El valor de un vecino de Burzaco: su hermana le donó un riñón, superó una enfermedad terminal y es multicampeón de natación

Almirante Brown. Historias de mi barrio
·
28 de enero de 2023

A Hernán Sachero le detectaron una insuficiencia renal crónica terminal. Tuvo una segunda oportunidad para vivir: hoy es campeón mundial. Una conmovedora historia de motivación y superación personal.

De rocanrolero nocturno a campeón mundial, de una rutina sedentaria a ser un deportista de élite: la vida de Hernán Sachero pegó un giro de 180° cuando, a los treinta años, su sobrepeso, sus malos hábitos y su malestar general lo llevaron a realizarse chequeos médicos. Allí se enteró que tenía una grave insuficiencia renal crónica y aún no sabía cuánto iba a cambiar su vida.

Para ese joven que llevaba una vida construida en Burzaco, al sur del conurbano bonaerense, la solución para seguir viviendo era un trasplante de riñón o estar conectado a una máquina de diálisis durante cuatro horas tres veces a la semana. En medio de ese panorama desolador, apareció su hermana Vanina -a quien Hernán llama “mi ángel guardián” desde ese momento- para ofrecerle una segunda oportunidad y, también, una nueva vida.

La superación de un deportista de Burzaco: su hermana le donó un riñón, superó una enfermedad terminal y hoy es multicampeón de natación
Hernán representó a la Argentina en tres Mundiales para Trasplantados.

“Nada de esto que estoy viviendo sería posible sin un donante, en mi caso mi angelito Vani. Hay muchos que están esperando la tan ansiada segunda oportunidad. Yo me propuse que en el Mundial de Mar del Plata 2015 no sea el único trasplantado de mi municipio, Almirante Brown, que esté presente”, sostuvo.

En tanto, Hernán reconoció que cuando su hermana le ofreció ser la donante, él se emocionó “hasta las lágrimas” pero no lograba aceptar la propuesta. “Me costó mucho decirle que sí. Ella es una persona sana, tenía muchos proyectos por delante y me parecía egoísta de mi parte sacarle un órgano para estar bien yo sin saber cómo podía quedar ella, porque me moría si le pasaba algo. Mi médico y ella misma me convencieron de que a los donantes vivos los cuidan como oro”, recordó, mientras contó que antes del trasplante Vanina había sido madre de una beba, “por lo que yo digo que en cuatro meses les dio vida a dos personas”, agregó.

A un año de la hazaña de su vida, una vecina de Longchamps buscará subir en bicicleta al volcán más alto del mundo

“Me trasplantaron el 25 de abril de 2011 y el cambio fue total. De ahí en más tuve más ganas de vivir que nunca. Me reconecté con todo lo que me gustaba: las plantas, el deporte, los amigos, afectos y la música, que fueron, son y serán mi gran sostén para encarar cada etapa de mi vida”, señaló.

Otra oportunidad para el campeón de Burzaco

Desde muy chico, Hernán había estado ligado al deporte en su ciudad natal: vivía dentro del club Independiente de Burzaco donde jugaba al básquet, vóley, pádel y nadaba en el verano. Durante la adolescencia, sus hábitos comenzaron a cambiar bastante y dejó de lado el deporte para darles paso al rock, los excesos en la comida, el alcohol y el cigarrillo.

La superación de un deportista de Burzaco: su hermana le donó un riñón, superó una enfermedad terminal y hoy es multicampeón de natación
Hernán junto a su hermana y donante, Vanina.

Luego del trasplante, ninguno de los dos hermanos intuía la pasta de campeón que traía consigo esta segunda oportunidad. Tras un largo tiempo de cuidados intensivos y dietas estrictas, su cuerpo era otro. Pasaron seis meses y Hernán volvió al deporte. “El trasplante me devolvió la vida. Siempre digo que, en vez de un riñón, me metieron un motor”, dijo entre risas.

Comenzó a entrenar hasta que se enteró de la existencia de la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (Adetra) y no pudo más que acercarse allí. Participó en Juegos Nacionales y venció en las seis categorías de las cuales fue parte. En su nueva vida, Hernán representó a la Argentina en tres Mundiales para Trasplantados y durante los torneos internacionales consiguió 36 medallas.

El vecino de Almirante Brown de 102 años que atendió la panadería familiar donde compraba Juan Manuel de Rosas

Fuera del ámbito deportivo, el deportista oriundo de Burzaco es un activo promotor de la donación de órganos y recorre el país dando charlas en escuelas y universidades, compartiendo su mensaje de superación y concientizando sobre la importancia de ser donante de órganos.

“Mi mensaje es que la donación de órganos salva vidas realmente, que no es sólo un slogan para generar conciencia. Compartir un Juego Mundial con miles de trasplantados de todo el mundo me permitió conocer sobre la temática en diferentes países y sin dudarlo, concluimos siempre en lo mismo. Vivimos una segunda oportunidad gracias al acto de amor que una persona puede hacer y damos todos los días las gracias”, concluye Sachero.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Asado, Almirante Brown
Almirante Brown. Sociedad

Nuevo acuerdo de precios de la carne en Almirante Brown: bajó el asado y ya se lo consigue por $3.990

Almirante Brown, Polo Judicial, Rafael Calzada
Almirante Brown. Sociedad

Inauguraron el nuevo Polo Judicial de Almirante Brown: cuáles son las denuncias que ya pueden realizar los vecinos

El nuevo servicio de telemedicina funciona a través de la app Brown Previene o ingresando a la web oficial de Municipio de Almirante Brown.
Almirante Brown. Sociedad

Almirante Brown lanzó un servicio gratuito de Telemedicina: cómo hacer consultas médicas las 24 horas desde el celular

Julieta Santamaría es de Burzaco y en Brasil está en busca de una hazaña en medio de selvas, ríos, llanuras y montañas.
Almirante Brown. Sociedad

La increíble hazaña que busca una chica de Burzaco en Brasil: «Mi vida no volverá a ser la misma»