19 de Mayo de 2022

La acusaron por abuso en un jardín en El Jagüel y casi la linchan: ahora demandará a sus agresores

Esteban Echeverría. Policiales
·
5 de enero de 2022

Es una maestra de 51 años que fue atacada por familias que la señalaron como responsable de presuntas vejaciones en más de una veintena de chicos. Su abogado dijo además que las pericias en los menores descartarían los abusos.

Un jardín de infantes en El Jagüel fue epicentro de un episodio de alta tensión a fines de noviembre: dos docentes fueron acusados por presuntos casos de abuso sexual y agredidos por los padres de los nenes que habían sido presuntas víctimas de ellos. El caso, que reviste una enorme seriedad, está bajo investigación judicial. Una de las maestras, que estuvo cerca de ser linchada, prepara un contraataque en la Justicia: demandará a sus atacantes.

Los hechos ocurrieron en el Jardín N°922 de la localidad de Esteban Echeverría. Los padres de los nenes irrumpieron en el establecimiento educativo, no midieron consecuencias al buscar a los docentes, acusarlos por una serie de abusos en más de una veintena de niños y agredirlos

En medio de la explosión de casos de Covid-19, la Provincia envió 435 mil turnos para reforzar la vacunación

La secuencia, por la que trascendieron videos, tuvo altos niveles de violencia y locura: hubo destrozos, corridas, golpes, policías heridos y hasta robo en las instalaciones del edificio, ubicado en la calle Catamarca al 1000, en el sur del Conurbano.

Padres y madres atacaron salvajemente a la maestra acusada, causaron destrozos, hirieron policías y hasta robaron.

A una de las docentes la arrastraron de los pelos desde el interior hacia la puerta mientras le daban puñetazos y patadas, en presencia de una agente policial. Luego llegaron más efectivos de la Comisaría 5° de El Jagüel, aunque algunos también fueron atacados y terminaron heridos.

Hubo daños en los patrulleros y rompieron vidrios del establecimiento educativo, donde hasta se robaron una computadora y dinero de la oficina de la cooperadora. La Unidad Funcional de Instrucción N°4 de Esteban Echeverría dispuso abrir actuaciones por «robo, daño y lesiones» tras los disturbios.

La Justicia abrió también una investigación por las denuncias que radicaron los padres y madres de nenes de 5 y 6 años de una de las salas, a los que se fueron sumando otras acusaciones. Los señalados eran esta maestra de 51 años y un profesor de educación física de 28. Ambos fueron aprehendidos esa mañana y liberados unos días después.

Las pericias y estudios realizados sobre los niños por los presuntos abusos

Guido Antonucci, el abogado defensor de la docente acusada por abuso sexual (de nombre Marisa), indicó que las primeras pericias podrían favorecer a su representada: «Los informes físicos que se hicieron a los menores, a los cuales se realizó un hisopado, dieron resultado negativo, descartando el abuso sexual con acceso carnal. Luego quedó establecer si hubo abuso sexual infantil, para lo cual eran importantes las entrevistas con psicólogos. Se hicieron más de 25 pericias psicológicas a los menores y todas dieron negativo».

La relación familiar entre el asesino al volante de Palermo y el histórico productor de Gilda

El letrado señaló al portal Echeverría Online que «la fiscal Verónica Pérez realizó tres cámaras Gesell en los hijos de las madres que estuvieron circulando por los medos de comunicación y también dieron resultado negativo».

La maestra del jardín de El Jagüel denunciará a sus agresores

Antonucci aseguró que «este caso es un claro ejemplo de que primero hay que esperar que la Justicia trabaje, y después sacar las conclusiones que correspondan», y puntualizó que «las conclusiones apresuradas y los famosos ‘escraches públicos’ han arruinado prácticamente la vida» de la docente acusada.

Agregó sobre los padres: «Entraron con la clara intención de matar a la maestra y agredir a todo el personal educativo que se encontraba en el lugar, no solamente los atacaron a ellos, sino que también hirieron a dos policías que tuvieron que dar parte de ART debido a las agresiones sufridas. se produjeron estragos en el establecimiento, se robaron la billetera del portero, la billetera de la vicedirectora, la bicicleta de Marisa, se robaron la plata de la cooperadora y las computadoras».

El Jardín N°922 donde se denunciaron los abusos y se produjeron los disturbios.

Y reveló que «a las pocas horas de haber ocurrido este ataque, se formalizó una denuncia donde aparentemente 50 chicos habían sido maltratados, lesionados y abusados sexualmente en el jardín».

Dijo que además de defender a la docente en la causa por abuso sexual, también está «impulsando la acción penal contra todas las personas que irrumpieron en el jardín causando estragos. «Vamos a pedir el cambio de calificación legal a ‘tentativa de homicidio y robo en poblado y en banda’, porque tenemos que sentar un precedente para que esto no vuelva a pasar nunca más», detalló.

Y cerró: «Una vez que esté desestimada la denuncia que está en curso también vamos a iniciar acciones legales contra algunos medios de comunicación y periodistas, entre ellos Sandra Borghi quien afirmó que la maestra se encontraba en terapia intensiva, lo cual era mentira. Y además pedía que la maestra se recupere de terapia intensiva para que ‘pague por lo que hizo’».

Las denuncias por abusos en el jardín

Micaela Mesa, madre de una nena presuntamente abusada, expuso en un canal de noticias la forma en que se encontró con la sospecha de que su hija había sido abusada: «Le pregunté a mi nena y ahí quiebra en llanto y cuenta que el profesor le pegaba, le arrancaba los pelos y le pegaba en la cabeza. Me contó que el profesor le metía la mano por adentro de la ropa, que la manoseaba en la parte de arriba. Me dijo que a ella le hacía solo eso pero que a otros chicos los encerraba en el baño y a otros, si se portaban muy mal, les hacían otras cosas. ‘¿Qué tipo de cosas?’, le pregunté. Ahí se calló y no me quiso decir más nada».

Los dibujos de una nena presuntamente abusada que difundió su familia tras denunciar a los docentes.

Luego, la familia comentó que la nena decidió manifestarse dibujando y mostró que, entre garabatos, se recreó a ella misma, a su maestra, al profesor de educación física y «juguete» que usaba este último, así como también un dibujo con corazones rotos. Todo pasó por el análisis de psicólogos de la Comisaría de la Mujer y la Familia, además de la fiscalía.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Ituzaingó. Policiales

Violento episodio en el Censo 2022: lo detuvieron porque se enojó con su novia y agredió a la encuestadora

Quilmes. Policiales

Censo 2022: policía asaltó a dos censistas en distintas cuadras de Ezpeleta y fue detenido en Bernal

Buenos Aires. Policiales

Merlo: el joven que pasó casi dos años preso por un crimen que no cometió y recuperó su libertad

Buenos Aires. Policiales

Volver a nacer: la milagrosa recuperación del policía baleado por motochorros en Moreno