04 de Diciembre de 2021

De la C a Primera División: el Tigre que ascendió en 1979 con los consejos del Toto Lorenzo

Tigre. Deportes
·
27 de junio de 2021

El Matador de Victoria rompió todos los récords de recaudaciones de la categoría y pudo regresar a la A después de más de una década. Tuvo la ayuda del DT multicampeón en Boca.

No eran los mejores años para Tigre, pero un asesor inesperado lo ayudó a volver a su lugar soñado. Tras penar por más de una década en el ascenso y tocar fondo en el 71 con su primer y único descenso a la C, el Matador protagonizó una campaña histórica para sus hinchas. Con la ayuda del Toto Lorenzo y récord de recaudaciones, volvió a Primera tras 11 años.

Hasta fines de los años 50, Tigre era un habitué de la Primera División del Fútbol Argentino. Más allá de que ya había sufrido un par de descensos, cada vez que regresaba lograba mantenerse al menos cuatro temporadas. Pero a partir de 1959 todo se le hizo cuesta arriba: después del ascenso en el 67, Tigre bajó al año siguiente e incluso tuvo que jugar una temporada en la C, la única en sus casi 119 años de vida.

En 1978, el Matador sufrió una nueva frustración: luchó toda la temporada pero se cayó en el final, quedó cuarto en la tabla y el que terminó ascendiendo fue Ferro. Por su parte, uno de los protagonistas de esta historia venía de un año glorioso: a sus 66 años, Juan Carlos Lorenzo era el flamante DT bicampeón de América y campeón de la Intercontinental. Mientras seguía siendo entrenador del Xeneize, el Toto fue asesor de Antonio Villamor, el técnico tigrense que logró el ascenso.

Con el envión del torneo anterior, la gente acompañó durante toda la campaña y se convirtió en un pilar fundamental para un equipo que agarró la punta en la novena fecha y no la soltó más. Precisamente esa jornada de abril es una de las más recordadas del título: Tigre perdía 0-2 con Nueva Chicago en Victoria y logró darlo vuelta con los tantos de Roberto Carrizo, Luis María Orlando y Salvador Pasini, el Tano, un personaje de la categoría.

La mano del Toto en aquel Tigre

Tigre terminó con 49 goles; no fue un equipo muy goleador, pero sí tuvo un buen reparto: con Carrizo (12 tantos) y Pasini (9) a la cabeza, hubo diez jugadores que convirtieron al menos dos veces. El gran cambio, tal vez por la injerencia de Lorenzo, se dio en la defensa: el equipo de Victoria pasó de recibir 45 goles el año anterior a tan solo 26 en la temporada que le dio el ascenso, producto de 14 vallas invictas que lo colocaron como el menos batido del torneo.

Otro aspecto que cambió fue el de las derrotas. A diferencia de las nueve caídas en 1978, fueron tan solo dos las del campeón: 1-3 frente a Estudiantes de Buenos Aires y 0-1 ante Defensores de Belgrano en la penúltima fecha, que demoró la celebración. Tigre, invicto como local, había llegado a la fecha 33 con cuatro puntos de ventaja sobre Sportivo Italiano. Su rival ganó los dos partidos y al Matador le alcanzó con el empate ante Almirante Brown.

El premio para un histórico

La campaña tuvo varios jugadores importantes: además de los mencionados goleadores Carrizo y Pasini, se destacaron Raúl Giustozzi (ex River, único en jugar los 34 partidos), Hugo Aimetta (33) y el arquero Héctor Pistone (32). Y más que para cualquiera de ellos, este ascenso fue un logro merecido para Pedro Daniel Pellegata

El zaguero llegó a Tigre en 1961 con 14 años. Al igual que Natalio Pescia, Ricardo Bochini o Reinaldo Merlo, por citar a algunos, Pellegata solo vistió una camiseta en toda su carrera, la de su querido Matador. Cuando llegó a la Primera de Tigre, el equipo acababa de descender. Durante 10 años, Pellegata sumó partidos hasta convertirse en ídolo y capitán, y tuvo su máxima alegría con el ascenso a la máxima categoría. Ya en Primera jugó unos meses y terminó retirándose el 9 de julio de 1980, con 33 años. Cuando falleció en 2011 todavía ostentaba el récord de mayores presencias con esta camiseta, hasta que fue superado por Martín Galmarini en 2019.

Tigre y la hinchada de los récords

Sin lugar a dudas, la campaña de Tigre ilusionó a la gente desde el comienzo. La racha de siete triunfos consecutivos provocó que más hinchas se fueran volcando a acompañar al equipo. La tarde del 20 de octubre más de 30 mil fanáticos deliraron con el gol de penal de  Carrizo y luego con el final del partido, que coronó la vuelta a Primera tras 11 años en el ascenso. Ese mismo día Tigre metió un doblete, ya que también se consagró la Reserva.

En cuanto a las recaudaciones, el Matador prácticamente igualó la sumatoria de sus tres principales rivales del torneo (Italiano, Banfield y Los Andes). Con casi 235 millones de la época, quedó en el cuarto lugar general del fútbol argentino, apenas por debajo de Boca Juniors, River Plate y Rosario Central.

Al año siguiente, la campaña fue muy pobre: apenas se destaca un 2-0 ante Boca y un 3-2 vs Vélez Sarsfield. Sin embargo, a pesar de un nuevo descenso, la gente acompañó nuevamente y dejó a Tigre en el quinto puesto de la tabla de recaudaciones.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
CABA. Deportes

Otro escándalo en el futsal: una jugadora de Boca fue golpeada por la hermana de una futbolista de Pinocho

Morón. Deportes

Tremendo nocaut y tensión en el ring: el policía le dio una paliza al preso en la pelea de Morón

Buenos Aires. Deportes

Todo por un crack: el día que River raptó a Pipo Rossi para que no se fuera a jugar en Boca

Morón. Deportes

Increíble velada de boxeo en Morón: un preso saldrá de la cárcel para pelear con un policía