26 de Enero de 2022

En la toma de rehenes en Caseros, el secuestrador murió a los tiros y con un arma en cada mano

Tres de Febrero. Policiales
·
5 de octubre de 2021

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, dio detalles del momento en que la Policía Bonaerense irrumpió en la vivienda donde estaba atrincherado Alejandro Maldonado, quien resultó abatido en el enfrentamiento.

Más de diez horas de pánico y tensión en Caseros se terminaron con verdadero infierno de balas. Fue el corolario de la toma de rehenes que se dio en la zona de la calle Tres de Febrero al 3900, donde Alejandro Maldonado se mantuvo atrincherado en su casa durante toda la noche, hasta que pasadas las 9 se pudo franquear la vivienda para terminar con tanta locura. Las consecuencias fueron fatales: el secuestrador resultó abatido, mientas que en el lugar se encontró muerto a José Cáceres, quien a priori se reportó como la víctima.

A su vez, en el intercambio de disparos con la Policía que concluyó el hecho delictivo, tres miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos. Dos de ellos con lesiones leves, quienes se encontraban fuera de peligro, pero un tercero recibió un balazo en la arteria femoral, por lo que fue operado en el Hospital Ramón Carrillo de Ciudadela.

El propio ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, confirmó las consecuencias del cierre de una noche de locura y que, en su carácter de “médico de guerra”, se encargó de realizar las primeras curaciones al efectivo que tuvo la herida más grave, antes de que fuera trasladado en ambulancia al centro asistencial del partido de Tres de Febrero.

Efectivos de la DDI de San Martín en la zona del secuestro.

Otro de los agentes resultó con una herida de bala en el tórax, con orificio de salida, que aun así estaba fuera de peligro internado en el Hospital Posadas, al igual que otro que fue alcanzado por una esquirla de bala en el cuello (también está en el Carrillo).

El infierno en la toma de rehenes de Caseros

El escenario donde se desarrolló en un PH situado en la calle Tres de Febrero, a la altura del 3900. Según graficó el propio Berni, era “un verdadero búnker” y de características “infranqueables”, por la complejidad del acceso que había hasta dar con la habitación en la que se encontraba recluido Maldonado y su rehén.

El ministro detalló que el hecho comenzó como un episodio de violencia de género en una aparente reunión familiar. En el relato de Berni se desprende que Maldonado “estaba totalmente enajenado, tato que quiso estrangular a su propia mujer: la asfixió primero y después le hizo RCP (maniobras de reanimación)”.

El adiós a Lucas Pierazzoli en las redes: el profundo dolor de la familia y de todo el rugby

Después de ese momento de alta tensión, de acuerdo a la reconstrucción hecha por el propio ministro a partir de testimonios de la mujer atacada, en la finca quedaron solos Maldonado y Cáceres, quien “no está claro si fue rehén o si estaba con él”, indicó Berni.

Durante la noche “no se pudo hacer nada porque estaba en un verdadero búnker”, insistió Berni, quien contó que el atacante realizó “más de 300 disparos” y en su mayoría contra efectivos policiales durante la madrugada.

Incluso el ministro, por pedido del fiscal Carlos Pedro Insaurralde (de la UFI N°3 del departamento de San Martín), intentó en persona persuadir a Maldonado para que depusiera su actitud, pero “fue imposible porque respondía con tiros”.

El bloqueo realizado por la Policía Bonaerense durante el operativo.

“Ya en la madrugada presumimos que había otra persona fallecida”, indicó el ministro sobre Cáceres, de quien luego informó que, por el reporte que dieron los peritos forenses, “llevaba más de seis horas muerto, por la temperatura y la rigidez cadavérica que tenía”.

El cierre del tremendo hecho en Caseros mantuvo los niveles de violencia del resto de la noche. “Cuando el fiscal dio al orden de que entráramos, era tal el nivel de reclusión que tenía el que debimos romper la pared trasera de la casa para poder llegar al lugar”, apuntó Berni.

La Plata: una docente encerró a su bebé en el auto más de dos horas para ir a arreglarse las uñas

Los efectivos arrojaron “un tipo de granada” que se usa “para aturdir al que está disparando e intentar inmovilizarlo”. Con la Policía ya dentro de la vivienda, el secuestrador “prendió fuego el lugar”, agregó el ministro.

“Lamentablemente pasó lo que presumíamos. La persona que lo acompañaba estaba fallecida”, indicó. Pero en el momento en que la Policía entró a la finca, Maldonado respondió con más violencia en un verdadero infierno: “Murió resistiendo. Tenía un arma en cada mano con las que disparaba, tanto que tengo tres policías heridos. Uno de ellos, aun con escudos balísticos, recibió un impacto en la arteria femoral”.

La investigación del fiscal Insaurralde es realizada en el campo por la Gendarmería, que realizaba las pericias para determinar el detalle de la dantesca escena que cerró una demencial noche en Caseros.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Sin categoría. José C. Paz. Policiales

Giro en el caso del carnicero asesinado en José C. Paz: su esposa dice que había discutido con quien le disparó

La Matanza. Policiales

González Catán: el tremendo prontuario del adolescente acusado de matar a un bombero

Morón. Policiales

Tragedia en Morón: le dijo a su pareja que salía de compras y apareció calcinado en su auto

San Martín. Policiales

La tentación que hizo caer al líder de la banda que asaltó a la esposa de Bebe Contepomi