Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que debió reinventarse en la pandemia y es furor entre los futboleros

Hurlingham. Historias de mi barrio
·
29 de abril de 2023

Ezequiel Di Fulvio, de 37 años, vive en William Morris. Solía vender artesanías en eventos masivos. Con la pandemia del Covid-19 y el posterior encierro, comenzó a fabricar maquetas de estadios de fútbol: ya comercializó cerca de 400.

Ezequiel Di Fulvio (37), apodado «El Duende» por sus amigos, es un vecino de Hurlingham al que la pandemia del Covid-19 le cambió la vida. Artesano desde siempre, solía vender pipas, cuadros, banderas aerografiadas, réplicas de instrumentos musicales y llaveros en distintos recitales de rock o eventos masivos. Sin embargo, cuando el presidente Alberto Fernández decretó el inicio de la cuarentena, debió reinventarse.

El taller que tiene en la parte delantera de su casa, en la localidad de William Morris, en el mencionado distrito del oeste del Conurbano, se convirtió en su nuevo «mundo» y allí pasó horas haciendo lo que más le gusta: crear.

Fue en ese contexto en que descubrió una nueva oportunidad: la de hacer maquetas de estadios de fútbol. «Un amigo hincha de Racing me pidió una y se la hice. A partir de ahí arranqué y no paré más», contó a Zonales.

Colecta de Santiago Maratea en Independiente: la conmovedora historia del nene que vendió sus botines para ayudar al club

Después, otro conocido hincha de Boca le pidió una de La Bombonera y «el boca en boca hizo el resto». Hoy lleva 378 maquetas realizadas, de diferentes equipos que incluyen a Independiente, San Lorenzo, Huracán, River y Tigre, entre otros.

Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que se volvieron furor y se las pidieron en otros países
El primer estadio del que hizo una réplica fue el de Racing, club del que era hincha un amigo y le hizo su primer pedido.

«Los hinchas son muy agradecidos. Vienen a buscar sus maquetas y me traen de regalo un mate, una camiseta. A veces me piden que le agregue algún detalle personalizado y se lo hago, sin cargo. Me reconforta», señaló.

Cómo trabaja el artista de Hurlingham

Para Ezequiel, quien vive en la calle Dante al 3400, entre Cañuelas Sur y General Levalle, hay poco tiempo libre: «Termino una maqueta y ya arranco otra. Suelo pasar muchas horas en el taller, todo el día, a veces en la madrugada también estoy ahí trabajando. La primera maqueta me llevó un mes y medio, ahora demoro menos», indicó sobre su caudal de trabajo.

Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que se volvieron furor y se las pidieron en otros países
Una de las maquetas del estadio Pedro Bidegain de San Lorenzo que hizo Ezequiel.

«Disfruto mucho de estar en el taller. Laburar en la calle no es fácil, pasás frío, sufrís el maltrato de la Policía muchas veces. Además, de joven yo he viajado como mochilero y he recorrido distintos lugares del país. Ahora, por suerte, puedo vivir de esto. Yo soy ante todo un artista y también pinto banderas y hasta hago tatuajes, pero más como hobby», apuntó.

Tragedia y misterio en Morón: tenía 20 años, estaba con el novio e investigan su muerte tras caer de un quinto piso

Mientras crecía su emprendimiento, el vecino de Hurlingham aseguró: «Con lo primero que gané vendiendo las maquetas fui incorporando elementos para trabajar. Arranqué con una amoladora y una caladora, dado que yo las maquetas las hago en madera. Hoy ya tengo como cuarenta máquinas y herramientas para hacer todos los detalles de los estadios con mucha precisión».

Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que se volvieron furor y se las pidieron en otros países
La réplica del estadio Monumental, una de las más pedidas a Ezequiel Di Fulvio.

Ezequiel, que difunde su trabajo en sus redes sociales (tanto en Facebook como en su cuenta de Instagram), reveló que sus maquetas llegaron a otros países. Puntualmente, una de sus réplicas de La Bombonera ahora está en el consulado Xeneize en Costa Rica; mientras que otra del Monumental fue para la escuela del Millonario en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que se volvieron furor y se las pidieron en otros países
Las maquetas están hechas de madera, son pintadas con aerógrafo y otras herramientas de precisión. Y llevan tiras de luz LED para la iluminación.
Las increíbles maquetas de un vecino de Hurlingham que se volvieron furor y se las pidieron en otros países
El artista de Hurlingham se fue perfeccionando y ahora «cuento con cuarenta herramientas para trabajar con precisión los detalles de las maquetas».
Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Cómo es el nuevo servicio con el que contará el Tren San Martín en Hurlingham.
Hurlingham. Sociedad

El tren San Martín sumará un nuevo servicio desde Hurlingham: cómo se implementará y cuáles serán los horarios

Facundo Chocobar, el pibe de Quilmes que la rompe con los pochoclos y el baile en las playas de San Bernardo y Mar de Ajó.
Quilmes. Historias de mi barrio

Fin de la temporada del “pochoclero bailarín”: cuál es el sueño de Facundo Chocobar, el vendedor que fue furor en la Costa

Nina González, Lanús, Remedios de Escalada, Pastelería
Lanús. Historias de mi barrio

Quién es la pastelera de Lanús que se convirtió en un fenómeno viral por hacer la mejor torta de la Copa del Mundo

Ignacio RapariPor
La Secundaria Técnica N°2 de Hurlingham sufrió varios robos en noviembre pasado.
Hurlingham. Sociedad

Hurlingham lanzó un plan para evitar robos en escuelas: en qué colegios empezarán a reforzar la seguridad