Qué es de la vida de Cristian Lucchetti, el ídolo de Banfield que no podía jugar de noche pero sigue atajando casi a los 45 años

Buenos Aires. Deportes
·
11 de marzo de 2023

El folclore futbolero aseguraba que el Laucha tenía problemas en los partidos nocturnos. Sin embargo, en el Taladro construyó una larguísima carrera que incluyó pasos por Racing, Boca y México. Su mala relación con Riquelme.

Cristian Lucchetti nació y se crió en Luján de Cuyo pero se hizo conocido en Banfield, en el sur del Conurbano bonaerense. Hincha de River desde chico, su ídolo era Enzo Francescoli y fantaseaba con jugar de delantero. Sin embargo, sus ganas de estar en la cancha todo el tiempo lo llevaron a atajar para una categoría mayor y quedar en el puesto que lo marcaría para toda su carrera.

La prueba fallida y las lesiones

Lucchetti viajó a Buenos Aires para probarse en River junto a dos amigos. No fue como lo esperaba: con muchos chicos por delante, casi no intervino en la práctica y tuvieron que volverse, frustrados, a Mendoza. Después intentó en Platense. Como sobraban arqueros lo mandaron arriba, la rompió, siguió jugando de delantero y convirtió varios goles.

Mateo Retegui fue citado a la selección de Italia: el pibe que jugaba al hockey y al fútbol, y al que River no tuvo en cuenta

Al acompañar a sus amigos a un ensayo en Banfield, lo vio un ex arquero del club y decidió darle una oportunidad. El Laucha (apodo que recibió de niño por su físico) se quedó en el club y debutó en 1996 con tan solo 18, con Carlos Navarro Montoya del otro lado, en el último partido con buzo boquense de uno de sus referentes en el puesto.

Ídolo en Banfield: Cristian Lucchetti, el que no podía jugar de noche pero sigue atajando casi a los 45 años
Lucchetti, muy joven en sus primeros tiempos en Banfield.

Sus cualidades llamaron la atención del cuerpo técnico de José Pekerman, que preparaba al seleccionado Sub 20 rumbo a Malasia 1997. No obstante, el destino le tenía preparada una prueba que debía superar: una catarata de lesiones. Primero sufrió una pubalgia, de la cual se operó para llegar al Mundial y se fue resintiendo; luego apareció la ruptura de un ligamento del hombro y, en su retorno, fractura de tibia y peroné: en tres años, apenas cinco partidos.

El Laucha de Banfield

El Taladro lo respaldó ante cada lesión y en el 2000 volvió con todo. Fue pieza fundamental del equipo que ascendió en junio de 2001 (final con Quilmes) y a partir de allí fue casi siempre titular en sus equipos.

Su primer gol de penal se lo hizo ese año al colombiano Óscar Córdoba en La Bombonera y eso lo catapultó a ser el pateador del equipo: si bien contó con el apoyo del uruguayo Luis Garisto (El Gordo, uno de sus entrenadores favoritos) tenía como contra a José Luis Garrafa Sánchez, quien le pedía que no se acercara al área.

Ídolo en Banfield: Cristian Lucchetti, el que no podía jugar de noche pero sigue atajando casi a los 45 años
El paso poco feliz de Lucchetti por Boca.

Su buen nivel en Banfield lo llevó a ser pretendido por Santos Laguna para pelear el Torneo Mexicano, aunque lo más lejos que llegó fue a cuartos de playoffs en el Apertura 2003. Queda en el recuerdo la serie de penales contra River en el Monumental, ya que aún no se entiende por qué le cobraron adelantamiento en el disparo que le tapó al Rolfi Montenegro. Al año siguiente tuvo otro préstamo a Racing, de buena campaña en aquel Clausura logrado por el Vélez de Miguel Russo.

Su retorno al Taladro fue histórico: ayudó al equipo a clasificarse para la Libertadores 2007 y fue un baluarte del equipo de Julio César Falcioni, que se coronó campeón del Apertura 2009 y dio la vuelta olímpica en La Bombonera. Luego de jugar otra Copa se fue a Boca, aunque no tuvo un buen paso ni le quedó un grato recuerdo de su temporada en el club de La Ribera.

De hecho, el arquero contó haber tenido una fuerte disputa con Juan Román Riquelme en su paso por el club de la Ribera. Y dijo que fue el actual vicepresidente xeneize “quien echó a Falcioni de Boca, eso lo sabe todo el mundo, pero nadie lo dice, porque si te enfrentás con Román, vas para afuera».

