07 de Julio de 2022

El día que Maradona se hizo hincha de Laferrere y fue ovacionado por la gente de Almirante Brown

La Matanza. Deportes
·
12 de febrero de 2022

Mientras era DT de Mandiyú, el presidente del Verde fue a buscar a Diego al hotel donde se concentraba y lo llevó a la cancha para ver el clásico contra los de Isidro Casanova. Ambas hinchadas se unieron para gritar por el ídolo.

El anecdotario alrededor de Diego Maradona es infinito. La mayoría de las personas vinculadas con el fútbol tiene un recuerdo suyo y el Deportivo Laferrere no es la excepción. Para contar esta historia hay que remontarse a 1994, un año especial para el ídolo.

Maradona había sufrido una de sus decepciones más grandes: en Estados Unidos le cortaron las piernas. Diego se preparó como nunca para llegar al Mundial 94 y estaba en buena forma. La secuencia es conocida: luego del triunfo ante Nigeria entró una enfermera para llevarlo al control antidoping, dio positivo de efedrina y la FIFA lo excluyó de la competición.

Lealtad maradoneana

El golpe resultó tan duro que algunos dirigentes le dieron la espalda al capitán de la Selección. No procedió así Rubén Costoya, presidente del Club Social y Deportivo Laferrere. Fue de los primeros en acercarse al Diez y allí establecieron un vínculo. Diego, a modo de agradecimiento, le dijo que iría a ver algún partido del cuadro de camiseta verde y blanca.

El Diego de las paredes: la forma en que San Fernando elige mantener vivo a Maradona

Transcurrieron unos meses y Maradona asumió en dupla técnica junto a su amigo Carlos Fren en Deportivo Mandiyú de Corrientes. A las pocas semanas le tocaba enfrentar a Ferro y su equipo se concentró en un hotel de Capital Federal. Y allí estuvo Costoya para buscar a Diego: Maradona no se olvidó de su promesa y fue a la cancha.

La relación de Maradona con Laferrere

No era la primera vez que el apellido se relacionaba con el club de La Matanza. El segundo hijo varón de los Maradona, Raúl Alfredo o simplemente Lalo, había estado allí durante la temporada 92/93. Fue el sexto de los 12 clubes para los que jugó en toda su trayectoria.

Diego con Gustavo Díaz, del Museo del Hincha de Lafe.

Lalo acompañó a su hermano a una cancha que conocía bien y se reencontró con algunos de sus compañeros en Laferrere: el defensor Gabriel Medrano -luego jugó en otros equipos del oeste como Almirante y Morón- y los mediocampistas José Luis Díaz -ídolo en el Cobreloa chileno, tuvo un regreso a Lafe en 2010- y Luis Pozzuto.

La doble ovación para Diego Maradona

Como era de esperarse, la llegada de Maradona al Estadio Ciudad de Laferrere revolucionó al club ubicado en Rodney y Magnasco, pegado a la ruta 21, conocido por los lugareños como El Morumbí. Un primer interrogante fue la ubicación de Diego: desde dónde vería el partido.

Vestido de jean, remera y zapatillas de la marca de las tres tiras, inconfundible pese a los lentes oscuros, Maradona estuvo en un palco improvisado para la ocasión, al que pudo acceder con la ayuda de una escalera de madera. Al verlo, las dos hinchadas se unieron para vitorearlo.

El Maradona amigo

Su relación con Costoya no era su único lazo con el club: en ese momento a Lafe lo dirigían Miguel Ángel Lemme (alias El Cabezón, ayudante de Carlos Bilardo en Sevilla) y Adrián Néstor Domenech (El Ruso, con quien había compartido dos años en Argentinos Juniors). De hecho, había sido el propio Maradona el que había acercado a sus amigos a la popular institución.

Fue campeón con Chacarita pero se hizo más famoso por ser la figurita difícil en un álbum

Aquella tarde del 15 de octubre de 1994, su presencia y una emotiva arenga no provocaron el efecto que había imaginado el cuerpo técnico. Almirante Brown se impuso por 3-0 en un partido correspondiente a la novena fecha del campeonato de Primera B Nacional. Empezaba a gestarse un clásico de barrio, pues el primer enfrentamiento entre ambos había sido al comienzo de la década.

El Maradona de La Matanza

A Diego le hablaron de un pibe de Laferrere que andaba bien. Se trataba de José Luis Sánchez, un zurdo hábil y gambeteador a quien le decían Garrafa por su padre, quien se dedicaba a venderlas en la zona.

Lejos de la posición de enganche que ocupó durante casi toda su carrera, Garrafa jugó aquel día como lateral izquierdo y hasta tiró un caño. La cosa no terminó bien para él: lo desbordó la pasión de hincha y, con la derrota ya consumada, fue expulsado en el segundo tiempo.

https://twitter.com/LafeOficial/status/1407480832265236481

Unos años más tarde, Bilardo quiso llevar a Sánchez a Boca. Desistió al descubrir que Garrafa había llegado a un entrenamiento en moto. Por eso no pudo ser compañero de Maradona. Paradojas del destino, esa fue la causa de su muerte, en el año 2006, cuando tenía 31 años y había vuelto a jugar en Lafe.

Maradona y Laferrere, unidos para siempre

Diego siguió ligado sentimentalmente al club de La Matanza: ese año se entusiasmó con el refuerzo, entre otros, de un veterano Walter Perazzo. Sin embargo, los deseos de ver a Laferrere en Primera estuvieron lejos de concretarse: a fin de la temporada 94/95, el Verde sufrió su primer descenso y nunca más regresó a la B Nacional.

El día que un dirigente de Banfield armó el equipo de la Selección en una Copa del Mundo

En 2019, cuando Diego volvió a la Argentina para dirigir a Gimnasia y Esgrima La Plata, se reencontró con la gente de Lafe. Fue recibido con honores en una suerte de Museo del Hincha, un lugar poblado de recuerdos. Firmó la camiseta verdiblanca con la que se jugó aquel clásico y la foto que le habían sacado junto a Garrafa. El día de su muerte y cuando se cumplió el primer año de su partida, el club lo homenajeó en su cuenta oficial de Twitter.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Almirante Brown. Deportes

El lazo con Adrogué, Boca y Los Pumas de Cameron Norrie, el tenista británico que es semifinalista de Wimbledon

La Matanza. Policiales

Estaba por irse a vivir con su novia: la historia del policía de 23 años fusilado por narcos en Rafael Castillo

La Matanza. Sociedad

Cómo es el plan de La Matanza que prevé entregar 20 mil tablets a alumnos de secundaria

La Matanza. Policiales

«Vamos a ser tres, como siempre»: la historia del joven padre asesinado por ladrones en Isidro Casanova