04 de Diciembre de 2022

Ser padre en medio del dolor: su mujer falleció por Covid-19 embarazada de mellizos

Almirante Brown. Sociedad
·
14 de junio de 2021

Pablo Acevedo estaba en pareja con Marcela Rossi, con quien ya tenían un hijo de seis años. Los bebés nacieron en una cesárea de urgencia con apenas 5 meses y hoy siguen en Neonatología. Sin trabajo, necesita la ayuda de los vecinos.

Luchar. Enfrentar la tristeza y la impotencia que siente. Reconstruirse de la mejor manera posible y seguir adelante. Eso intenta hacer Pablo Acevedo, un vecino de Rafael Calzada de 37 años que, por culpa del Covid-19, perdió a su mujer, con quien ya eran padres de Ignacio (6). Pero el golpe no pudo ser peor, porque Marcela Rossi (35) se contagió estando embarazada de mellizos, y los bebés nacieron en una cesárea de urgencia con apenas 5 meses. Hoy, todavía siguen en Neonatología. “Tengo que cuidar y mantener a mis tres hijos, pero me quedé solo”, dijo Pablo.

Además de provocarle una pérdida irreparable, la pandemia también lo afecto laboralmente, ya que él trabajaba como empleado de un bingo en San Francisco Solano, el cual se encuentra cerrado desde hace varios meses y su reapertura es incierta. Por eso, para poder subsistir se había puesto a trabajar en una ferretería con su cuñado, mientras su mujer se dedicaba a la pastelería desde su casa. Con esos ingresos, aunque sea con lo mínimo, podían subsistir.

En ese contexto fue que la pareja, que hacía 19 años que vivían juntos en el partido de Almirante Brown, recibió la noticia más feliz: Marcela estaba embarazada de los mellizos Ana y Francisco. Las dificultades económicas quedaron en segundo plano, y la familia sintió una gran alegría. Pero al quinto mes de gestación empezó la pesadilla.

Fue el 12 de abril el día en el que Marcela comenzó con un resfrío leve y, luego, sintió un dolor persistente en la cintura. Fue a una guardia, donde le dijeron que se trataba de una infección urinaria y le dieron medicamentos. Sin embargo, los días pasaban y el malestar continuaba. “Se seguía quejando del dolor. Por eso volvimos a consultar, pero esta vez con su médico de cabecera, quien la mandó a hacer una placa. Y ahí se vio que tenía una neumopatía muy grande en el pulmón derecho. Por eso le dolía la espalda”, le contó Pablo a Infobae.

Como esa clínica no contaba con servicio de Neonatología, el 16 de abril fue derivada al Sanatorio Modelo de Quilmes, donde estuvo internada durante 36 días. “Primero le dolía el cuerpo y la cintura, pero con el correr de los días comenzó a tener problemas con la saturación del oxígeno. Le hicieron dos hisopados con un día de diferencia y ambos fueron negativos. Pero como cada vez se ponía peor, le tuvieron que colocar oxígeno”, recordó.

Pablo junto a su mujer, Marcela Rossi, quien falleció a causa del Covid-19.
Marcela Rossi y Pablo Acevedo vivían juntos en Rafael Calzada desde hacía 19 años.

El 21 de abril, Marcela ingresó a terapia intensiva y fue intubada. Esa fue la última vez que Pablo pudo hablar con ella. “Estaba muy mal, tenía la mirada perdida, los labios resecos. Me dijo que estaba muy preocupada por los bebés. Tenía mucho miedo por ellos”, explicó. 48 horas más tarde, su cuadro se seguía agravando, y así también corrían riesgo los mellizos. Por ese motivo los médicos decidieron practicarle una cesárea.

El panorama para los bebés no era alentador, porque tenían sólo 5 meses y 3 semanas. Ana pesó 1.5 kilos y Francisco, apenas 950 gramos. Desde entonces, están en Neonatología. Después de la cesárea, Marcela volvió a Terapia Intensiva, donde le hicieron una punción de pulmón. “Recién ahí, el tercer hisopado le dio positivo de Covid-19 y la dejaron aislada”, detalló Pablo, quien nunca tuvo síntomas, pero tuvo que estar aislado durante 14 días por ser contacto estrecho de su mujer. Por ese motivo solo se enteraba de cómo estaban los mellizos y Marcela de manera telefónica o por WhatsApp.

El impacto del Covid-19 en su mujer

El 10 de mayo, el estado de salud de su mujer había mejorado y estaba oxigenando mucho mejor. Por eso, los médicos decidieron practicarle una traqueotomía y, luego, planeaban despertarla del coma inducido por la intubación. “Cuando la sacaron del coma, no despertaba. No se movía, solo pestañeaba. Le hicieron estudios en los pulmones y su cuadro de neumonía bilateral había mejorado, pero el Covid-19 le dejó secuelas neurológicas -dijo Pablo- y le provocó isquemias múltiples en el cerebro. Por eso, no se podía despertar y no había manera de quitarle el respirador. Pasaron diez días y no mejoraba”.

