22 de Mayo de 2022

Los cinco años récord de Chacarita: cómo hizo para bajar hasta la C y volver rápido a Primera

San Martín. Deportes
·
6 de febrero de 2022

En 1979 y 1980, una década después de su momento cumbre con la final que le ganó a River en su único título en la A, el Funebrero sufrió dos descensos consecutivos que lo llevaron a la tercera categoría.

Chacarita es un club tradicional en el fútbol argentino. No solo por su hinchada siempre fiel y a veces revoltosa, por su ubicación en el popular barrio de San Martín o por algunos grandes jugadores que han vestido la camiseta tricolor, desde la legendaria dupla Francisco Campana-Marcos Busico hasta los contemporáneos Diego Rivero y Agustín Rossi. También lo es por sus logros: se trata de uno de los primeros equipos chicos que se consagró campeón. Ocurrió en 1969.

Pionero en este rubro, el Funebrero mereció reconocimiento y fama hasta patentar su propia frase: “Se agrandó Chacarita”, originada en un partido ante Boca que deberá narrarse en otra nota. Llegarían después jornadas infelices para su gente: a principios de la década del 80 un doble descenso lo obligó a jugar en la Primera C.

Chacarita y diez años de debacle

Chaca tocó el cielo con las manos en una tarde de gloria, el 6 julio de 1969. Con un inolvidable 4-1 a River en la final, disputada en cancha de Racing, el Funebrero se consagró campeón del Torneo Metropolitano de ese año. Fue una conquista no solo relevante para la institución de San Martín sino para todo el fútbol nacional: tras Estudiantes en 1967 y Vélez en 1968, Chacarita se convirtió en el tercero de los denominados chicos en llegar a lo más alto.

Aun en la C, el acompañamiento de los hinchas de Chacarita se mantuvo inalterable.

La buena estrella acompañó a Chaca en 1971, con otra historia digna de película: fue invitado a la Copa Joan Gamper en el Nou Camp del Barcelona y derrotó 2-0 al poderoso Bayern Munich de Franz Beckenbauer. Pero los mejores, con Ángel Marcos a la cabeza, comenzaron a irse, los resultados empezaron a ser cada vez más decepcionantes y la pendiente acabó de la peor manera: en 1979 se fue al descenso de una manera inédita.

Lo llamaban el Superman de San Fernando: fue nadador, remero, basquetbolista y un Puma clave

La AFA determinó que en aquel Metropolitano los dos últimos equipos de cada zona se enfrentaran en el denominado, con un toque de exageración, cuadrangular de la muerte. Así, Chaca midió fuerzas con Gimnasia y Esgrima La Plata, Atlanta y Platense. Justamente el Calamar, que había sido el peor de los cuatro durante todo el año, se impuso en ese mini-torneo y salvó milagrosamente la categoría.

Una bajada más…

El Funebrero, con el orgullo herido, comenzó 1980 con la idea de volver a la A. Atlanta y Gimnasia, los otros descendidos, parecían los máximos competidores, mientras que un sorprendente Sarmiento de Junín -con el Choclo Peracca, Toti Iglesias y el Lobo Fischer como figuras- también asomaba la cabeza. Pero Chaca nunca pensó que quedaría tan lejos…

Terminó último en el torneo: pese a la calidad ya conocida de Beto Pascutti y un arranque dentro de todo correcto, con una sola derrota en las primeras ocho fechas, el Tricolor finalizó ese campeonato con tan solo siete victorias en 38 partidos, completando el récord con 16 empates y 15 caídas.

El Viejo Guerra, un histórico del fútbol argentino: el entrenador récord que festejó 6 ascensos

El deshonor fue aún mayor para Chaca al haber solamente un descenso en aquel campeonato: Deportivo Armenio, El Porvenir, Talleres de Remedios de Escalada y Banfield quedaron apenas un punto por encima de los de San Martín. Y así fue como Chacarita, aquel brillante campeón de 1969, conoció por primera vez la C, por esa época la tercera categoría del fútbol argentino…

La vuelta de Chaca

El paso por la C afortunadamente fue breve para Chacarita: al año siguiente retornó a la Primera B, como escolta de Lanús. Y, con la sangre en el ojo, se sacó de manera rápida el estigma del Ascenso: en 1984 ya estaba nuevamente en la élite del fútbol argentino.

Fue campeón con Chacarita pero se hizo más famoso por ser la figurita difícil en un álbum

A partir de allí, con un descenso temprano en 1986, Chaca dejó de ser un habitué de los principales torneos nacionales. Por si fuera poco, en 1989 volvió a caer a la tercera división, aunque ahora con otra denominación menos humillante: Primera B Metropolitana.

En este milenio, Chacarita pasó más tiempo en el Ascenso que en Primera; estuvo cinco años consecutivos entre 1999 y 2004, disputó la temporada 2009/10 y disfrutó de un último protagonismo en la Liga 2017/18. Subiendo y bajando, a veces volviendo a tocar tercera (en 2014 pisó nuevamente la B Metro), el Funebrero todavía añora aquellos años de campeón. El sueño es que el tobogán cambie de dirección.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
San Fernando. Deportes

Equi Fernández: el crack de Boca que hoy juega para Tigre y que el Barcelona vio antes que el resto

Pilar. Deportes

La historia del tenista de Pilar que vendió zapatillas durante la pandemia y jugará Roland Garros

San Fernando. Deportes

Tigre subsidia parte del valor de las entradas para la final contra Boca: cuánto costarán y cómo comprarlas

Buenos Aires. Deportes

Historia de superación: el día que Franco Armani pidió volver a Deportivo Merlo y cambió su carrera