19 de Mayo de 2022

Dolor en Burzaco: falleció la argentina más longeva que había logrado superar el Covid-19

Almirante Brown. Sociedad
·
2 de julio de 2021

Yolanda Gugliotti llegó a los 110 años, todos vividos en Almirante Brown. En 2020 se había recuperado de un cuadro de coronavirus y este año ya había sido vacunada. El 12 de octubre hubiera cumplido 111.

Yolanda Gugliotti era un ícono de Burzaco. Antes de partir, dejó un mensaje de fortaleza cuando en septiembre de 2020 se convirtió en la persona más longeva de la Argentina en haber superado un cuadro de Covid-19, con 109 años. El 12 de octubre celebró, dentro de las restricciones por la pandemia, los 110. Con esa edad falleció este jueves, en la misma ciudad en la que había nacido en 1912.

También había sido la argentina más longeva en recibir la vacuna contra e coronavirus cuando en marzo de este año le aplicaron la primera dosis de la Sputnik V; su presencia fue todo un acontecimiento en el vacunatorio de Almirante Brown, por el que pasó entre aplausos y fotos con el personal de salud.

La mujer llevaba cuatro años viviendo en el hogar Nueva Casa Grande, de Burzaco. Sus familiares comentaron que en las últimas semanas había empezado a mostrar señales de decaimiento en su estado general y el sábado se descompensó durante el almuerzo; desde entonces ya no pudo recuperarse.

Roxana, una de sus dos nietos, contó que “hacía dos meses que venía con un tratamiento psiquiátrico por estados de confusión y alucinaciones, y empezó a decaer”, y que “hace cinco días se quiso acostar y quedó en un estado de letargo”. “Y anoche partió durmiendo”, concluyó la mujer.

Yolanda Gugliotti logró superar el Covid-19 cuando tenía 109 años.

Dadas las restricciones por la pandemia, la familia dispuso que sus restos fueran velados en breve servicio de dos horas en una casa fúnebre de Longchamps. Su destino final iba a ser el cementerio parque privado Monte Paraíso.

Le dio batalla al Covid-19

En agosto de 2020, en el hogar de ancianos donde residía Yolanda integró una lista de pacientes contagiados de Covid-19. Estaba próxima a cumplir los 110 años.

En los primeros días de septiembre, después de pasar la primera semana sin otros síntomas además de algo de fiebre, la mujer desarrolló una pulmonía. Le suministraron antibióticos pero la instancia clave se dio cuando el nivel de oxígeno en la sangre había bajado notablemente.

Historia de lucha y solidaridad: la nena de 6 años de Rafael Calzada que venció a la leucemia

En ese momento, los familiares de Yolanda decidieron que la mejor opción era evitar la internación en un centro asistencial sino dotarla del equipamiento necesario en el mismo geriátrico para reducir el riesgo de traslado y de posibles infecciones intrahospitalarias.

Con una máquina de oxígeno que consiguieron, Yolanda pudo ser tratada dentro del hogar y, estricto protocolo de por medio, ser visitada por su nieta Roxana. “Estaba lúcida y le contaba todo”, recordó.

Yolanda recibiendo la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Después de poco más de tres semanas recibió el alta y Yolanda, en una muestra de alegría y entereza, celebró a puro baile con una cumbia que escuchaba otro interno del hogar. Las enfermeras la llevaron en silla de ruedas junto a una ventana para que pudiera despejarse.

El caso de Yolanda llegó incluso a ser motivo de alborozo para las autoridades provinciales. El ministro de Salud, Daniel Gollan, escribió en un tuit cuando le dieron el alta: “La pandemia está llena de historias tristes, pero hay otras que son pura esperanza. Yolanda tiene 110 años y se recuperó del coronavirus”.

La jubilada de Claypole que creó una app a favor de la salud domiciliaria en tiempos de Covid-19

El 22 marzo de este año recibió la primera dosis de la vacuna Sputnik V en el CIC de Burzaco. El personal del lugar se acercó a la camioneta donde la llevaron para realizar la inoculación y luego se quedó allí durante 30 minutos, en observación. “Y charló con todos, estaba contenta y todos querían sacarse fotos con ella”, contó su familia. Unas semanas más tarde recibió la segunda dosis.

Siempre en Burzaco

Nació en Burzaco el 12 de octubre de 1912, cuando la Argentina era gobernada por Roque Sáenz Peña. A los 22 años se casó con Armando Mellerio, un vecino de su barrio y el gran amor de su vida. Dos años más tarde nació su único hijo -que hoy tiene 86-, que debió criar sola desde que, a sus 36 años, quedó viuda. Nunca más volvió a estar en pareja y siempre vivió en la localidad de Almirante Brown.

Trabajó como costurera y cocinera en una escuela y una colonia de vacaciones de la zona. Tuvo dos nietos, cinco bisnietos y ocho tataranietos. “No sé cuál es su secreto para vivir tanto. Quedó viuda muy joven, perdió a los padres, a sus hermanos. Siempre tuvo que remarla sola, laburando, con un hijo muy chico. Creo que fue el destino, porque nada le fue fácil”, le dijo una vez Mónica, una de sus nietas, al medio DeBrown.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

Censo 2022: cómo se puede verificar la identidad de los censistas que van casa por casa

San Fernando. Sociedad

San Fernando: restauran el Palacio Otamendi y construyen un teatro para 500 personas

Almirante Brown. Sociedad

Almirante Brown: construirán circuitos deportivos en Malvinas Argentinas y Longchamps

Buenos Aires. Sociedad

El ramal Haedo-Caseros del Ferrocarril San Martín ya tiene definidos los trenes y cuándo empieza a operar