19 de Mayo de 2022

La secta del horror se preparaba para el fin del mundo: hallaron trajes bacteriológicos y armas

La Matanza. Policiales
·
16 de diciembre de 2021

La Policía Federal realizó un segundo allanamiento en la sede de la organización Abba Krishna en La Matanza. La causa por «abuso», «trata de personas» y «engaño» ya tiene cinco detenidos, entre ellos el líder del culto religioso.

Un segundo allanamiento realizado en las últimas horas al predio de la localidad de 20 de junio, partido de La Matanza, donde funcionaba la sede de la secta religiosa Abba Krishna permitió encontrar una importante cantidad de armamento, municiones y trajes bacteriológicos.

El operativo fue realizado por la División de Trata de personas de la Policía Federal, por orden del Juzgado Federal Nº2 de Morón, a cargo de Jorge Rodríguez; en el marco de la investigación por distintas vejaciones que ya cuenta con seis detenidos, entre ellos, el líder del grupo religioso, identificado como Aldo F., de 66 años.

Según trascendió, el material encontrado tenía una misma finalidad y fue el propio organizador de la iniciativa el que explicó cuál era, según detalló Infobae: “Porque se avecina el fin del mundo y los fieles tenían que estar armados para defenderse a fuerza de plomo antes del final”.

Autopista del Oeste deberá pagar una deuda millonaria que tiene con el Municipio de Morón

De acuerdo con lo que se informó, la misma lógica funcionaba para los trajes bacteriológicos que vendían a ocho mil dólares la unidad. El armamento, en tanto, fue hallado en un altillo de la casa personal del líder de los Abba Krishna. Habían, al menos, 10 armas, entre ellas dos Itakas, escopetas y pistolas de alto calibre, además de cientos de municiones.

El segundo allanamiento al sitio ubicado en una zona de campos situada en el límite entre los municipios de La Matanza y Merlo se realizó porque surgieron nuevas pistas en el expediente tras la declaración de testigos. También se encontró una gran cantidad de medicamentos vencidos.

La investigación contra la secta de La Matanza

La investigación en contra de la secta comenzó en febrero a raíz de la denuncia de una víctima que logró escapar del padecimiento al que había sido sometida y que realizó la presentación pidiendo la absoluta reserva de su identidad. El primer procedimiento para atrapar a los sospechosos ocurrió en los primeros días de diciembre.

Tras ese primer allanamiento, se atrapó a los cinco líderes y en el lugar quedó una consigna de la Policía Federal. La organización religiosa funcionaba, al menos, desde 2017. Los detenidos están acusados de los delitos de «trata de personas con fines de reducción a la servidumbre, agravado por haber mediado engaño y abuso de una situación de vulnerabilidad y abuso sexual agravado«.

Parte del armamento encontrado en la sede de la secta de La Matanza.

La denunciante arribó por primera vez al templo Abba Krishna con su madre cuando tenía 14 años, inmersa en una situación de vulnerabilidad, signada por conflictos familiares que le generaron dificultades en la escuela. «Deseaba encontrar tranquilidad, y así lo supo desde el primer momento una de las personas de mayor confianza del líder religioso, que fue quien entrevistó a la joven en su primera visita al templo», explicaron los investigadores.

La adolescente fue víctima de violencia sexual en reiteradas ocasiones por parte del líder, quien contó con el consentimiento y complicidad de los adultos de su círculo de confianza. Luego comenzó a residir en «La Morada de Sita y Rama» también conocida como «La casa de las madres», a propuesta del líder y tras ser agredida físicamente por la pareja que por entonces tenía su madre.

Cómo fue el violento robo en el que le sacaron la camioneta a la mujer del Bebe Contepomi

Allí, la adolescente era obligada a mantener salidas con adultos que iban al lugar. Además, el responsable de la secta le pidió que recibiera a «clientes» en departamentos privados de La Matanza con el argumento de que ganaría mucho dinero.

Los investigadores determinaron que las personas que asistían al lugar debían aportar un «diezmo» al Abba Krishna en caso de que tuvieran trabajo, y incluso otra denunciante dijo que cuando consiguió empleo llegó a aportar casi la totalidad de su salario al grupo.

En el predio encontraron armas y trajes bacteriológicos.

El templo albergaba a hombres y mujeres con situación de vulnerabilidad psicológica y emocional. Eso facilitaba a la secta su captación para luego tener un total control de sus relaciones y su economía. Los explotaban laboralmente y los sometían a situaciones de trabajo esclavizante y una total dependencia para despojarlos de sus bienes materiales y alejarlos de su familia.

La secta no estaba reconocida ni tenía afiliación a organizaciones establecidas de la conciencia Krishna como ISKCON, con sede en la Ciudad de Buenos Aires. De hecho, se supo que en los cantos y bailes que se hacían en el mencionado templo, mezclaban el mantra Hare Krishna con plegarias a Cristo y música producida por guitarras criollas, algo muy alejado de la ortodoxia de esa religión.

Investigan presunto caso gatillo fácil en La Matanza: «Me dijo que se le escaparon tres tiros»

El término “abba” significa «padre» en arameo. Una imagen de Cristo podía verse junto a la de Krishna en sus altares, junto a un unicornio del tamaño de un pony enano. En el centro de las instalaciones también había una estatua de Krishna de casi un metro de alto a la que los fieles le rendían culto.

Al líder de los Abba Krishna lo describen como movedizo, hábil para hablar. Tomó la estética ceremonial y la simbología para captar a sus propios fieles y generar su organización. Así, en poco tiempo logró llamarse a sí mismo “maestro”. Su técnica para, supuestamente, abusar de las mujeres que llegaban a su congregación era la de un acto sexual divino: decía que podía separar el cuerpo del alma, para después llegar a un estado superior.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Ituzaingó. Policiales

Violento episodio en el Censo 2022: lo detuvieron porque se enojó con su novia y agredió a la encuestadora

Quilmes. Policiales

Censo 2022: policía asaltó a dos censistas en distintas cuadras de Ezpeleta y fue detenido en Bernal

Buenos Aires. Policiales

Merlo: el joven que pasó casi dos años preso por un crimen que no cometió y recuperó su libertad

Buenos Aires. Policiales

Volver a nacer: la milagrosa recuperación del policía baleado por motochorros en Moreno