04 de Diciembre de 2021

El histórico Observatorio Astronómico de San Miguel, cerca de un regreso renovado

San Miguel. Sociedad
·
23 de junio de 2021

Considerado uno de los más importantes de Sudámerica en su época de esplendor, cuando finalice la restauración completa que se está realizando será usado también como espacio de enseñanza. La historia de un ícono del distrito.

Su restauración completa ya está a punto de terminar, por lo que en los próximos meses volverá a funcionar el Observatorio de Física Cósmica de San Miguel, un verdadero ícono del distrito. Y en su regreso, como lo hizo en su último tiempo, también funcionará como espacio de enseñanza para las instituciones educativas del partido.

Ubicado en Bussolini 1760, detrás del Colegio Máximo y de la nueva Ciudad Judicial, este espacio fue fundado en diciembre de 1935, hace más de 85 años, y siempre fue muy reconocido a nivel internacional por toda la comunidad científica. Tanto, que en su época de esplendor fue considerado el segundo más importante de Sudamérica y el quinto del mundo.

Pero a partir de la década de los 90 comenzaron a disminuir sus actividades, hasta que finalmente dejó de funcionar en los últimos años. Solo abrió sus puertas el 14 de diciembre pasado para el eclipse total de sol, en un evento realizado al aire libre para observar el histórico fenómeno.

De esa jornada, que se realizó con cupos limitados y estrictos protocolos por la pandemia del Covid-19, participaron docentes y alumnos de distintas escuelas de la región. Y todo fue organizado por el municipio y Bella Vista al Cosmos, un grupo de especialistas que se dedica a la divulgación científica.

Desde ese día, continuaron las tareas de restauración de este gran predio, que cuenta con un helipuerto propio, que era utilizado en su época de gloria por los científicos para viajar desde y hacia el Aeropuerto de Ezeiza. También tenía un piletón de agua con plantas subacuáticas y pastizales nativos, que se están recuperando con diversas tareas de reforestación.

“Estamos trabajando en conjunto con las secretarías de Espacio Público, Ambiente, Obras y Educación, para volver a darle vida a este histórico lugar. Y ya hicimos el pedido a la provincia de Buenos Aires para declararlo Patrimonio Turístico y Cultural de San Miguel”, explicó el director del Observatorio y presidente de Bella Vista al Cosmos, Santiago Maiese, quien encabeza el plan de restauración.

Toda la estructura está siendo puesta a punto, al igual que sus dos telescopios.

Además de las visitas guiadas, que estarán abiertas a toda la comunidad, una vez que finalice su reconstrucción el Observatorio funcionará también como espacio de enseñanza y aprendizaje para las escuelas y universidades del distrito, que así podrán estar en contacto con la naturaleza y los distintos instrumentos de física cósmica.

Las características del Observatorio de San Miguel

Cuando fue creado, en un predio del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, el Observatorio se convirtió en el primero en su tipo en Argentina y el quinto en el mundo. La iniciativa fue del Monseñor Fortunato J. Devoto, entonces presidente del Consejo Nacional de Observatorios, el que fue gestionado por la Compañía de Jesús.

Desde sus comienzos estuvo destinado al estudio de las influencias de la actividad solar en la Tierra, en particular en el clima y los movimientos sísmicos, por lo que vinculaba estudios astronómicos con los meteorológicos y geofísicos.

En los 90 y en los principios del 2000, en este emblemático lugar se dictaron cursos como el de Astronomía Elemental, Astronomía para Chicos (en dos niveles), Astronomía General, Matemáticas (Nivelación), Física-Matemática, Astrofotografía y Construcción de Telescopios.

En la crisis por el Covid-19, la Provincia recuperó un sanatorio en San Miguel a través de IOMA

Además, en el 2003 se pusieron en marcha un ciclo de charlas y conferencias a cargo de profesores e investigadores invitados, pertenecientes a distintos observatorios, universidades o grupos de trabajo.

Y hubo eventos que quedaron en el recuerdo de todos los vecinos, como el que se realizó ese mismo año con motivo del acercamiento máximo de Marte a la Tierra, cuando durante los días 29, 30 y 31 de agosto se reunieron en total más de 3.000 personas.

El sueño, ahora, es que el Observatorio recupere todo su esplendor. De a poco va saliendo del letargo y todo se pone a punto, luego de mucho tiempo de abandono total. En su interior, los dos telescopios de gran valor que estaban repletos de óxido y tierra ya están brillando nuevamente, en un símbolo que lo que esperan sea esta nueva etapa.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Buenos Aires. Sociedad

El milagro de un joven de Merlo: sobrevivió a 14 balazos, quedó cuadripléjico y terminó el secundario en la rehabilitación

Quilmes. Sociedad

Un científico de Quilmes fue elegido por la Universidad de Harvard para «resucitar» al mamut lanudo: cómo lo harán

Ituzaingó. Sociedad

Ituzaingó prohíbe la tracción a sangre con un plan que esperan que se replique en la Provincia

Buenos Aires. Sociedad

Tras reclamos y polémica, habrá audiencia pública por una obra clave en el oeste del Conurbano