Increíble ataque a una mujer en Quilmes: le tiraron burundanga mientras esperaba el colectivo

Quilmes. Sociedad
·
9 de noviembre de 2021

Ocurrió en pleno centro de la ciudad, en la esquina de Garibaldi y Sarmiento y a una cuadra de la Comisaría 1°. La víctima dijo que fueron dos las agresoras y que espera grabaciones de cámaras de seguridad para identificarlas.

Luisana vivió momentos de mucho miedo en la mañana del lunes en pleno centro de Quilmes por un increíble ataque que sufrió mientras estaba con sus hijas. La mujer asegura que le tiraron burundanga, una peligrosa droga que se presenta como un polvo y que tiene una acción alucinógena y somnífera. El hecho ocurrió pasadas las 11 en la esquina de Sarmiento y Garibaldi, el lugar donde la víctima esperaba el colectivo junto a sus hijas pequeñas luego de retirarlas de la escuela para llevar a una de ellas al médico.

Lo que no pudo entender Luisana es el motivo por el que le arrojaron esta sustancia, aunque se presume que podría haber sido con fines de robo, el que no llegó a concretarse, de acuerdo a su propio relato.

«Me asomé al cordón de la calle para ver si venía el colectivo y se me acercaron dos mujeres con una actitud rara: una rubia grandota de unos 45 o 50 años y otra morocha, joven, de unos 20 o 30 años. Me preguntaron, haciéndome gestos con los brazos y sin mirarme a la cara, si el banco Comafi o Macro quedaba para el lado de Rivadavia. Les dije que sí había bancos para aquel lado pero no sabía cómo explicarle, a lo que me volvió a preguntar otra vez moviendo los brazos y apuntando hacia el centro. Se fueron caminando y se les sumó otra joven morocha grandota. Ahí fue cuando empecé a sentirme mal», contó.

Video: así quisieron camuflarse los dos acusados de matar al kiosquero en Ramos Mejía

En su reconstrucción del episodio, sobrevino un momento en que sintió un extraño efecto en su organismo. «Me di cuenta que me costaba respirar, sentía la boca amarga y como si todo el cuerpo se me hubiera acalambrado. Me acordé del relato de todas esas chicas y mujeres que en todos lados decían que había que gritar y pedir ayuda», expuso sobre lo que han contado otras víctimas de la burundanga.

«Fue lo primero que hice -agregó-: a una chica y una señora que estaban en la parada, les pedí que por favor me ayudaran, que esas mujeres me habían tirado algo y que si me desmayaba no dejaran solas a mis hijas, que no dejaran que se las lleve nadie».

La víctima se sentó en la vereda y aseguró que las mujeres que le habían pedido indicaciones para llegar a los bancos aún se encontraban cerca. «Las insulté, gritándoles y preguntándoles que me habían tirado, y desaparecieron», indicó sobre este episodio de inseguridad tan particular que, tras una larga lista de casos, hoy ya no genera tanta sorpresa pese al peligro que supone.

Le tiraron burundanga a una mujer cuando esperaba el colectivo junto a sus hijas en Quilmes
Datura Estramonio, la planta que contiene escopolamina, droga popularmente conocida como «burundanga».

Los gritos pusieron en alerta a la gente que circulaba por esa cuadra del centro de Quilmes y «al rato vino la Policía y una ambulancia». Al examinarla, los médicos confirmaron su sospecha: «Estaba bajo los efectos de burundanga. Me habían dejado sin oxígeno en sangre con pulsaciones de 140. Gracias a Dios, tenía el barbijo tan grueso que no llegó a afectarme tanto las vías respiratorias», ratificó.

Finalmente, cerró: «La Policía no logró detenerlas y estoy a la espera de las cámaras de seguridad de la zona para identificarlas. Yo no llevaba nada de valor material más que la tarjeta SUBE y mi celular, pero sí llevaba mi tesoro más preciado: mis hijas. Agradezco que la señora y la chica pudieron socorrerme y ayudarme, y también al SAME de Quilmes que actuaron rápidamente».