Falleció por Covid-19 en 20 días: tenía 42 años, dos hijas chiquitas y ninguna enfermedad previa

El 21 de mayo, Marcela tuvo un primer paro cardíaco a las 13.30. El segundo ocurrió a las 22.30 y le costó la vida. “Esa tarde la pude acompañar un rato en terapia intensiva y los médicos me dijeron que estaba muy grave. Fue la última vez que la vi y esa noche falleció. Los dos estábamos seguros de que iba a ponerse bien. Ella estaba confiada y yo también. Estábamos felices de que íbamos a tener mellizos. Ni siquiera la pude acompañar todo el tiempo que estuvo internada, porque no se podía”, dijo Pablo, con profunda tristeza.

Marcela embazada de los mellizos, quienes ahora se recuperan en el Sanatorio Modelo de Quilmes.
Marcela embazada de los mellizos, quienes ahora se recuperan en el Sanatorio Modelo de Quilmes.

También contó que Marcela “era muy sana. No tenía problemas de salud, ni estaba enferma. El virus la agarró débil por el embarazo. Después me enteré que hay muchas mujeres embarazadas que terminaron como ella o que están graves”.

Ahora, Pablo trata de acomodar su vida. El pequeño Ignacio es cuidado diariamente por los abuelos maternos, mientras él va y viene constantemente del sanatorio, para estar con sus otros dos hijos y seguir la evolución. Mientras, tiene la esperanza de que pronto los pueda llevar a su casa, donde todavía tiene que terminar la habitación para los mellizos, algo que no pudo hacer en este tiempo por todo lo que debió afrontar.

Respecto a cómo manejó toda la situación con Ignacio, dijo que el nene todo el tiempo quería ver a su madre cuando estaba internada, “pero le tuve que decir que estaba descansando y que se tenía que recuperar. Y cuando sus hermanos nacieron no se lo conté, porque no se sabía cómo iban a evolucionar ya que eran prematuros. Tenía miedo que les pasara algo malo como a su mamá. Así que, el mismo día que su madre murió, le conté que sus hermanitos habían nacido y que estaban bien. Le mostré las fotos de los bebés. Y ahí se enteró de la muerte de su mamá. Jamás pensé que todo iba a terminar de esta manera”.

Con 33 años, sin enfermedades previas, falleció por Covid-19 una docente del Club Lanús

Si los mellizos continúan evolucionando como hasta ahora, en diez días podrían tener el alta definitiva. Pero ahora Pablo se enfrenta a otro drama: cuidar solo a sus tres hijos, algo que por supuesto le demanda mucho tiempo. Y por ese motivo es que ahora tampoco puede trabajar en la ferretería con su cuñado.

Cómo hacer donaciones para los mellizos

“Toda la vida trabajé, y ahora le tuve que pedir ayuda a mis conocidos y me dio muchísima vergüenza. No estoy acostumbrado. Muchas personas compartieron mi situación en las redes sociales y hoy me están donando las cosas que necesito para mis hijos”, contó.

Los mellizos necesitan una cuna, sábanas, frazadas, ropa, pañales para bebés prematuros, óleo calcáreo, toallitas húmedas, artículos de perfumería y limpieza, y un mueble para sus pertenencias. Quienes deseen ayudar a Pablo y sus hijos pueden escribirle a po-acevedo@hotmail.com.  

También se pueden colaborar directamente en su cuenta del Banco Comafi, con los siguientes datos.

ALIAS: MUELLE.OMBU.ROSA

CBU: 2990001700110451930013

Titular: Acevedo, Pablo Oscar

“El único consuelo que encuentro es pensar que Dios se la llevó porque tenía otra misión para ella, en otro lugar. Marcela era una excelente esposa y una gran madre, se dedicaba todo el tiempo a nuestro hijo y a mí. Estaba feliz con el embarazo de los mellizos y se cuidaba muchísimo. No entiendo por qué nos pasó esto”, dijo.

También aseguró que “desde el principio de la pandemia nos cuidamos mucho. No me explico cómo se contagió mi mujer. Yo salía a trabajar y ella se quedaba en casa. Ninguno de los dos tenía enfermedades de base y yo no tuve ningún síntoma. Veo que la gente no se cuida y que no toma dimensión de lo que pasa. Tienen que tomar conciencia y cuidarse por ellos mismos, pero también por su familia”. Y finalizó confesando su peor temor: “Tengo mucho miedo de contagiarme, porque me quedé solo con mis tres hijos. Y si me pasa algo, ¿quién los va a cuidar?”.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
La leyenda del Zurdo Almada, el Messi de los penales en La Matanza que se retiró del fútbol a los 62 años
La Matanza. Sociedad

La leyenda del Zurdo Almada, el Messi de los penales en La Matanza que se retiró del fútbol a los 62 años

Mundial de Qatar: qué lugares del Conurbano tienen Fan Fest para ver Argentina-Australia en pantalla gigante
Buenos Aires. Sociedad

Mundial de Qatar: qué lugares del Conurbano tienen Fan Fest para ver Argentina-Australia en pantalla gigante

Almirante Brown muda su Fan Fest: dónde se podrá ver el partido de la Selección ante Australia en pantalla gigante
Almirante Brown. Sociedad

Almirante Brown muda su Fan Fest: dónde se podrá ver el partido de la Selección ante Australia en pantalla gigante

El Tren de la Costa incorpora más servicios: cada cuánto tiempo circulan ahora las formaciones
Buenos Aires. Sociedad

El Tren de la Costa incorpora más servicios: cuáles son las nuevas frecuencias de las formaciones