalló.

La increíble pasión de un vecino de Ituzaingó que colecciona billetes fallados y tiene más de 10 mil ejemplares: su favorito y los más exóticos
Uno de los ejemplares de Martín es un billete de $100 con un error de ortografía: dice «desierto» con «c».

Y agregó: «Muchas veces no terminan de secarse y se produce el repinte, es lo que sucede cuando el dibujo del frente del billete se pasa para el otro lado. Eso se produce porque colocan todas las planchas, una sobre otra, sin secarse y la presión hace que la tinta fresca actúe como un sello. Estos errores se pagan bien. Otra veces sucede que se les mezclan las tintas y los dibujos salen de distinto color».

El brutal ataque a Lautaro Cárdenas: cómo evoluciona el chico de 15 años que fue golpeado por una patota en Lomas de Zamora

El vecino de Ituzaingó reveló que pueden pagar hasta $15.000 por alguno de estos billetes. También hay otros que tienen diferencias en los números de serie, faltante de impresión en algún sector del papel (algunos en los que Eva Perón no tiene rostro), la banda de seguridad en otro lado e incluso hasta errores de ortografía, como su billete de $100 que «desierto” con “c”. Al respecto, relató: «Hubo una convención y Nora Matassi, directora del museo de la Casa de Moneda, dijo que ese error no podría haberse producido y dio una explicación larguísima. Al final de la charla, yo me acerqué, le dije que tenía el billete y se lo mostré… ¡No podía creerlo!».

La increíble pasión de un vecino de Ituzaingó que colecciona billetes fallados y tiene más de 10 mil ejemplares: su favorito y los más exóticos
Martín escribió tres libros sobre los billetes argentinos con errores. «Soy un guardián de la historia», dijo.

Entre sus otras piezas históricas, está su billete más antiguo, uno de Japón del 1600. También hay bonos de emergencia españoles e incluso unos que utilizaban los nazis en 1939 para pagarle a los judíos en los guetos. Además, a nivel nacional también empezó a coleccionar los bonos que se usaban en los trueques en 2000 y 2001. «Fueron una moneda social que tenían mucha confianza de la gente, más que el Lecop, Patacon u otras monedas provinciales. Es parte de nuestra historia y yo, con lo que hago, me siento un guardián de la historia», remarcó.

Martín, que estudio Educación Física y Odontología pero dejó esas carreras cuando murió por cáncer su hermano por el «shock» que produjo en sus padres, hoy atiende el puesto de diarios familiar. Dijo también que su ex esposa, con quien estuvo casado 17 años, «nunca entendió» su pasión por la numismática. «Ahora estoy de novio con alguien que es coleccionista como yo. Compartimos la misma pasión, los dos coleccionamos billetes», dijo.

Y manifestó que ella fue quien lo impulsó a escribir tres libros que lanzó sobre su colección de billetes argentinos con errores. «Este un hobby en el que se aprende mucho. Una cosa es juntar y otra coleccionar. El que junta los tiene ahí y listo, pero el que colecciona, como yo, sabe muy bien lo que tiene, la historia de ese objeto», profundizó Martín, que además también colecciona muñequitos del chocolatín Jack, boletos capicúas, tazos… «Los coleccionistas somos así, juntamos de todo», resumió.

La increíble pasión de un vecino de Ituzaingó que colecciona billetes fallados y tiene más de 10 mil ejemplares: su favorito y los más exóticos
Además de la numismática, el vecino de Ituzaingó se dedica a coleccionar muñecos, boletos capicúa y otros objetos.

Por último, dio un dato útil para quienes tengan en su poder un billete con alguna rareza o particularidad. «Hay que llevarlo al banco y te lo cambian. Desde el banco lo tienen que enviar para que lo vuelven a hacer con ‘R’ que significa ‘reposición’, pero mucho no lo hacen porque prefieren venderlos», dijo.

Y cerró con que, en caso de querer comercializarlo, «hay que ir a una casa de numismática para saber cuánto vale ese billete, en Buenos Aires hay varias. Después, sabiendo el precio que tiene en el mercado puede buscar venderlo a un coleccionista a través de las redes sociales o Mercado Libre. Aunque aparecen cosas muy comunes».

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
tren Belgrano Sur, frecuencia de horarios
Buenos Aires. Sociedad

El tren Belgrano Sur, afectado por la crisis: hay menos servicios y creció la frecuencia de horarios entre González Catán y Pompeya

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, junto a funcionarios bonaerenses y los herederos del predio de la Quinta Rocca, que ya pertenece a la Comuna tras la firma de la escritura.
Almirante Brown. Sociedad

Burzaco: en plena pelea por el presupuesto universitario, la Universidad de Almirante Brown dio otro paso clave para ampliar su sede

La entrada del Colegio Ward, en Villa Sarmiento, Morón, está sobre la calle Concejal Héctor Coucheiro, que cambío su sentido de circulación.
Morón. Sociedad

En Morón, dos calles clave de Villa Sarmiento pasaron a ser mano única: por qué decidieron cambiar el tránsito de la zona

El curso de Producción Audiovisual que dan Disney y Vicente López es para jóvenes de 18 a 25 años con secundario terminado o que estén cursando el último año del mismo.
Vicente López. Sociedad

Disney y Vicente López darán un curso gratuito de producción audiovisual: cuándo comienza y cómo inscribirse