10 de Agosto de 2022

Masivo reclamo de justicia y seguridad en Ramos Mejía tras el crimen del kiosquero en un robo

La Matanza. Policiales
·
8 de noviembre de 2021

Miles de personas se concentraron en el local donde mataron a Roberto Sabo y marcharon hasta la comisaría 2da, a tres cuadras del lugar del homicidio. La Policía puso un vallado: hubo momentos de tensión y tiraron gases lacrimógenos.

El día después del crimen de Roberto Sabo, el kiosquero de Ramos Mejía que fue asesinado este domingo por la tarde por dos delincuentes que habían ingresado a su local a robarle, cerró con la segunda manifestación masiva de vecinos reclamando justicia frente al lugar donde tuvo lugar el brutal homicidio.

Minutos antes de las 19, entre el vallado dispuesto por la Policía bonaerense, surgió la figura de Pedro Sabo, el padre del comerciante muerto por los delincuentes. Entre lágrimas y mientras era recibido por sus vecinos entre besos y abrazos, el hombre declaró con su voz quebrada: “Quiero justicia, quiero pena de muerte para los chorros. Quiero que me devuelven a mis hijos, quiero que se encarguen de la seguridad”.

El terror por los robos violentos en La Matanza: la inseguridad ya generó 11 asesinatos en el año

Luego, agregó: “Saquen a esta manga de delincuentes, a estos kirchneristas que desde que vinieron al gobierno pudrieron toda la juventud”. Tal como había pasado el domingo a la noche, la gente que se reunió en la puerta del comercio donde ocurrió el crimen y luego marchó hasta la comisaría 2da. de Ramos Mejía, ubicada a apenas 300 metros de distancia.

Sin embargo, la caminata se cortó una cuadra antes porque la Policía cercó la zona para evitar que los manifestantes se acercaran hasta la puerta de la dependencia policial, lo que motivó algunas fricciones entre los vecinos y los efectivos que custodiaban el lugar. Con el correr de los minutos, los cientos de manifestantes se convirtieron en miles e incluso algunos de ellos se trasladaron hasta las vías del Ferrocarril Sarmiento.

Pedro Sabo, el padre del comerciante asesinado en Ramos Mejía, durante la marcha (Foto NA).

“Mi viejo trabajaba de domingo a domingo. Se levantaba a las 7 de la mañana y estaba todo el día en su negocio, hace más de 25 años. Siempre le gustó su trabajo. El kiosco era su vida y vino un hijo de p… y nos arruinó la vida a todos. Desde que tengo uso de razón acá no hay seguridad. Todo el tiempo pasan cosas», declaró uno de los hijos de Roberto Sabo durante una nota que TN le realizó en plena marcha.

Luego, el joven agregó: «Toda la vida le tuve miedo a la muerte y ayer me lo sacó a mi papá. Se quejan de que los pibes se van del país, pero tampoco hacen nada para que se queden. Yo me quiero ir del país: no me dan nada acá. Tengo más futuro en cualquier otro lado”.

Elecciones 2021: los 7 proyectos clave que el oficialismo busca defender en la Legislatura

Entre los presentes hubo también varios familiares de víctimas fatales de distintos delitos como Elías, el hijo de la psicologa María Rosa Daglio, quien fue asesinada durante un robo ocurrido en marzo en Ramos Mejía, quien declaró: «Acá tendría que estar el país. Ayer le tocó a mi mamá, hoy, al kiosquero y mañana quién sabe a quien le puede llegar a pasar».

Quien participó de la movilización fue Juan Carlos Blumberg, padre del joven secuestrado y asesinado en Moreno en 2004, se acercó “a acompañar a la gente”. “Es lamentable que la Policía no deje expresar en libertad, esto es una vergüenza”, dijo, y remarcó: “Tenemos un gobierno de chorros y delincuentes, así que este domingo hay que saber votar bien”.

La gente se juntó desde temprano en Ramos Mejía (Foto NA).

Durante la movilización se vivieron distintos momentos de tensión, en los que los efectivos de la Bonaerense tiraron gases lacrimógenos a la gente. También se vio cómo en determinado momento los agentes quisieron quitar una bandera que recordaba a Zaira Rodríguez, la piloto de automovilismo asesinada en Villa Ballester.

Cómo fue el brutal crimen del kiosquero de Ramos Mejía

Roberto Sabo fue asesinado a balazos este domingo, alrededor de las 14, en Drugstore Pato, su kiosco ubicado en Avenida de Mayo y Alvarado, en plena zona comercial de Ramos Mejía. Según se dio a conocer, dos delincuentes intentaron robarle y uno de ellos le disparó, al menos, seis veces, ocasionando que falleciera casi en el acto.

