05 de Julio de 2022

La piba que empezó jugando en canchitas del Conurbano y ya hizo más de 400 goles para Boca

Buenos Aires. Deportes
·
18 de mayo de 2021

Andrea Ojeda (36 años) es la máxima anotadora del equipo femenino. Fue a probarse al club cuando tenía 12 y debutó en Primera a los 14. «Jamás imaginé que llegaría a ser una futbolista profesional», se sincera.

Andrea Ojeda se divertía jugando con su hermano mayor, al que con poco éxito trataba de quitarle la pelota en desparejas canchitas cerca de su casa, en Glew, partido de Almirante Brown, zona sur del Conurbano bonaerense. Nunca pensó esa piba inquieta y menuda que llegaría a ser una futbolista profesional. «Jamás lo imaginé», reconoce. Ya hizo más de 400 goles con la camiseta de Boca.

Los barrios humildes del GBA siempre han sido cantera de los grandes clubes. El mismo Boca se entusiasma hoy con Cristian Medina, Alan Varela y Agustín Almendra, tres juveniles de ese origen que toman confianza en la media cancha.

Andrea festeja ante San Lorenzo, en semifinales de la última Superliga.

Nacida el 17 de enero de 1985, la llevaron a probarse a Boca cuando tenía 12 años. Anotó dos goles en una práctica y le vieron condiciones, pero le dijeron que recién podía sumarse a los 14. Con esa edad ya debutó en Primera: entró 20 minutos en un encuentro con Laferrere.

Más goles en Boca que Palermo

Recuerda que en 1997, cuando apareció por primera vez en el club, se le cruzó Claudio Paul Caniggia. Por ahí cerca debía andar también Martín Palermo, máximo goleador… masculino. «Ja, ja… No hay comparación con Martín, él es un groso de verdad. Nosotras recién empezamos a hacer nuestra historia», dice la súper anotadora, muy eficaz también de cabeza pese a que apenas supera el metro sesenta. Ella y la capitana María Florencia Quiñones se destacan por el juego aéreo.

Alan Díaz, el arquero «recontra guapo» que saltó de las canchitas de Lanús al Superclásico

Andrea cuenta que aquel hermano que le escondía la pelota bajo la suela, hincha de River, no se pone contento cuando la goleadora de la familia convierte en un clásico. En la final que definió la primera Liga Femenina profesional de la historia, el 19 de enero de este año en la cancha de Vélez Sarsfield, la número 9 aportó un doblete para el inolvidable 7-0 de las Xeneizes.

Andrea y un repaso de su larga trayectoria.

Sus inicios fueron en la modesta Sociedad de Fomento José A. Castelli, de Longchamps. La inscribieron en una categoría libre, con autorización de los padres. Después fue a Temperley, por gestión de una vecina. En el barrio se hablaba de ella.

Del comienzo en Boca recuerda poco. Y es lógico: ya transcurrieron más de dos décadas. Su estreno goleador fue versus Estudiantes: convirtió tres. Recién había cumplido 15 años. Pese a que su capacidad definidora la volvía diferente del resto, un entrenador creyó que convenía retrasarla en el campo. «A veces me ponían de doble 5, por el quite y porque siempre trato de jugar simple, ya sea de frente o de espaldas», explica. No es el único caso de delantero central transformado en volante. Franco Soldano es un ejemplo actual con los mismos colores.

El impacto de los goles de la piba de Glew

«No hay un registro exacto de cuántos metí. Sé que en el 2000 hice 56. Lo importante fue que salimos campeones», afirma. Ese fue uno de los 24 títulos que acredita en Boca. Ante Tigre logró su máxima marca individual: ¡9 goles! «¿No te pedían las rivales que aflojaras?», se le pregunta. «Con la camiseta de Boca no hay freno», responde. Sus variados recursos dentro del área (es diestra pero también sabe resolver con zurda) llamaron la atención en el extranjero.

Valora esa experiencia internacional: «Fui a España, ya de grande. Jugué en Albacete, uno de los más humildes de la Liga Femenina, y logramos la permanencia. Aprendí mucho en esa etapa. Después estuve en Granada, de la Segunda División. Quedamos cerca del ascenso».

Del Conurbano a la mejor liga de básquet del mundo: la historia de Florencia Chagas

Sobre el futuro maneja un par de certezas: «Pienso retirarme acá y seguir como entrenadora». Quiere aprovechar el crecimiento de la actividad en nuestro país. Traza un rápido paralelo de esa evolución: «Antes nos costaba conseguir un lugar para entrenarnos y lo hacíamos tres veces por semana. Ahora practicamos todos los días, nos cuidan y hasta nos televisan».

El último fin de semana, en Estancia Chica, Las Gladiadoras vencieron 2-1 al local Gimnasia y Esgrima La Plata en un partido correspondiente a la séptima fecha de la Zona A del torneo. Uno de los goles fue de Carolina Troncoso. El otro no hace falta decir de quién.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

Vacaciones de invierno: todo lo que hay que saber para viajar en tren a 9 destinos turísticos en el país

Buenos Aires. Deportes

De Florencio Varela al éxito en México: Diego Cocca, el DT surgido en River que le hizo un guiño a Boca

Buenos Aires. Sociedad

Tren Belgrano Sur: qué obras incluye la millonaria inversión para electrificar y modernizar la línea

José C. Paz. Deportes

La historia de Alexis Messidoro, del pibe de José C. Paz que prometía en Boca a jugar en Indonesia