Burundanga, una droga como arma de «sumisión química»

Desde hace años, la sociedad está familiarizada con el término «burundanga». Se la conoce como la droga de las violaciones, por los antecedentes de ese tipo de delitos que se han registrado, aunque también es protagonista de otros hechos, todos donde se busca la «sumisión química» de la víctima para que quede a merced de su agresor.

Pese a que su nombre popular es de origen afrocubano, la droga se llama escopolamina y es un alcaloide natural que constituye el principio activo de la planta Datura Estramonio, nativas de Sudamérica. La droga se encuentra en las flores y semillas de esta planta y produce un síndrome anticolinérgico. En resumen, tiene una incidencia neuronal en el organismo.

El origen de los incidentes en Ramos Mejía: la Policía quiso llevarse una bandera que recordaba una víctima

A partir del contacto con esta sustancia, una persona puede presentar sequedad en la boca, pupilas dilatadas con reacción lenta a la luz y visión borrosa para objetos cercanos, inhibición del sistema nervioso parasimpático. En altas dosis puede generar convulsiones, arritmias cardíacas, insuficiencia respiratoria, colapso vascular e incluso la muerte. Los efectos pueden llegar a durar hasta dos horas.

Una droga usada en los ataques de «viudas negras»

A principios de octubre pasado, un hombre fue víctima de una «viuda negra» en su casa de Morón, en el Oeste del Conurbano. Conoció a una mujer en una aplicación de citas y coordinaron un encuentro en su casa para cenar. Tras la cena, el se desvaneció y despertó unas veinte horas después en su sillón, confundido: lo habían drogado con burundanga.

Al recomponerse se percató de que le habían desvalijado la casa: la mujer, que se había presentado como «Alejandra» se había llevado un televisor, un celular, su computadora con trabajos y recuerdos familiares y hasta comida de su heladera y alacena.

Le tiraron burundanga a una mujer cuando esperaba el colectivo junto a sus hijas en Quilmes
En agosto, una mujer drogó con burundanga a un hombre en Vicente López para robarle en su departamento.

En agosto de este año, un hombre vivió una situación similar con burundanga en su departamento de Vicente López. Conoció a una mujer en la calle y la invitó a su domicilio, ella aceptó pero le dijo que tenía algo que hacer antes. Al rato, llegó en un auto hasta su dirección y, ya en el departamento, sacó una petaca de licor. El hombre le dijo que sólo bebía vino y que iba a servirse agua. Luego, fue al baño y al volver ella propuso brindar. Al hacerlo y consumir su agua, la víctima se desvaneció y la mujer se llevó una TV de 32 pulgadas, celulares y $30.000 en efectivo.

Sin embargo, no se percató la delincuente de que había quedado grabada por cámaras de seguridad. Tras la denuncia del hombre, la Policía logró localizarla y en un allanamiento en un domicilio de Olivos, fue apresada.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Escobar, División Canina
Escobar. Sociedad

Resuelve delitos complejos y es requerida en todo el país: así funciona la prestigiosa División Canina de Escobar

Morón, emergencia alimentaria
Morón. Sociedad

Morón se declaró en «emergencia alimentaria y nutricional»: qué significa y por qué el municipio tomó esa determinación

La Universidad de José C. Paz abrió las inscripciones para el 2024 y sumó una nueva carrera: cuáles ofrece y cómo anotarse
José C. Paz. Sociedad

La Universidad de José C. Paz ya inscribe a los cursos de idiomas: hasta cuándo hay tiempo y cuáles son las ocho lenguas que enseñan

Salieron a la venta los pasajes de trenes de larga distancia para Pinamar, Mar del Plata, Córdoba, Tucumán y Rosario durante Semana Santa.
Buenos Aires. Sociedad

Salieron a la venta los pasajes de trenes de larga distancia para agosto, con un aumento en los tiempos de viaje: cómo conseguirlos