El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero se suicidó cuando vivía de prestado

Buenos Aires. Deportes
·
22 de abril de 2023

Figura en los 90, el Huevo vistió la camiseta de los más grandes y también jugó el clásico santafesino para los dos. Nunca pudo asentarse como DT. A los 51 años, hundido en problemas familiares y laborales, murió el 22 de abril de 2019.

Julio Toresani fue uno de los futbolistas más famosos durante los años 90. Nacido en Santa Fe el 5 de diciembre de 1967, el Huevo -apodo que se ganó por su juego aguerrido- surgió de las inferiores de Unión y debutó en La Bombonera en 1986, en un 0-0 entre Boca y el Tatengue.

Huevo Toresani y los colores cruzados

Toresani jugó en Unión hasta 1989, cuando emigró a Instituto. Integró el plantel santafesino que descendió en 1988 y al año siguiente pegó la vuelta. Pese a no haber jugado en las finales del Octogonal ante Colón, inolvidable 3-0 global para los rojiblancos, estuvo presente en los clásicos de la temporada regular, con un gol y una expulsión.

No obstante ese primer vínculo con Unión, Toresani nunca ocultó su pasión por el Negro. Su primer paso por Colón fue en 1995, en un equipo que tenía nombres importantes como Hugo Ibarra, Horacio Ameli y el Turco Claudio García, entre otros. Allí jugó un año y luego volvió en 1999/2000 y 2002/03. Además, tuvo una etapa como técnico y otra como ayudante.

El selecto grupo de los 100

Entre los hitos más grandes de su carrera, sin lugar a dudas, figura la distinción de ser uno de los 100 futbolistas que jugaron para Boca y River o viceversa. Fueron 44 los que primero vistieron la azul y oro. Él es uno de los 56 que, después de lucir la banda roja, terminaron en Brandsen 805.

El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero murió en la pobreza mientras vivía de prestado
Una imagen de Toresani en Colón, con dos de sus hijos.

Luego de su segundo ciclo en Unión, River fue el destino de aquel número 8 clásico de incansable despliegue. En un conjunto millonario poblado de estrellas, Toresani se las ingenió para rondar el centenar de partidos (fueron 89 en total) durante sus tres temporadas.

Conmoción por la misteriosa muerte de Federico Maraschi, histórico futbolista del Ascenso e ídolo de Almirante Brown

Su momento más destacado fue en la definición del Apertura 1993, cuando convirtió en el 1-1 vs. Argentinos Juniors que le dio el título a River. Además, fue campeón en los Aperturas de 1991 y 1994. Tuvo como entrenadores a Daniel Passarella y Américo Gallego. 

Al cabo de su primera campaña en Colón, le llegó el turno de jugar en Boca: en el Xeneize estuvo poco menos de un año y medio, en los que disputó 58 partidos y anotó ocho goles. Su actuación más recordada fue en el superclásico del Apertura 97, cuando marcó el empate de un Boca que se terminó imponiendo 2-1 (Martín Palermo anotó el otro) en el Monumental y bajo un diluvio. Fue el último partido de Diego Maradona.

Su relación con Maradona y una frase histórica

“A ese muchacho le digo que vivo en Segurola y Habana, séptimo piso. A ver si me dura 30 segundos”, pronunció Diego y sacudió a todos. Si bien eran otros tiempos, no dejaba de sorprender que alguien informara la dirección de su casa en televisión abierta. El destinatario de ese mensaje fue Toresani, a quien Maradona invitó a pelear tras el Boca 1-Colón 0 del 7 de octubre de 1995, que a su vez significó el regreso del 10 al Xeneize.

El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero murió en la pobreza mientras vivía de prestado
Producción en El Gráfico: Toresani con sus hijos mayores a finales de los 90.

Una fuerte patada de Claudio Paul Caniggia a Dante Unali provocó la furia de Toresani, quien fue corriendo a protestarle al árbitro Francisco Lamolina. Se metió Maradona y, minutos más tarde, el único expulsado de aquella trifulca resultó el Huevo. Las acusaciones fueron escalando hasta que Diego lo citó en su casa para arreglar el asunto a las trompadas.

El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero murió en la pobreza mientras vivía de prestado
Así lo despidió Diego Maradona en sus redes sociales.

