09 de Diciembre de 2021

El rincón de Quilmes donde el tiempo se detuvo y la vida se mueve al ritmo de los carruajes

Quilmes. Historias de mi barrio
·
17 de octubre de 2021

A lo largo de un arbolado predio de 4,5 hectáreas, el Museo Histórico del Transporte Carlos Hillner Decoud exhibe una colección única de distintos modelos creados entre 1860 y 1900. También es un espacio de encuentro para las familias.

En Laprida y Ricardo Rojas, Quilmes Oeste, una puerta da paso al ingreso a una dimensión distinta, donde el tiempo parece haber quedado frenado para siempre. Se trata del Museo del Transporte Carlos Hillner Decoud, un espacio único donde la colección de carruajes de otras épocas es la gran atracción del lugar.

Cuando Don Carlos compró la estancia en 1927, el lugar abarcaba alrededor de 40 hectáreas sobre las que hoy se ubican el histórico boliche El Bosque, que era donde estaba la casa principal, o la Escuela Agropecuaria N° 1 de Quilmes, situada en el cruce de las avenidas Laprida y La Plata.

Entre Francia y Santos Lugares, la devoción por el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes

La bautizó El Dorado, haciendo honor al apellido de los dueños anteriores. Ya tenía caballerizas, dependencias para los peones y algunas habitaciones para húespedes y recreación. La construcción de estilo inglés fue obra del arquitecto Roberto Soto Acebal. Tiene varios pórticos grandes de madera tallada, paredes de ladrillo a la vista y techos de tejas.

Hillner Decoud era un fanático de los carruajes y los fue comprando en remates o a coleccionistas particulares de Inglaterra, Francia y Argentina. Sus descendientes, en especial su sobrino nieto Marcelo Decoud, fueron los encargados de la puesta en valor para mantenerlos en perfecto estado.

Uno de los carruajes que se exhiben en el predio de Quilmes Oeste.

La particularidad de la colección de 17 carruajes de diferentes modelos contruidos entre 1860 y 1900 es que todos cuentan con sus piezas originales. En el espacio de Quilmes Oeste también se exhibe una réplica de una chata cervecera hecha por Christian Lagier y Marcelo Decoud.

Una de las piezas más importantes del Museo del Transporte Carlos Hillner Decoud es un carruaje francés que tiene como particularidad que el modo de atar los caballos es en tandem, es decir, uno atrás del otro, estando el primero sólo con riendas y sin sujeción de varas.

Parte de la colección que Don Carlos dejó como legado.

La colección cuenta también con una sala de arneses, embocaduras y monturas originarios de Europa. Se destaca el espacio dedicado a los modelos fabricados por la casa Hermes de París a pedido de Don Carlos. El lugar atesora una gran riqueza en ornamentos. Y, además, hay un sector de maquetas de barcos, bicicletas y motos.

Entre la caballeriza y la sala de monturas se encuentra el pórtico que conserva la fecha en que se construyeron las instalaciones y el nombre de su inspirador. La mayoría de los insumos de la construcción fueron traídos de Europa por Carlos Hillner Decoud, quien aprovechó las demoliciones que iban quedando de lado porque se comenzaba a usar en Europa el automóvil y ya no tanto los caballos.

Del legado de Saint Exupéry al Pulqui: las increíbles joyas de la aviación que tiene Morón

El predio fue legado con cargo de conservación primero al Gobierno de la provincia de Buenos Aires a mediados del siglo XX. Luego, en 1978, la propiedad pasó al fuero de la municipalidad de Quilmes, estando la custodia del legado a cargo de los herederos de Hillner Decoud, quien naciera el 14 de diciembre de 1880 en la ciudad de Buenos Aires.

Museo del Transporte Carlos Hillner Decoud está bajo la órbita municipal.

De los carruajes a las actividades para vecinos de Quilmes

El Museo del Transporte Carlos Hillner Decoud cuenta con un enorme parque arbolado que suele ser utilizado por los vecinos de Quilmes Oeste y de otras localidades del distrito y de las comunas cercanas para pasar jornadas al aire libre.

En el espacio de 4,5 hectáreas, el municipio de Quilmes suele organizar, cuando la pandemia lo permite, distintas actividades artísticas, festivales, ferias y espacios de juegos y de deportes. El predio está abierto de lunes a viernes, de 7a 19, y sábados y domingos, de 8 a 20.

El pórtico que recuarda a quien fuera dueño del predio.
Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Quilmes. Política

No se vacunó: Martiniano Molina se contagió de Covid-19 y no podrá jurar como diputado

Quilmes. Policiales

Video: batalla campal en un torneo de fútbol en Solano, con una joven atropellada y un conductor detenido

Quilmes. Sociedad

Fabiola Yáñez visitó el comedor Esperanza Kilme y participó de un taller de cocina con los chicos

Quilmes. Policiales

Bernal: las amenazas que sufre la familia de un joven asesinado de un ladrillazo en el Acceso Sudeste