20 de Enero de 2022

La conmovedora lucha de Franco Borgia, el fanático de Boca que emocionó a Juan Román Riquelme

Malvinas Argentinas. Sociedad
·
11 de octubre de 2021

Tiene 20 años y vive en Malvinas Argentinas. Sufre una patología que no le permite el normal desarrollo físico. Su habitación está tapizada de imágenes del club y de su ídolo, que además de fotos y una camiseta, le regaló una promesa.

Muchos hinchas de Boca vivieron un fin de semana con emociones fuertes, porque La Bombonera recibió público después de 578 días. Pero hubo uno en particular que no estuvo en el triunfo por 4 a 2 frente a Lanús del sábado que, sin embargo, vivió tanta o más felicidad que los miles que estuvieron en el estadio Alberto J. Armando. Juan Román Riquelme le abrió las puertas del predio de Ezeiza a Franco Borgia, el fanático del Xeneize y del 10 que hizo emocionar al vicepresidente y a cada uno de los que vieron los videos que se hicieron virales de ese momento mágico compartido por ambos.

Sucedió el viernes, en la previa del juego ante Lanús de la Liga Profesional. A Franco no le importaba otra cosa que cumplir su sueño, el que llevaba muchos años persiguiendo: estar cara a cara con el mejor futbolista de la historia del club de la Ribera. El sueño de millones, claro. Lo que diferencia a este vecino del Gran Buenos Aires es la perseverancia, la suya y la de su familia, ya que insistieron hasta que Román se enterara de que había un pedido que sonaba con más potencia que muchos otros.

Franco cuando cumplió 13 años. Desde esos tiempos, la familia intentó contactar a Riquelme.

El último mensaje, el que llegó a oídos del 10, lo hizo su Patricia Pérez, la tía de Franco que se puso en los hombros el objetivo de que Franco conociera a Román. Lo publicó en forma de video el 3 de octubre. “Lo llevamos desde el año 2013, Dios quiera puedas realizar tu sueño, por favor quien puede compartir, Franco lo que más quiere es conocer a Román Riquelme, su ídolo”, dice el posteo que acompañaba un video en el que el joven estaba una silla de ruedas eléctrica que acababa de recibir y en el que él mismo le ponía voz a su anhelo.

Y un día Juan Román Riquelme lo escuchó

Cada cumpleaños de Franco Damián Borgia se celebra con tortas decoradas con los colores de Boca. La tía estuvo entre quienes acompañaron al fanático a Ezeiza, junto con su mamá. Los videos se viralizaron el sábado, en la previa del encuentro frente a Lanús. Fue un momento de alta emoción para quienes los vieron en las redes porque eso, emoción, es lo que se vio en cada imagen. “No llores que me hacés llorar a mí”, le dijo Román en un momento a Franco, mientras le secaba las lágrimas.

Un año sin Lucía Costa Osores: el dolor de la mamá de la joven que murió en un bar de San Miguel

El joven estaba en shock. Sus familiares lo empujaban a hablar con su gran ídolo. “Mira todos tus partidos y está pendiente cada vez que hablás”, le hicieron saber al 10. Franco le preguntó por su partido homenaje, ese que todavía está pendiente. Y se llevó una promesa: “El día de mi partido homenaje vas a entrar conmigo a la cancha”, le propuso Román en uno de los videos que tiene la familia.

Riquelme tenía preparada una camiseta especial, con el 10 y el nombre de Franco estampado en la espalda. Le firmó esa y otras tantas que le llevaron. Se sacaron muchas fotos; solos y con parte de la troupe que acompaña al vicepresidente en la gestión del fútbol de Boca, entre los que había muchas glorias: Hugo Ibarra, Marcelo Delgado, Raúl Cascini… Pero Franco sólo tenía su sensibilidad expuesta para su ídolo.

La historia de Franco Borgia

Es que pasó mucho tiempo hasta que finalmente pudo tenerlo frente a sí. La propia tía contó que desde 2013 se habían propuesto conocerlo. En 2015 apareció una carta en las redes escrita por la propia Patricia Pérez, dirigida al 10, que firmaba hasta con su DNI al pie y en la que le contaba quién era su sobrino. Decía así:

CARTA PARA ROMAN

“Sr. Román Riquelme:

De mi mayor consideración. Me dirijo a usted para contarle parte de la vida de mi sobrino, del cual usted es su ÍDOLO, fanático del Club Boca Juniors, a pesar de su padre y familia paterna que son todos de River Plate, jaja; y su sueño por supuesto es conocerlo a usted.

