10 de Agosto de 2022

El ex futbolista de Laferrere que se reinventó tras un retiro traumático: triunfa vendiendo hamburguesas

La Matanza. Sociedad
·
6 de junio de 2022

A Diego Jaime no le renovaron el contrato en 2020 y, en plena pandemia, colgó los botines resignado ante sus lesiones. Comenzó a preparar hamburguesas en su casa y hoy tiene una cadena, con cinco locales en La Matanza.

Cuando en 2020 el club Deportivo Laferrere no le renovó su contrato, Diego Jaime (35) supo que su carrera en el fútbol terminaba. Aquejado por las lesiones y tras un 2019 con cinco desgarros, decidió ponerle fin a su vida como futbolista profesional pero la incertidumbre se le vino encima.

Llegan los shows de Karina, Vicentico y Lit Killah en la Expo Escobar: cómo conseguir las entradas

Con necesidades económicas y sin tiempo para perder, su padre le prestó una plancha para cocinar y comenzó a preparar hamburguesas en su casa de González Catán. No sabía que iba a ser el inicio de un exitoso camino que hoy lo tiene triunfando en un rubro impensado: el de la venta de comida rápida. Su marca «Morfi Burger» hoy tiene cinco locales en todo La Matanza.

El ex futbolista de Laferrere que jugó en Europa, se retiró por las lesiones y logró reinventarse: hoy triunfa con la venta de hamburguesas
Con la camiseta del Verde, Jaime hace jueguitos frente a uno de sus locales de Morfi Burger.

Nacido en Laferrere y con inferiores en el club Almirante Brown, tenía 13 años cuando lo fichó San Lorenzo pero nunca llegó a jugar en la A. Por el contrario, hizo toda su carrera en el Ascenso, con pasos por Chacarita, Cambaceres, Excursionistas, Leandro Alem, Textil Mandiyú de Corrientes y Huracán de Comodoro Rivadavia, entre otros. Así y todo, tuvo la chance de jugar en Europa: lo hizo en el Buducnost de Serbia y en el Siroki Brijeg de Bosnia Herzegovina. En el extranjero, también se desempeñó en Liga de Portoviejo, en Ecuador.

Según el portal especializado Transfersmarkt, su pase llegó a valer 600.000 euros. Y fue en esa etapa en la que logró hacer una pequeña diferencia económica, pero no la suficiente para «salvarse». «Uno cree que todos los que juegan al fútbol ganan mucha plata, pero no es así. Cuando me fui al exterior pude hacer una diferencia mínima, como para comprarme un auto. Es un trabajo difícil: tanto en Argentina como en el exterior me tocó jugar en clubes donde no me pagaban. Así es difícil», reflexionó Jaime.

Avanzan las obras de la sede Burzaco de la Universidad de Almirante Brown: cuándo se prevé su inauguración

Y agregó: «El fútbol es el único trabajo en el que no te pagan lo que te deben. Suponete que jugás en el Ascenso, que ganás 60 mil pesos. Tenés que pagar el alquiler, la luz, el gas, el colegio de los chicos, todos los gastos… Si no te pagan un mes, ¿qué haces? ¿Cómo hacés para entrar a la cancha, ir el sábado, rendir, ganar y meter tres goles?».

El desafío de las hamburguesas para el futbolista de Laferrere

Ante la pregunta de por qué decidió empezar a cocinar hamburguesas en su casa, Jaime es claro: «En Argentina, la gente no alcanza a ahorrar para grandes proyectos, como una casa, por ejemplo. Y que muchas personas gastan su dinero en ‘el gustito’. Es decir que laburan toda la semana para poder salir a comer una hamburguesa y tomar una cerveza con sus amigos. Entonces apostamos por eso».

El ex futbolista de Laferrere que jugó en Europa, se retiró por las lesiones y logró reinventarse: hoy triunfa con la venta de hamburguesas
El local que abrió en la calle Lopez May, frente a su casa, donde empezó a cocinar hamburguesas de forma artesanal.