Meses más tarde, el destino quiso que Maradona y Toresani se reencontraran justamente en Boca. Como compañeros forjaron un lindo vínculo. La relación, aunque los contactos hayan sido esporádicos, continuó y Diego se mostró conmovido el día de la muerte de Julio.

El retiro difícil y el final trágico de Julio Toresani

Toresani dejó los cortos en la temporada 2003/04, en Patronato de Paraná. Después de eso intentó ser DT pero nunca logró afirmarse en la función: en 14 años tuvo 16 trabajos distintos (sólo repitió en Sportivo Italiano y en Colón, una como ayudante de Diego Osella en 2014), en los que dirigió en nueve destinos de Argentina, Bolivia, Ecuador y Uruguay.

El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero murió en la pobreza mientras vivía de prestado
Los Toresani cuando el Huevo ya se había retirado.

En 2013 tuvo linfoma no Hodgkin, un cáncer en el sistema linfático que detectó tras tocarse el cuello y sentir un bulto. Lo superó con la garra que lo caracterizaba y el gran soporte de su mujer y familia. Para ese entonces, el Huevo era entrenador de Textil Mandiyú de Corrientes.

El año 2019 arrancó con su despido de Rampla Juniors, en medio de un conflicto que incluyó un desafío a pelear al presidente del club. Alejado de su familia y con problemas económicos, vivió dos meses dentro de la sede de la Liga Santafesina de fútbol.

El dramático final de Julio Toresani: se peleó con Maradona, jugó en River y en Boca pero murió en la pobreza mientras vivía de prestado
Toresani y sus tres hijos: Lautaro, Conrado y Franco.

Con posterioridad a una internación, debido a una intoxicación por ingesta excesiva de alcohol y pastillas, Toresani tomó la drástica decisión de quitarse la vida, ahorcándose en la oficina donde transcurrieron sus últimos días. Allí lo encontraron el 22 de abril de 2019- Tenía apenas 51 años.

«Mi viejo era una persona que por más que estuviera muerto por dentro siempre tiraba para adelante, decía que la vida era para vivirla, hacía chistes. No dio señales de lo que terminó haciendo. Sí estaba medio triste, era cerrado, le costaba pedir ayuda. Y eso no está bueno. Un par de semanas antes había tomado unas pastillas, le hicieron un lavaje y lo empezó a tratar un médico amigo suyo. Estaba todo bien. Pero siento que cuando alguien toma la decisión nadie se entera. Dio la imagen de que estaba todo bien”, reconstruyó con Clarín Lautaro, su hijo mayor, que es fanático de Boca, tiene 31 años y vive en Italia.

Depresión y un hijo que no era suyo: la terrible historia detrás del suicidio de Mirko Saric, el crack que quería Real Madrid

Según el primogénito del Huevo, Toresani “era una persona alegre y trataba de darle una mano a todo el mundo”, que “ayudó a todos, y seguro que perdió mucho de lo que ganó en su época de futbolista por ser tan generoso” Por eso entiende que “cuando él necesitó una soga le dieron la espalda”. De hecho, recordó que poco antes de suicidarse había llevado un proyecto de trabajo a Colón “pero no le dieron bola”.

El fútbol, como reconoció Diego, llegó tarde para evitar la tragedia.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
tren San Martín, Retiro
Buenos Aires. Sociedad

Ya trabajan en la reparación del puente en Palermo del tren San Martín: cuándo se prevé que el servicio vuelva a Retiro

La Plata, bar
Historias de mi barrio. Buenos Aires

«Aprender de los errores»: la historia del vecino de La Plata que fracasó con dos restaurantes y tiene el mejor bar de América del Norte

Carlos Tevez, Gallinita, estadio Monumental, Boca Juniors, River Plate, Copa Libertadores, Franco Cángele
Buenos Aires. Deportes

A 20 años de la Gallinita de Carlos Tevez en el Monumental: la nueva vida de Franco Cangele, el socio en el gol del Apache

El instante previo al momento que Florencia Alvite, La Toretto, embiste al motocilcista y lo mata en el acto.
Buenos Aires. Sociedad

Por qué puede salir en libertad en medio del proceso Felicitas Alvite, la Toretto de La Plata que mató a un motociclista por cruzar en rojo