07 de Julio de 2022

Quién es el artista que le regaló su cuadro al cantante de Foo Fighters y se volvió «Picasso»

Almirante Brown. Sociedad
·
22 de marzo de 2022

Martín Penedo, quien tiene 44 años y se forjó pintando murales y dando clases en Almirante Brown, tuvo su noche de gloria este domingo, cuando Dave Grohl vio el homenaje que le había hecho y generó que 100 mil personas lo ovacionaran.

Cien mil personas en vivo y muchas, pero muchas más a través de la transmisión oficial del recital o las múltiples grabaciones que se viralizaron en las últimas horas, escucharon a Dave Grohl, cantante de Foo Fighters, hablar de «Picasso» luego de recibir, en pleno show en el Lollapalooza Argentina 2022, un cuadro que lo tenía como protagonista.

Lo que gran parte de esa importante cantidad de gente que coreó el apellido del reconocido pintor español para acompañar la ocurrencia que había hecho el músico desde el escenario no sabe, al menos hasta ahora, es quién fue el artista made en el Conurbano que logró ganarse el elogio del líder de uno de los grupos más importantes de la escena rock mundial de las últimas dos décadas.

Un vecino de Pilar chocó borracho y rompió el récord de alcoholemia: 11 veces más que lo permitido

Llegó la hora de resolver el misterio. Quien se ganó la admiración de Grohl tiene nombre y apellido. Se llama Martín Penedo, tiene 44 años, se forjó pintando murales en Almirante Brown y su apodo artístico previo al «Picasso» impuesto por el carismático y locuaz frontman que tiene en su prolífico CV el hecho haber sido el baterista de Nirvana en sus discos más icónicos es TIN.

La segunda parte de la historia pasa por saber cómo fue que logró acercarle su trabajo al cantante en medio de la maraña de 100 mil personas que disfrutaba del show que tuvo lugar el domingo por la noche en el Hipódromo de San Isidro.

Martín Penedo con Mariela, su prima, y el cuadro de Dave Grohl, líder de Foo Fighters.

Penedo llegó al multitudinario festival invitado por una marca de pintura que tenía su lugar en el espacio Espíritu Verde. “Me llamaron para ir a pintar en vivo, con libertad, sabiendo que yo me dedico a hacer obras de rock. Obviamente lo que más esperaba era el recital de Foo Fighters, porque soy fanático”, le contó Penedo a la web Diario del Sur.

Luego, en diálogo con Infonews TIN continuó: «Por estar trabajando ahí podíamos pasar por atrás, lo que era la entrada del back stage, pero ahí los músicos ni van. Los grosos van directo al escenario. Dije: ‘Si voy ahí va a quedar en producción’. La única es que vayamos con la gente y nos metimos entre el público».

Cómo llegó el cuadro a manos de los Foo Fighters

Pero el plan tenía sus inconvenientes, porque Martín y su prima Mariela, quien lo acompañaba en la travesía, lograron llegar hasta el escenario pero, al intentar subir el cuadro para que lo veo Grohl, se toparon con un guardia de seguridad que decidió sacárselos y, un rato después y ante la súplica del artista y su pariente, devolvérselo.

El último intento era el más complejo: pasar entre todo el público con la pintura sobre sus cabezas. «Fue una locura. Era raro que nos dejen pasar porque explotaba, pero arrancamos y la gente se empezó a abrir como quien abre el agua, todos aplaudiendo y tratando de ayudar. Muchas ya me conocían de haberme visto a la tarde y los días anteriores. Íbamos caminando con un cuadro 1.20 por 1.20, no tiene lógica lo que pasó”, relató Penedo a El Diario del Sur.

El estacionamiento medido llega a Las Lomas de San Isidro: desde cuándo y cómo será el pago

La etapa final de la proeza es la que se vio en la transmisión oficial del Lollapalooza. El cantante de Foo Fighters vio llegar el cuadro entre los miles de cuerpos apretados en la multitud y quedó fascinado. “Llegamos adelante, Dave Grohl estaba por empezar un tema y veía que pasaba algo. Ahí paró y dijo: ‘Tenemos un fucking Picasso acá’. Increíble eso. Hizo que lo lleven y a mí me hicieron pasar, no lo podía creer. Me llevaron al costado del escenario”, relató un emocionado TIN que todavía hoy martes recuerda como el público empezó a corear el «Picasso, Picasso» que lo acompañará hasta el último de sus días.

La yapa para el artista que hizo una carrera pintando murales en las calles de Almirante Brown y actualmente da clases en el área de Cultura del Municipio y vive en San Vicente es que se enteró que el grupo se llevó su trabajo: “Nos confirmaron que el cuadro ya está en Ezeiza embalándose y va ahora con ellos a Asunción, Bogotá y Brasil que tocan, y se lo llevan”.

TIN, el «Picasso» de Almirante Brown, mirando cómo su cuadro llegaba al escenario del Lollapalooza.
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Lomas de Zamora. Sociedad

Recibieron en Monte Grande a 52 perros del criadero clandestino de Temperley: cuándo serán puestos en adopción

Almirante Brown. Deportes

El lazo con Adrogué, Boca y Los Pumas de Cameron Norrie, el tenista británico que es semifinalista de Wimbledon

Vicente López. Sociedad

Reabre Tecnópolis: una a una, todas las actividades gratuitas que ofrecerá en vacaciones de invierno

Buenos Aires. Sociedad

Subió el valor de las multas de tránsito en Provincia: cuánto se paga por la infracción más grave