25 de Octubre de 2021

Dolor interminable en la despedida de Lucas Cancino, el chico de 17 años asesinado en Quilmes

Quilmes. Policiales
·
14 de octubre de 2021

“Estamos devastados”, dijo uno de los familiares del joven. Sus compañeros de colegio decidieron no participar de la despedida. “No quisieron venir porque están destrozados. Varios tuvieron ataques de pánico”, contó una de las madres.

El silencio solo fue interrumpido por los gritos de dolor. En un escenario desgarrador, y en medio de expresiones de impotencia, este jueves fueron despedidos los restos de Lucas Cancino, el chico de 17 años que fue asesinado ayer por la mañana en Quilmes, cuando iba en bicicleta hacia el colegio y lo atacaron para robarlo.

Anoche, conmocionados por el brutal episodio de inseguridad, familiares y vecinos de la víctima habían realizado una multitudinaria marcha en el centro comercial de Ezpeleta para pedir justicia. Por el momento, por el crimen hay dos detenidos, de 19 y 20 años.

Lucas Cancino estudiaba en el colegio Papa Eugenio Pacelli de Quilmes y quería ser ingeniero.

El velatorio se realizó en la cochería Rufino Pastor, sobre la avenida Yrigoyen, en Quilmes. Se habilitó para un núcleo reducido: se acercaron cerca de 20 personas, entre familiares y compañeras de trabajo de Sabrina, la madre de Lucas. También estuvo presente la abuela del joven, de 85 años, con quien convivía. Para ella, la tragedia representa un nuevo golpe, luego de perder a su marido -y abuelo de Cancino- el año pasado: se llamaba Marcelo, era un ex marino y tenía una relación muy cercana al chico asesinado.

Quilmes: un velatorio lleno de impotencia

Además, participaron madres y padres de los compañeros de colegio de Lucas, quien cursaba el sexto y último año en el Instituto Papa Eugenio Pacelli de Quilmes. “Ninguno de los chicos quiso venir. Están destrozados. Se enteraron en la puerta del colegio, y por las redes sociales, que lo habían matado. Los preceptores y los docentes los contuvieron. Varios chicos tuvieron ataques de pánico”, contó una madre.

La abuela de Lucas, de 85 años, llegando al velatorio. El chico convivía con ella.

Poco después de las 9, el cuerpo de Lucas fue llevado hacia el cementerio de Ezpeleta, donde fue sepultado. Una docena de autos participó del cortejo. “Estamos devastados”, expresó uno de los familiares durante la despedida. Y señaló que “esto es lo que pasa siempre en esta zona. Nunca nadie se hizo cargo de esto. Ni este Gobierno, ni ninguno. Y ahora nos toca a nosotros”.

Quién era Lucas, el chico de Quilmes que quería ser ingeniero y lo asesinaron en un robo

Por ese motivo, precisamente, es que ayer se realizó la marcha. El centenar de personas que se convocó en Avenida Mitre y Juan C. Varela, en Ezpeleta, reclamó por los constantes hechos de inseguridad que se viven en esta zona del sur del Conurbano bonaerense. Alejandra, compañera de trabajo de la madre de Lucas, había expresado, resignada, que “no hacemos nada con las alarmas vecinales, con las que puso la intendenta, ni con las cámaras de seguridad. No hacemos nada con eso”.

El cuerpo de Lucas fue acompañado por una docena de autos.

Cancino fue asesinado ayer cerca de las 7:50, cuando salía de su casa ubicada de la calle Combate Naval de Quilmes, entre Lugones y Ascasubi. De acuerdo con la reconstrucción que pudieron hacer los investigadores, el chico iba hacia la escuela con su bicicleta cuando fue abordado por los delincuentes con el objetivo de robarle sus pertenencias. Aún no está esclarecida la mecánica del hecho pero lo cierto es que en medio del presunto asalto, Lucas fue acuchillado y murió minutos después en la entrada de su casa frente a la mirada de su abuela.

Los detenidos por el crimen de Lucas Cancino

Ayer mismo, antes del mediodía, efectivos de la Comisaría 1ra de Quilmes detuvieron a los presuntos autores del crimen. Se trata de Agustín Rodrigo “Chancho” Rivas (19) y Nazareno Juan Cruz “Convulsión” Mejías (20), quienes hoy serán indagados por la fiscal Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N°4 de Quilmes.

Asesinato de Gonzalo Refi: hay un detenido que confirmó cómo armaron la emboscada mortal

“Chancho” Rivas fue detenido cuando los agentes se dirigieron a su domicilio, cerca del lugar de asesinato, en un barrio de emergencia y lo capturaron en el momento en que salía del lugar junto a otro joven, que no fue imputado al determinar que no tenía relación con el crimen de Cancino. Tras su arresto, los investigadores allanaron su vivienda y hallaron un cuchillo en el cruce de Mozart y Lugones, a 300 metros de donde mataron al chico de 17 años. Por su parte, “Convulsión” Mejías estaba escondido en los alrededores de su domicilio cuando fue detenido, oculto en la misma manzana sobre un bañado.

Por el crimen hay dos detenidos. Un tercer joven había sido aprehendido, pero luego fue liberado.

“Identificados por testigos, por filmaciones, todo indica que son los autores materiales”, aseguró el ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, ante la prensa poco después del mediodía. Y agregó: “Nada nuevo, siempre lo mismo. Personas con antecedentes que ya estuvieron presos. Uno de ellos por el delito de robar una bicicleta”.

Un video estremecedor muestra cómo ejecutaron al policía de la Ciudad: no pudo defenderse

Efectivamente los acusados tienen antecedentes. Rivas, quien es señalado como el supuesto autor material del crimen, aparece en los registros con dos delitos, ambos de este año. El primero es del 8 marzo y sobre él pesa la acusación de averiguación de ilícito. Unos meses más tarde, el 26 de mayo, se le inició una causa calificada como robo simple que lleva la misma fiscal que hoy lo acusa.

Los familiares y vecinos de Lucas durante la marcha realizada anoche.

“Convulsión” también cuenta con delitos en su historia: robo agravado de vehículo dejado en la vía pública con un arma no apta para disparar. El hecho ocurrió el 24 de junio de 2020 y fue detenido. Sin embargo, a los cuatro días salió de prisión y recuperó la libertad. Según explicaron fuentes judiciales a Infobae, el delito que investigó UFI Nº2 de Quilmes a cargo del fiscal Leonardo Sarra, era excarcelable: tenía un arma no apta para el disparo. Por ese motivo, el Juzgado de Garantías Nº2, del juez Martin Nolfi, lo liberó.

Esta causa en su contra continúo hasta que en septiembre de 2020, Mejías arregló realizar un juicio abreviado en el Tribunal Oral en la Criminal Nº1 de Quilmes, donde se lo condenó a tres años de cárcel en suspenso.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Tres de Febrero. Policiales

Tragedia y misterio en una pareja de policías: ella apareció muerta después de una discusión

Buenos Aires. Policiales

Locura y terror en el Río de la Plata: qué hay detrás del doble crimen en el barco petrolero

Quilmes. Historias de mi barrio

Es de Bernal y va por una hazaña: salir campeón en el Mundial de Bomberos en Estados Unidos

Quilmes. Sociedad

Tras el incendio de dos fábricas de Bernal, garantizan la continuidad de los trabajadores