Un testigo fue quien alertó a la Policía cuando la pareja salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro que había sido robado minutos antes y a mano armada a un remisero que se encontraba por la zona.

Masacre de Wilde: 4 víctimas inocentes, más de 200 balazos y 10.000 días de impunidad

Los voceros señalaron que en medio de la huida, los dos delincuentes chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear, tras lo cual, ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

En tanto, efectivos de la seccional 2da. de Ramos Mejía, de la Subestación Oeste de La Matanza, fueron alertados minutos después que los mismos sospechosos le robaron la moto a un delivery, por lo que rápidamente iniciaron un operativo cerrojo que finalizó con la detención de la pareja en Avenida de Mayo y Rivadavia.

Con un vallado, la Policía evitó que la movilización llegue a la comisaría de Ramos Mejía (Foto NA).

Los detenidos fueron identificados como Leonardo Daniel Suárez, quien había estado preso seis años por el delito de «robo por escalamiento» en la Unidad 19 del Penal de Ezeiza y salió de la cárcel en agosto de 2020, y una menor de 15 años. Trascendió que cuando le pusieron las esposas, él comenzó a llorar.

En poder de los sospechosos se hallaron cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo, una pistola .765 semiautomática con la «numeración suprimida» y un revólver Italo calibre .22, con el que se cree disparó contra el comerciante.. La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, quien caratuló al hecho como “homicidio en ocasión de robo”.

La Matanza: increíble operativo comando para liberar a un preso que viajaba en una ambulancia

El acusado de asesinar a Roberto Sabo se negó este lunes por tarde a declarar, lloró en la audiencia y rogó que no le «pidan prisión perpetua». Luego de los trámites de rigor, el fiscal solicitó que le hicieran una pericia para determinar si fue él quien disparó el arma que mató al kiosquero.

Masiva marcha en Ramos Mejía pidiendo seguridad y justicia
El momento en que la Policía tiró gasea lacrimógenos contra los manifestantes que arrojaban piedras.

En tanto, la adolescente de 15 años aprehendida junto a Suárez quedó a disposición del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del mismo Departamento Judicial. El juez de Garantías del Joven, Gustavo Indovino, dispuso que la chica quede alojada en el Instituto Centro de Admisión y Derivación de Jóvenes de San Martín como medida de seguridad ya que, por su edad, es inimputable y se le aplica un encierro preventivo por cuestiones de peligrosidad.

La palabra de Sergio Berni

«Lo de ayer no fue una cuestión policial, la policía los detuvo, un policía forcejeó con el delincuente, pasaba por ahí. Se los detuvo, es decir, que no es una cuestión policial en este caso», dijo esta mañana en declaraciones a radio La Red, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien anoche estuvo en la comisaría de Ramos Mejía en momentos en que vecinos se manifestaban en el lugar en reclamo de justicia.

El funcionario recordó que ni bien se enteró del crimen del comerciante lo primero que pensó fue que el detenido tenía antecedentes: «Y sí, es una persona que estuvo presa de 2014 a 2020, con antecedentes por robo agravado, que sale de la cárcel sin resocialización, sin seguimiento del patronato de liberados, con una menor».

Ramos Mejía Crimen Kiosquero Robo Marcha
Los efectivos que estaban dispuestos desde temprano en la zona de la movilización.

Para Berni, hay que «leer sus antecedentes como si se leyera la historia clínica» y ver que «es el mismo patrón: totalmente fuera del sistema, sin control, sin educación, sin perspectiva de trabajo. Es un fenómeno extremadamente complejo».

«Yo entiendo el dolor de un padre, de todos los vecinos, porque es terrible pasar por una situación así. No fue asesinado gracias a la política de liberar presos. Es gracias a un sistema que no funciona, que tiene que ver con lo cultural, con lo económico… Hay un factor cultural muy importante, hay una degradación social muy importante», añadió el ministro de Seguridad bonaerense.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
El emotivo reencuentro entre el nene baleado en Ciudad Evita y la mujer que lo salvó: "Si se moría, yo no iba a poder seguir"
La Matanza. Sociedad

El emotivo reencuentro entre el nene baleado en Ciudad Evita y la mujer que lo salvó: «Si se moría, yo no iba a poder seguir»

San Isidro Bruno Martín Atropellado Coma Moto Willy
San Isidro. Policiales

La conmovedora lucha de un joven que fue atropellado en San Isidro y pasó 19 días en coma

Alcaidía González Catán La Matanza Arranque Obra
La Matanza. Sociedad

Arrancó la construcción de una alcaidía en González Catán: cómo será el edificio y dónde estará

Ciudad Evita Nene Baleado Joaquín La Matanza Alta
La Matanza. Policiales

El milagro de Joaquín: qué dijo al ser dado de alta el nene baleado en la cara en Ciudad Evita