Empiezo por contarle un poco de la vida de Franco Damián Borgia, nació como un bebe ‘normal’ el día 13 de noviembre del año 2000. A los cuatro meses de edad por una dificultad del desarrollo de su masa muscular le realizaron una biopsia, de la cual resultó que padecía de Distrofia Muscular de Duchenne. A raíz de esta enfermedad su desarrollo físico no es el de un niño ‘normal’.

Dos momentos del encuentro entre Riquelme y el fanático que cumplió su sueño.-

Su cerebro funciona muy bien. Fue a una escuela normal en silla de ruedas, por supuesto; debido a su enfermedad nunca pudo caminar. En el año 2011 Franco sufrió su primera neumonía y a su vez cuatro paros cardiorrespiratorios, de los cuales gracias a Dios y a los médicos y enfermeros de Terapia Intensiva del Hospital de Trauma de Malvinas Argentinas, pudo salir adelante. Estuvo internado varios meses en terapia, tuvieron que realizarle traqueotomía y la colocación de un botón gástrico (…).

Actualmente Franco recibe clases domiciliarias con un profesor especial, maneja muy bien la computadora, es un adolescente de 14 años que no puede realizar actividades típicas de esa edad, pero tiene sus amigos de Facebook, su familia que lo contiene, una MADRE que se desvive y atiende como una profesional. Amigos de su edad que a veces lo visitan. Si puede salir de su casa siempre llevando el equipo necesario para cualquier eventualidad, como tubo de oxigeno, aspirador de secreciones, etc.

Franco con Román y otras glorias de Boca que trabajan en el club.

Conoció la cancha de Boca y quedó fascinado. Cuando las condiciones de su salud y las climáticas se lo permiten puede ir de paseo al shopping, ir al cine o comer en McDonald’s; su kinesióloga, que se encariñó mucho con él, los lleva con su mamá que es la que se ocupa de él constantemente.

Le queda cumplir su sueño de conocer a su ÍDOLO, Román Riquelme, ojalá usted se lo pueda cumplir, aunque sea un llamado de teléfono, o un vídeo mandado por WhatsApp, una camiseta de Boca Juniors firmada, espero que lo hayan conmovido mis palabras y la historia de Franco, y pueda usted hacer algo por él.

Desde ya muchas gracias por su atención y esperamos alguna respuesta de su parte. Saludo a usted muy atte.

Patricia Susana Pérez”.

La desgarradora carta del padre de Lucas Pierazzoli, el rugbier que murió tras un partido

No llegó en ese momento a destino el pedido epistolar, pero no bajaron los brazos. Pasaron seis años más desde aquella carta. Franco tuvo algunas complicaciones de salud en medio de la pandemia de Covid-19: en noviembre del año pasado requirieron de la ayuda solidaria de la comunidad para reunir el dinero destinado a un nuevo botón gástrico que debieron colocarle.

Hasta que Román se enteró y lo recibió en las instalaciones Boca Juniors, su casa. Entre los agradecimientos que hizo la familia de Franco por la intervención para que pudiera estar con Riquelme, mencionó a José Luis Gómez, un ex lateral derecho de Chacarita. Pero el momento tan conmovedor fue construido por ellos dos, por un fanático y su ídolo, que le hizo varios regalos: camisetas, autógrafos, fotos, videos y, sobre todo, un rato de su tiempo. Eso que tantas estrellas no terminan de entender que tienen el don de hacer feliz a mucha gente con apenas un puñado de minutos.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

Cómo es la app que funciona para denunciar hechos en los trenes y que tiene un botón antipánico

Buenos Aires. Sociedad

Edesur deberá resarcir a sus usuarios afectados por los cortes con $10.325: a quiénes incluye

Lomas de Zamora. Sociedad

Banfield: el gesto solidario de un vecino con el personal de un vacunatorio contra el Covid-19

Pilar. Sociedad

Pilar: Achával destacó el rol del empleo joven al recorrer una PyME que creció en la pandemia