07 de Julio de 2022

Pesadilla en Villa Celina con final feliz: una bombera salvó a una beba de un año que no respiraba

La Matanza. Sociedad
·
2 de septiembre de 2021

La agente Sofia Lacamoida fue quien le practicó RCP a Meylín, quien después de un ataque de llanto muy fuerte se ahogó hasta ponerse violeta. En La Matanza hubo más emoción: dos policías asistieron un parto en plena calle.

Un verdadero milagro. Eso fue lo que ocurrió en Villa Celina, en el partido de La Matanza, donde una bombera le salvó la vida a una beba de un año, que llegó al cuartel sin signos vitales. Aunque se conoció en las últimas horas, este hecho sucedió el martes por la tarde. Mientras que en el mismo distrito, pero en González Catán, ayer se produjo otro hecho que generó una gran emoción en cuanto se difundió: una mujer tuvo a su hijo en la calle asistida por dos policías.

Eran alrededor de las 16 del martes cuando una pareja llegó desesperada y pidiendo ayuda al comando. La nena, identificada como Meylín, había dejado de respirar y, como se puede ver en las imágenes registradas por las cámaras del cuartel de bomberos, es la madre la primera en correr en búsqueda de alguien que pudiera asistirlos. Detrás iba el padre con la beba, inconsciente, en sus brazos.

Sofía, la bombera que se convirtió en heroína. Y Meylín, ya recuperada, junto con su madre.

Rápidamente los efectivos comenzaron a actuar, conteniendo también a los padres. Y fue Sofía Lacamoida, una de las agentes, quien se convirtió en la heroína de la historia, al reaccionar rápidamente y, en medio de una situación muy extrema, actuar sin dudarlo un segundo.

“Decidí ir al cuartel de los bomberos porque es lo que tengo más cerca, y sin dudas la decisión que tomé fue la mejor en ese momento. Nosotros estábamos en casa, ella hizo un berrinche y empezó a llorar. Al comienzo yo no le presté atención, pero ella se puso muy nerviosa, se ahogó con su propio llanto, y no podía reaccionar”, le contó a la prensa Jancarla, la mamá de Meylín.

Así salvó la bombera a la beba

En la filmación se ve la desesperación de los padres. El hombre rompe en llanto y se tira al piso, mientras que los bomberos lo tratan de levantar. Mientras que a pocos metros Jancarla se arrodilla en el piso agarrándose la cara, mientras recibe la contención de otro bombero.

Además, en ese momento se ve también en las imágenes la presencia de otro menor, que es el hermano de Meylín y que llega corriendo, para detenerse y quedarse a ver cómo le salvaban la vida a la beba.

Meylín en brazos de Jancarla, junto a los bomberos del cuartel de Villa Celina.

En medio de esa tremenda escena, ​Sofía tomó a la pequeña en brazos y, mientras la sostenía, le practicó maniobras de RCP. La pesadilla, que duró algunos minutos, finalmente terminó cuando la bombera logró que la nena vuelva a respirar. Mientras todo ocurría, desde el cuartel llamaron al servicio de emergencias médicas, que junto a la Policía llegó al lugar para trasladar a la nena, que ya se encontraba consciente.

Bomberos de San Martín salvan a una beba que no respiraba cuando la llevaron al cuartel

Al llegar a la salita ubicada sobre la calle Avelino Díaz, un médico cardiólogo logró estabilizarla por completo y le colocó oxígeno. Allí, la madre contó al personal médico que nunca se imaginaron lo que ocurriría, ya que la pequeña no se encontraba comiendo ni tampoco estaba jugando con algún objeto pequeño.

”Cuando la escuché que volvió a llorar, sentí que me entraba el alma al cuerpo. Creí que ya la habíamos perdido”, expresó Jancarla. Mientras que la bombera destacó la importancia de que Meylín pudo ser atendida a tiempo: “Son minutos de oro los que uno tiene para salvarla. Si se demora, usualmente empiezan los riesgos neurológicos por la falta de oxígeno. Por suerte reaccionó y se encuentra perfecta”.

Policías y parteros en La Matanza

En González Catán, en tanto, se vivió otro hecho en el que los héroes fueron dos policías, que luego de un llamado al 911 se dirigieron para asistir a una mujer que había entrado en trabajo de parto en plena calle.

Isabela, recién nacida, con su madre y los policías que ayudaron en el parto.

Los efectivos de la Comisaria 2da, Yésica Forte y Franco Almaraz, pudieron llegar rápidamente porque se encontraban apenas a unas cuadras de la calle Escarlati, donde estaba ocurriendo todo, patrullando la zona. En el lugar vieron a la mujer acostada en el piso y, pese a los esfuerzos que hacía, no lograba levantarse.

Tiene 7 años, venció al cáncer y todo Monte Grande lo festejó en una caravana con los bomberos

Ante esa situación, los policías entendieron que deberían resolver la situación en el lugar y comenzaron a asistir a la mujer, quien ya se encontraba en trabajo de parto. Minutos más tarde, ambos lograron que Isabela naciera sin inconvenientes, tanto para ella como para su mamá. Inmediatamente la mujer fue trasladada en el patrullero, junto a su hija, hasta el hospital Simplemente Evita.

En el centro de salud felicitaron a los dos policías, y confirmaron que lograron un parto sin complicaciones. La beba se encuentra en perfecto estado de salud, al igual que la madre, que quedó internada solo para reponerse del parto.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Lomas de Zamora. Sociedad

Recibieron en Monte Grande a 52 perros del criadero clandestino de Temperley: cuándo serán puestos en adopción

Vicente López. Sociedad

Reabre Tecnópolis: una a una, todas las actividades gratuitas que ofrecerá en vacaciones de invierno

Buenos Aires. Sociedad

Subió el valor de las multas de tránsito en Provincia: cuánto se paga por la infracción más grave

Buenos Aires. Sociedad

Repavimentan el Acceso Oeste: en qué tramos se realizan las obras y cuándo está previsto que terminen