Su papá le prestó una plancha para cocinar y comenzó a tomar pedidos en su casa de la calle López May, con cientos de panes y aderezos en freezers en el quincho. «Les decía que me den 25 minutos y se los preparaba, todo muy artesanal», recuerda. Y no dudo en afirmar que «el furor de pedidos fue en la pandemia».

Ante el crecimiento exponencial de demanda, llegó la hora de expandirse. «La gente nos empezó a conocer y nos felicitaba por lo que les ofrecíamos, y también nos pedían que llegáramos a Catán. Buscamos un local y encontramos uno a media cuadra de la plaza de Catán, y seguíamos con la misma metodología; tomábamos los pedidos y los llevábamos, porque seguía todo cerrado. Fue un éxito, la gente nos elegía y cada vez eran más. Y pasó lo mismo en Laferrere. En diciembre, cuando se empezó a abrir un poco todo, sin darnos cuenta teníamos tres locales».

Después, reveló: «Unos amigos de una inmobiliaria me consiguieron un local de 400 metros cuadrados, en Barrio Independencia, donde abrimos nuestra cuarta sucursal. Ahí preparamos todo; lavamos la lechuga, cortamos las cebollas y la panceta, y abastecemos a todos los locales. Las hamburguesas ya están industrializadas, pero con nuestra receta, y tenemos proveedores de todo lo demás».

El ex futbolista de Laferrere que jugó en Europa, se retiró por las lesiones y logró reinventarse: hoy triunfa con la venta de hamburguesas
El ex futbolista de Laferrere tiene 50 empleados en Morfi Burger, todos jóvenes con un promedio de edad de 22 años.

La última sucursal en abril es la del Catán Shopping, hace 15 días, donde compite con gigantes como Burger King y Mc Donald’s. Hay algo que lo diferencia, sus menús son bien futboleros: La Mega Maradó, La Scaloneta, La Román, Napoleón, La Messi y La Messi Boom. «Somos un producto bien argentino», remarcó.

Morfi Burger hoy tiene 50 empleados, todos jóvenes estudiantes de poco más de 22 años que cobran entre $60.000 y $120.000 por tareas de cocina y limpieza, aunque también sugieren ideas para los menúes. «Los escucho siempre», manifestó. Y agregó: «Prefiero ganar menos y que la gente labure contenta. Tengo chicos que fueron los que arrancaron conmigo y están bien, contentos, motivados. Mejoraron su calidad de vida. Ahora no tienen que depender de sus padres y madres. La idea es generar que la gente que trabaje con nosotros se sienta valorada. El dinero es importante, pero siento que Dios me está dando tanto que yo necesito dar también. ¿Cómo no voy a ser generoso con la gente que trabaja conmigo?».

Para cerrar, reflexionó: «Al fútbol le di todo lo que le pude dar, y el fútbol me entregó todo lo que me podía entregar: cosas lindas, cosas feas, estar solo a los 20 años… Son experiencias que te hacen madurar sí o sí». Y sobre esta etapa de reconversión en su vida, culminó: «Mucha gente no se anima. Mucha gente tiene miedo. Pero quizás invertís y hay alguien que aparece y te tiende una mano. Es eso: animarse y tener mucha perseverancia. Y tomar riesgos».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
El emotivo reencuentro entre el nene baleado en Ciudad Evita y la mujer que lo salvó: "Si se moría, yo no iba a poder seguir"
La Matanza. Sociedad

El emotivo reencuentro entre el nene baleado en Ciudad Evita y la mujer que lo salvó: «Si se moría, yo no iba a poder seguir»

Hospital Houssay Vicente López Obras Guardia Soledad Martínez
Vicente López. Sociedad

Inauguraron la renovada guardia del Hospital Houssay de Vicente López: qué mejoras se hicieron

Alcaidía González Catán La Matanza Arranque Obra
La Matanza. Sociedad

Arrancó la construcción de una alcaidía en González Catán: cómo será el edificio y dónde estará

Ciudad Evita Nene Baleado Joaquín La Matanza Alta
La Matanza. Policiales

El milagro de Joaquín: qué dijo al ser dado de alta el nene baleado en la cara en Ciudad Evita