06 de Julio de 2022

Encontrado “en buen estado”, surgen las dudas sobre el nene de 13 años desaparecido en Liniers

CABA. Policiales
·
31 de agosto de 2021

Luego de ser hallado en Ciudad Evita, permanecerá internado durante 24 horas en el hospital Balestrini de La Matanza “por protocolo”. Queda por determinar la razón que lo decidió a irse de su casa y, además, tirar su celular.

La historia por suerte tuvo un buen final. El chico de 13 años que era buscado desde ayer a la tarde finalmente apareció sano y salvo. Identificado como I. D., había desaparecido cuando salió de su casa para dirigirse a la escuela San José, en el barrio de Liniers, donde nunca entró. Y fue encontrado esta mañana en la localidad de Ciudad Evita. Actualmente se encuentra en el hospital Alberto Balestrini de La Matanza, donde quedará internado en observación durante 24 horas “por protocolo”, según informaron desde el centro de salud.

Ahora, llegará el momento de determinar si el menor tuvo alguna razón para su conducta. No solo para el hecho de no querer volver a su casa después de “ratearse” del colegio, sino para además tirar su celular, en lo que sería un indicio de que no quería ser encontrado.

El dato sobre su paradero, de acuerdo con fuentes policiales, fue aportado por un vecino de 41 años, quien advirtió la presencia de un joven de características similares a las difundidas que deambulaba en la zona del cruce de las calles Perón y El Guaycurú. Enseguida dio aviso al 911.

Según trascendió, cuando el hombre que lo encontró le preguntó su edad le respondió que tenía “15 años”. Además, le dijo que se llamaba “Martín”. Lo que no sabe es si mintió sobre su edad y su nombre, o si eso se debió a que estaba conmovido luego de haber pasado solo, y en la calle, toda la noche.

Así encontraron al nene de 13 años

Rápidamente efectivos de la Comisaría Este tercera de Ciudad Evita se acercaron a ese punto de la localidad del partido de La Matanza y, al llegar, hablaron con el nene, quien se identificó como I. (su nombre se preserva porque es menor de edad). Así terminó el raid que había comenzado el lunes por la tarde, cuando fue visto por última vez en Alberdi y Larrazábal, donde también habían encontrado su mochila.

De inmediato fue trasladado a la dependencia policial, donde en principio se constató que se encontraba en buenas condiciones de salud y que no presentaba lesiones visibles. Minutos después, fue llevado al hospital Alberto Balestrini, de La Matanza, por orden de la UFIJ 1 Descentraliza de Gregorio de Laferrere, a cargo de Fernando Garate, para que le hagan una evaluación de rutina.  

Allí, más allá de que se confirmó que no presenta ningún tipo de lesiones, se decidió que quede internado hasta mañana. “Voy a ser muy escueto porque se trata de un menor de edad. Se le realizaron los controles de rutina y se comprobó que está en buen estado de salud y perfectamente orientado. Pero por protocolo quedará internado durante 24 horas”, informó Jorge Mestre, director asociado del centro de salud.

Doble femicidio de Caseros: cuál es la principal hipótesis que tiene la Justicia contra el detenido

Por su parte, Rosana, la madre del nene, llegó al hospital minutos después de las 11 y conversó con la prensa: “Me detuve antes de ver a mi hijo para decirles que la persona que lo vio y lo retuvo lo hizo porque vio su imagen en los medios, así que les agradezco a ustedes y a todos los que se movilizaron en las redes para ayudar con la búsqueda”.

La noticia de su aparición había sido confirmada este martes por Juan Pablo, uno de los cuatro hermanos mayores de I., poco antes de las ocho y media de la mañana: “Lo encontró un policía y está en la comisaría. Estaba sano y caminando en la calle en Ciudad Evita. Nos contaron que estaba perdido y desorientado”.

Había desaparecido en Liniers cuando iba al colegio

El caso se conoció ayer por la tarde, cuando su familia inició una desesperada búsqueda. Según había relatado la madre, el nene salió de la casa al mediodía para ir al colegio San José de Liniers, pero nunca entró y se fue a jugar a una plaza con compañeros.

Fue uno de ellos quien lo vio por última vez en una parada de colectivos ubicada Alberdi y Larrazábal. Poco después, fueron hallados su mochila y su celular en Larrazábal y Schmidel, también en Liniers.

Las pistas eran pocas y la familia estaba desesperada, pero por suerte la historia tuvo un final feliz.

“El análisis de las cámaras de seguridad de la zona, practicado por el Centro de Monitoreo Urbano de la Policía de la Ciudad, evidenció el momento en que el niño descartaba su celular en un cesto de basura y subía al interno 147 de la línea 47 de ómnibus”, detalló el informe del Ministerio Público Fiscal.

Su madre había contado que el adolescente “se rateó con otros compañeros y se fueron a jugar a la pelota a una placita que está cerca. Me mandaron una alerta del colegio de que no se había presentado”.

También expresó que a las cinco de la tarde se pudo contactar con él y le dijo que estaba saliendo del colegio. “Le dije que lo estábamos yendo a buscar con su papá con el auto, pero nada de que se había rateado para que no se asustara. Me dijo ‘bueno’, pero cuando llegamos no lo encontramos”, precisó.

Luego, la familia recibió un llamado del colegio alertando que una mujer halló su mochila tirada y que la acercó al colegio. “La mamá del nene que estaba con él, dijo que su hijo había llegado bien a su casa, que se tomó el colectivo mientras yo le hablaba a mi hijo por teléfono, y que ahí lo dejó de ver”, agregó.

Las dudas que surgen sobre el caso

Además, confirmó que uno de los hermanos de I. logró ubicar el celular del chico tirado en un cesto de basura. Respecto de ese dato, se difundió el video de una cámara de seguridad de la zona, que capturó el momento en el que el adolescente tiraba su celular en la basura, para luego continuar corriendo con su mochila.

Más de 900 días sin rastros y 5 millones de recompensa: el misterio del policía Karhanyan

Fuentes judiciales indicaron que la policía de la Ciudad había detectado movimientos en una de las tarjetas SUBE, cuyos datos aportó la familia, por lo que la búsqueda se extendió hacia otros barrios. Y finalmente fue encontrado en Ciudad Evita.

Todavía se desconoce la razón por la que el nene, además de no ir al colegio, decidió desaparecer de su casa, desprendiéndose incluso su celular. Esos temas serán los que ahora la Justicia tratará de dilucidar. Por lo pronto, apareció sano y salvo. Eso es lo más importante.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Escobar. Policiales

Escobar: el brutal relato de la mujer a la que le destruyó su casa un camión de basura conducido por un borracho

Lomas de Zamora. Policiales

Rescataron 100 perros de un criadero clandestino en Temperley: las terribles denuncias contra el dueño

La Matanza. Policiales

«Vamos a ser tres, como siempre»: la historia del joven padre asesinado por ladrones en Isidro Casanova

Escobar. Policiales

Escobar: conducía borracho un camión de basura en pleno centro, chocó contra una casa y la derrumbó