«Cuando uno llega a Boca piensa que va a ser una cosa y es otra.  Riquelme es un compañero pero no te ayuda, porque solamente piensa en sí mismo. Con Riquelme nadie se puede enfrentar, un tesorero (Daniel Angelici) se opuso al contrato y luego se lo tuvo que fumar», amplió el Laucha.

Ídolo en Banfield: Cristian Lucchetti, el que no podía jugar de noche pero sigue atajando casi a los 45 años
En Atlético Tucumán también se convirtió en referente.

Por eso, amplió: «La pasé muy mal en Boca. Para jugar allí tenés que ir al psicólogo tres veces por semana. A los seis meses de estar, ya me quería ir. No disfruté para nada mi paso por ahí. Y aunque dice que es feliz y que juega en el patio de su casa, Riquelme tampoco la pasa bien, aunque públicamente diga otra cosa. Porque la realidad es muy diferente».

Volvió a un Banfield que estaba en caída libre y no pudo evitar el descenso; luego de ese episodio y tras varios meses sin cobrar, decidió dejar el club donde había iniciado su carrera profesional.

Cristian Lucchetti y la década en el Decano

Lucchetti estuvo coqueteando con la idea del retiro pero su representante lo convenció de viajar a San Miguel Tucumán. Llegó a un club que no atravesaba su mejor momento pero que estaba creciendo, por lo que en el comienzo firmaba contratos cortos. La frustración por no ascender en 2014 (por reestructuración, subían 10 a Primera) lo motivó para seguir y se consagró al año siguiente, de la mano del Vasco Azconzábal.

Ídolo en Banfield: Cristian Lucchetti, el que no podía jugar de noche pero sigue atajando casi a los 45 años
El Laucha ahora, con los colores de Gimnasia de Jujuy.

Lo que siguió fue histórico y revolucionario para Atlético de Tucumán y toda la provincia: peleó torneos, se clasificó a copas internacionales (LIbertadores y Sudamericana) y llegó a jugar la final de la Copa Argentina. Lamentablemente para él, no pudo atajar en ese partido por una lesión que sufrió en las semi ante Rosario Central.

Ricardo Zielinski fue otro de los DT que lo marcaron en su carrera: con la misma simpleza de Garisto, el Ruso se constituyó en arquitecto de un Atlético que fue orgullo para la provincia. Con la vuelta de Azconzábal, el panorama cambió para el Laucha: arrastraban algunas diferencias del ciclo anterior y el arquero tomó la decisión de alejarse de la institución.

El arquero que va por un récord, aunque sin buscarlo

Actualmente en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, el viejito que cumplirá 45 años el 26 de junio es compañero de algunos jóvenes que andan en la misma franja etaria que su hija, de 18. Aunque no pretende superar a Hugo Orlando Gatti, el arquero más longevo de la Primera División, sí aspira a retirarse con el Lobo en la máxima categoría.

El arquero que nació delantero y nunca logró disfrutar del arco acarreó un mito durante toda su carrera, que resultó ser falso: su supuesto problema para ver de noche fue impulsado por un compañero que quería sacarle el puesto, cuyo nombre evita pronunciar en público.

La historia del hijo del Turco García que juega en Los Andes: el increíble tatuaje que se hizo para homenajear a su papá

La familia de Cristian se asentó en Tucumán pero para él, amante de las motos de alta cilindrada, la distancia no es tan larga. Con más de 26 años de carrera profesional, el ídolo de Banfield hoy disfruta de sus últimos seis meses de contrato. Y así de nuevo, hasta que decida ponerle punto final a su trayecto futbolístico. Seguramente como delantero en Luján Sport Club.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
tren Belgrano Sur, frecuencia de horarios
Buenos Aires. Sociedad

El tren Belgrano Sur, afectado por la crisis: hay menos servicios y creció la frecuencia de horarios entre González Catán y Pompeya

Marcos Paz, violador serial, Franco Brauton
Buenos Aires. Policiales

La escalofriante historia detrás de Franco Brauton: es hijo de un violador serial y lo condenaron por el abuso contra cuatro mujeres

Las líneas de caja del Banco Provincia reciben a cientos de clientes a diario en sus sucursales del Conurbano y CABA,
Buenos Aires. Sociedad

El Banco Provincia busca cajeros y como requisito solo exige secundario completo: cómo aplicar a la oferta de empleo

policía baleada, Moreno, Florencia Herrera
Buenos Aires. Policiales

Rezan por su vida: el desesperante estado de salud de Florencia Herrera, la policía baleada en Moreno